Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Archipiélago salva el 31,6% de la conectividad aérea de la Semana Santa

Canarias mantiene una tercera parte de las plazas que tuvo hace dos años - Los ocho aeropuertos canarios han reducido una media del 40% el número de operaciones

Dos turistas miran la pantalla con la información de los vuelos . | | ANDRÉS CRUZ

Dos turistas miran la pantalla con la información de los vuelos . | | ANDRÉS CRUZ

La Semana Santa ha insuflado algo de aire al sector turístico de Canarias. No obstante, es un respiro absolutamente insuficiente. Las reservas en los hoteles que permanecen abiertos (una tercera parte) están cerca del 40%, por lo que la ocupación ronda el 10% de la planta hotelera del Archipiélago. Hace dos años, los establecimientos turísticos de las Islas en estas fechas tenían cerca del 95% de sus plazas ocupadas. Las restricciones de movilidad impuestas para frenar el avance de la pandemia de Covid-19 han hecho mella en las plazas aéreas con destino a Canarias, que se han visto reducidas en un 68,4% con respecto a 2019. Entre el 26 de marzo y el 5 de abril –el periodo que comprende la Semana Santa– está previsto que la capacidad aérea sea de 167.055 plazas, frente a las 528.029 que hubo en 2019. De esta manera, el Archipiélago solo ha salvado el 31,6% de los asientos para volar a las Islas en estos días.

Se han perdido ocho de cada diez plazas procedentes de destinos internacionales y cuatro de cada diez con origen nacional. Los países emisores que más han reducido capacidad aérea para venir a Canarias son Finlandia y Rusia, que no cuentan con ninguna plaza en esta Semana Santa; seguidos de Reino Unido, que ha pasado de cerca de 170.000 plazas a algo más de 6.000; Irlanda, que solo conserva 756 plazas de las casi 20.000 que tuvo en 2019; y Noruega, con 360 de las más de 7.000 de hace dos años. En el lado contrario de la balanza está República Checa, que ha incrementado su demanda para venir a Canarias en un 77,6% y ha pasado de las 1.461 plazas que tuvo en la Semana Santa antes de la pandemia a las 2.595 de este año.

Por islas, la más afectada por la reducción de la capacidad aérea regular hacia Canarias es Lanzarote, que ha perdido 73.776 plazas de las 95.942 que tuvo en el mismo periodo de 2019, lo que supone un 76,9%. Le sigue Tenerife, con una merma en las plazas del 69,3% y La Palma con un 68,1% menos de su capacidad aérea. Gran Canaria es la isla que se ha visto menos afectada, pero ha perdido el 63,5% de las planas aéreas para la Semana Santa.

El número de operaciones aéreas previstas en los ocho aeropuertos canarios se ha reducido un 40% con respecto al mismo periodo de 2019. En total se realizarán 5.682 salidas y llegadas, de las que 4.642 tendrán origen o destino nacional o interinsular y 1.040 internacional. Los aeropuertos que más han visto reducida su actividad son Tenerife Sur (-77%), Lanzarote (-60%) y Fuerteventura (-54%)

Compartir el artículo

stats