Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Solo la mitad de los autónomos canarios retomarán la actividad tras la pandemia

En toda España, cuatro de cada diez trabajadores por cuenta propia bajarán la persiana v Los representantes del sector reclaman ayudas “reales” a la Administración

Un viandante pasa ante un comercio que ha cerrado sus puertas en las Islas | | J.C.CASTRO

Un viandante pasa ante un comercio que ha cerrado sus puertas en las Islas | | J.C.CASTRO

El 41% de los trabajadores por cuenta propia de España tendrán que cerrar sus negocios en el momento en que el Gobierno central ponga fin a las ayudas por cese de actividad. Es el resultado del XI Barómetro de Situación presentado ayer por la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA). Su representante en las Islas, Juan Carlos Arricivita, advirtió de que en las Islas la incidencia negativa puede elevarse entre un 10% y un 15% sobre la media estatal.

La alta dependencia de un sector turístico que perdió el paso hace más de un año obligado por la pandemia deja mal parada a Canarias en todas las fotografías de la recuperación. El caso de los autónomos constata la evidencia. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, que presentó el informe, señaló directamente al “proceso de vacunación” como única vía capaz de permitir la entrada de aire a los pulmones del PIB isleño.

Sobre esa misma idea, Arricivita indicó la pertinencia de colocar al Archipiélago como lugar preferente para inmunizar a la población cuanto antes. Son 193.000 los autónomos que en toda España tendrán que bajar la persiana, según ATA.

El colectivo ha perdido más de 75.000 millones de euros desde que irrumpió la pandemia y casi un tercio de los que están dados de alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos) declaran, que han dejado de ingresar más de 30.000 euros.

Juan Carlos Arricivita demanda flexibilidad si realmente se quiere ayudar al colectivo

decoration

En el Archipiélago se mantienen al pie del cañón poco más de 129.000. “Claro, muchos cobran el cese de actividad, en realidad ocurre como con los ERTE y el paro, nadie puede decir que ninguno de los afectados va a mantener su puesto cuando se acaben las ayudas”, señaló Arricivita.

Para Lorenzo Amor, se hacen necesarias medidas concretas y apegadas a la situación real como la suspensión del pago de las cuotas de la Seguridad Social durante cuatro meses. “Luego se verá quiénes pueden seguir adelante, pero no creo que deba dedicarse el dinero público al pago de esas cuotas”, expuso.

Es decir, de nada sirven las ayudas por cese de actividad si ese ingreso tiene que destinarse a pagar a la propia Administración. No obstante, el 21,2% de los trabajadores por cuenta propia muestran su disposición a solicitar una prórroga en el caso de que el Gobierno decida ampliar las prestaciones por más tiempo.

También en este punto Juan Carlos Arricivita se preguntó por qué el Gobierno canario detrae 80 millones del paquete inicial de 164 millones de euros anunciados como ayudas a las empresas para pagar el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) de los hoteles. “Claro que también hay que ayudar al sector alojativo, pero sería más lógico que se condone el pago y dedicar el dinero a ayudar a más empresas de las que finalmente van a recibir las ayudas”, reclamó el presidente de ATA Canarias.

Arricivita lamentó que haya un gran número de negocios que vayan a quedarse sin poder acceder a las subvenciones por encuadrarse en epígrafes que los gobiernos central y canario han dejado fuera por no considerarlos afectados. “Luego están cuestiones como que haya que estar al día en los pagos a la Seguridad Social o Hacienda”, ironizó, A estas altura son gran mayoría los negocios que acumulan recibos pendientes, por lo que el representante de ATA en las Islas demandó “más flexibilidad si realmente quieren ayudar”.

Un millón de negocios soportan morosidad, también de la Administración

decoration

El barómetro presentado ayer pone de manifiesto que los problemas se acumulan a estas alturas. Un millón de autónomos de todo el país sufren para cobrar los trabajos que realizan. Lo que resulta especialmente sangrante a la organización de representación de los trabajadores por cuenta propia es que en 450.000 de los casos la morosidad provino de la Administración Pública en alguno de sus niveles.

Arricivita señaló que es el momento de adoptar medidas que realmente ayuden a sostener a los autónomos. “La solución está ahí”, afirmó en relación a la vacuna. En su opinión, el esfuerzo realizado por el Gobierno central en ayudas directas –7.000 millones para todas las comunidades– está muy lejos de los 50.000 millones aportados por el estado danés “solo para la hostelería”.

Compartir el artículo

stats