Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los ERTE incrementan en 23 millones la recaudación de la Renta en Canarias

Hacienda ingresará más en las Islas por el aumento de las declaraciones, que alcanzan las 959.338 v La existencia de dos pagadores obliga a tributar a 30.000 canarios

Los ERTE incrementan en 23 millones
la recaudación de la Renta en Canarias

Los ERTE incrementan en 23 millones la recaudación de la Renta en Canarias

La Agencia Tributaria prevé incrementar este año en 23 millones de euros la recaudación que obtendrá a través de la campaña de la Renta en Canarias. ¿El motivo? Las menores retenciones que el SEPE ha realizado en las prestaciones que han recibido los afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), que ahora los beneficiarios deberán compensar, y el mayor número de contribuyentes obligados a presentar la declaración, al considerarse el Servicio Público de Empleo Estatal como un segundo pagador.

El efecto de los ERTE elevará los ingresos de Hacienda en Canarias durante esta campaña hasta los 449 millones, un 5,4%; al mismo tiempo que reducirá la cuantía de las devoluciones un 1,2%, desembolsando 502 millones de euros. En total, la Agencia Tributaria espera que se presenten 959.338 declaraciones en las Islas.

Estas son las previsiones del organismo estatal para el Archipiélago en el inicio de la campaña de la Renta, que arrancó ayer con la presentación de las declaraciones por internet y que finalizará el próximo 30 de junio.

El director general de la Agencia Tributaria, Jesús Gascón, detalló que a nivel nacional se prevé que el número de declaraciones a ingresar alcance los 5,9 millones, un 5,7% más que el año anterior, como consecuencia de la generalización del sistema de ERTE en 2020. Una cuantía que se elevará no solo por los nuevos contribuyentes obligados a declarar, -ya que la presencia de un segundo pagador rebaja hasta los 14.000 euros anuales los ingresos mínimos para tener que presentarla-, sino también porque de forma generalizada a todos los afectados por uno de estos expedientes se les han realizado menores retenciones que las que hubiera tenido con una única fuente de ingresos, ya que el SEPE no tiene obligación de aplicarlas si abona menos de 14.000 euros al año.

En el caso de Canarias, el asesor fiscal Orlando Luján expone que a pesar de que en las Islas pueden existir menos afectados por ERTE con obligación de declarar, al no sobrepasar los ingresos anuales mínimos al ser las rentas medias de la comunidad autónoma más bajas que la media española, esto se compensa debido a que el Archipiélago “ha tenido un mayor número de trabajadores en ERTE respecto a su población activa”, que deberán ahora equilibrar las retenciones que no se les han practicado a lo largo del año, lo que hará que se incrementen los ingresos de Hacienda en esta campaña.

Algo más de 232.000 trabajadores en Canarias se han visto afectados por la aplicación de un ERTE a lo largo de la crisis sanitaria. Hacienda recordó ayer que esta prestación es un rendimiento al trabajo y como tal está sujeto al IRPF. Sin embargo, no todos los que han visto suspendido su contrato de forma temporal a través de este mecanismo tienen la obligación de presentar la declaración de la renta. Cualquier ciudadano con unos ingresos menores a los 22.000 euros no está obligado a presentar la declaración de la renta. Sin embargo, en el caso de tener dos pagadores, como es el caso del SEPE, la barrera se reduce hasta los 14.000 euros brutos anuales, quedando solo exentos aquellos que hayan percibido menos de 1.500 euros de alguno de ellos.

De esta manera, entre los afectados por un ERTE habrá contribuyentes que no tengan que presentarla por estar por debajo del umbral de los 14.000 euros anuales y trabajadores que sí deban hacerlo para compensar las menores retenciones, entre los que habrá contribuyentes que ya tenían la obligación de realizarla en años anteriores por superar esos ingresos de 22.000 euros y unos 30.000 afectados en Canarias que sí tendrán que presentarla este año cuando no tuvieron que hacerlo en la campaña pasada.

La Agencia Tributaria ha informado de que realizará un envío masivo de cartas para informar a aquellos perceptores de ERTE, que no presentaron declaración en la Campaña de Renta anterior, de su obligación de hacerlo este año. El número asciende hasta los 327.000 en toda España.

Para aquellos contribuyentes afectados por un ERTE que obtengan una declaración positiva, es decir que tengan que abonar dinero a Hacienda, este organismo les permitirá fraccionar sin intereses el pago durante seis meses.

Una fórmula que para Luján supone un respiro para aquellas familias a las que la declaración les salga a pagar y que se verán obligadas a tener que ingresar a Hacienda una cantidad que en algunos casos puede superar los mil euros, a pesar de haber tenido menos ingresos el año pasado. Sin embargo, considera que no sería coherente dejar de considerar al SEPE como un segundo pagador en el caso de los afectados por ERTE. “Surgirían situaciones de discriminación positiva con estas personas, que tributarían menos por lo que han percibido que una persona con los mismos ingresos que no se hayan visto afectada”, aclara.

Bajo su punto de vista, el desacierto ha sido que el SEPE no haya realizado las retenciones oportunas, lo que hubiera evitado que ahora muchos contribuyentes tengan que desembolsar una cantidad importante que de otra manera se les hubiera retenido mes a mes.

Otro problema con el que se pueden encontrar los trabajadores en ERTE es haber recibido abonos indebidos por parte del SEPE y que ahora deban tributar por ellos en la declaración. El director de la Agencia Tributaria apuntó ayer que el servicio de empleo está trasladando a Hacienda información actualizada de estos errores para que sean tenidos en cuenta en la declaración, por lo que recomendó a los afectados esperar antes de presentarla, ya que prevé que antes del final de la campaña todos los datos se hayan actualizado.

Compartir el artículo

stats