Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jorge Marichal lleva a elecciones a la confederación hotelera tras su condena

La CEOE preparaba la expulsión de la Cehat, la patronal española de hoteles, por vulnerar su código ético | Marichal quiere “confirmar y ampliar el apoyo recibido”

Jorge Marichal. | | LP/DLP

Jorge Marichal. | | LP/DLP

El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat), Jorge Marichal, convocó ayer elecciones para la presidencia de la organización –a las que se presentará– tras conocerse su condena por un delito contra la Hacienda pública. Marichal recibió el apoyo del comité ejecutivo de la Cehat el miércoles de la semana pasada después de que este diario publicara el lunes la sentencia que lo condena a dos años de cárcel, multa de 585.896 euros y pérdida de la posibilidad de obtener ayudas públicas e incentivos fiscales, pero el empresario tinerfeño quiere seguir al frente de la patronal hotelera nacional tras lograr el respaldo de sus compañeros en las urnas. Su objetivo es “confirmar y ampliar el apoyo recibido” por el comité ejecutivo de la Cehat. Las elecciones a la presidencia de la confederación hotelera se celebrarán en un mes.

La convocatoria electoral se produce cuando la relación entre la Cehat y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales –la CEOE, a la que la Cehat está asociada– se encuentra al límite. En realidad al borde de terminarse. En la CEOE preparaban la expulsión de la patronal hotelera por vulnerar su código ético y de buen gobierno. Con la presidencia de la Cehat en disputa se abre ahora un compás de espera hasta ver si Marichal renueva o no el cargo.

Nada más publicarse la sentencia condenatoria del Juzgado de lo Penal número 8 de Santa Cruz de Tenerife –dictada en julio de 2019 y confirmada en su totalidad por la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife en mayo de 2020–, la CEOE reaccionó con la apertura de un expediente sancionador. El expediente apenas tuvo recorrido porque el hotelero tinerfeño dimitió en la misma tarde del lunes de los dos cargos que ocupaba en la CEOE: la vocalía de la junta directiva y la presidencia del Consejo de Turismo. La gran patronal del país, que preside Antonio Garamendi, aceptó la dimisión del empresario, que también puso su cargo a disposición del comité ejecutivo de la Cehat.

Los empresarios renovarán o elegirán nuevo presidente en el plazo de un mes

decoration

Sin embargo, en la confederación de hoteles y alojamientos no siguieron los pasos de la CEOE y, en cambio, ratificaron el “firme respaldo” a su presidente. Algo que un día antes, el martes, ya había hecho la directiva de la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel), la patronal sectorial provincial que también preside Marichal. Así pues, mientras que la CEOE inició de inmediato el procedimiento que establece su código ético y aceptó la dimisión de Marichal, la Cehat caminó en sentido contrario y lo confirmó en la presidencia. Una disparidad de criterios que enfada a Garamendi y que dinamita la relación entre el comité ejecutivo de la Cehat y la cúpula de la CEOE.

En la patronal hotelera española creen que no han vulnerado el código ético y de buen gobierno de la CEOE al mantener a Marichal en la presidencia. Pero el particular manual de conducta y buenas prácticas de la gran patronal del país especifica que deben respetarlo todos sus afiliados, es decir, “todas aquellas personas o entidades que sean miembros de pleno derecho, miembros asociados o representantes de unos y otros”.

El código ético y de buen gobierno de la patronal recoge que el miembro de la organización debe comunicar la apertura de cualquier procedimiento judicial penal en su contra. En el caso de Marichal, ya había sido condenado al llegar a la CEOE pero no informó de su situación. Fue esto último lo que más molestó en el seno de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales, donde no tenían ni idea de que el hotelero tinerfeño estuviera condenado en vía penal. Por el contrario, en la Cehat entienden que se trata de un caso “particular” por el que Marichal no tenía que informar.

En la CEOE se abre un compás de espera cuando la relación con la Cehat está al límite

decoration

De momento, la única voz pública discordante entre los hoteleros ha sido la de Jaime García-Calzada, que ha dimitido de la vocalía del comité ejecutivo de la confederación española. El empresario riojano, quien precisamente sustituirá a Marichal al frente del Consejo de Turismo de la CEOE, avanzó su decisión al diario digital especializado en información turística Hosteltur, donde explicó que “no comparte” la decisión del tinerfeño de seguir al frente de la Cehat. No obstante, García-Calzada explicó a este diario que valora la trayectoria profesional de Marichal y su labor al frente de la Cehat y aprovechó para negar que dijera “si no dimite él, dimito yo”, como informó Hosteltur.

Marichal fue condenado por una operación de compraventa de nueve apartamentos en 2009 como administrador mancomunado de Marmon Atlantis. Esta empresa vendió los inmuebles a otra empresa vinculada y no declaró las cantidades en el Impuesto sobre Sociedades, con lo que defraudó cerca de 300.000 euros.

Compartir el artículo

stats