Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La limitación del ‘pasaporte covid’ decepciona a los hoteleros canarios

Las restricciones adicionales que puede imponer cada país dificultan la reactivación en verano

Turistas a su llegada al aeropuerto de Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

Turistas a su llegada al aeropuerto de Gran Canaria. | | ANDRÉS CRUZ

Muchos esperaban que fuese un mecanismo que permitiese reactivar de una vez por todas la actividad turística este verano. Sin embargo, las limitaciones que la Unión Europea (UE) ha impuesto al conocido como pasaporte de vacunación, –al permitir que los países miembros puedan aplicar restricciones adicionales si así lo requiere la situación sanitaria–, han vuelto a echar por tierra las esperanzas del sector hotelero canario, que sigue viendo en el avance de la vacunación la única alternativa para poder volver a trabajar.

Del certificado verde digital de vacunación, como se llama de forma oficial, se lleva hablando desde hace mucho tiempo. Fue presentado el pasado mes de marzo, cuando se informó de que a través de él se podrían acreditar tres conceptos: que la persona ha recibido la vacuna, que se ha recuperado de la enfermedad o que ha recibido un resultado negativo de una prueba diagnóstica recientemente. Se ideó como herramienta para impulsar la actividad turística y, por eso, había prisa porque estuviera todo listo antes del verano.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se mostró ayer convencida de que el turismo regresará a España a partir de junio gracias a la vacunación y a este certificado verde digital, cuyo proceso de implantación ya ha comenzado y se prevé que pueda estar operativo ese mismo mes. “En España esperamos estar en disposición de garantizar esa movilidad segura a partir de junio”, afirmó la ministra, quien reiteró que se está detectando un incremento de tendencia positiva “gradual” tanto en las reservas en islas como en aerolíneas.

Sin embargo, las patronales turísticas canarias no son de la misma opinión y aseguran desconocer de dónde extrae la ministra los datos que maneja, ya que son diametralmente opuestos a los suyos. Ni se están incrementando las reservas en Canarias, ni tampoco consideran que con los pronósticos actuales la actividad pueda relanzarse en el mes de junio.

Las patronales niegan un aumento de reservas con las nuevas perspectivas

decoration

“Lo que le pedimos a la UE es que habilitase unas medidas claras y uniformes para viajar y eso no se ha conseguido”, lamenta José María Mañaricua, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FETH). Unas normas claras que se debieran cumplir para moverse por todo el territorio europeo, aunque fuera una combinación del propio pasaporte y alguna prueba de diagnóstico.

La flexibilización que esta semana aprobaron los países miembros supone que en la práctica cualquiera de ellos pueda añadir solo con 48 horas de antelación restricciones adicionales y obligar, por ejemplo, a cumplir una cuarentena a los viajeros que retornen de ciertos territorios si la incidencia del virus es alta. “No habrá un certificado que te habilite para volar, por lo que la situación será igual que hace un año, con cada país poniendo sus propias normas”, evidencia.

Para Susana Pérez, presidenta de la Asociación Insular de Empresarios de Hoteles y Apartamentos de Lanzarote, esta decisión europea “vuelve a dificultar” la reactivación turística que tanto necesita el Archipiélago. “Lo que nos vamos a encontrar en vez de con una única norma es con diferentes casuísticas en cada uno de los países”, algo que bajo su punto de vista solo generará “confusión en los viajeros”.

Pérez también quiso negar que los hoteles estén experimentando un incremento en sus reservas, tal y como indicó la ministra Maroto hace unos días. “No es cierto en absoluto”, recalca, al tiempo que confirmaba que “las reservas continúan paradas a pesar del anuncio del fin del estado de alarma”, por lo que los establecimientos no tienen demanda de nacionales ni tampoco de extranjeros.

Los empresarios consideran que la primera parte de la temporada está “perdida”

decoration

La misma percepción tienen en Fuerteventura. El presidente de su patronal hotelera, Antonio Hormiga, afirmó que las palabras de la ministra “no son la realidad” y aclara que con las conexiones aéreas reducidas al mínimo “cómo van a poder reservar nuestros turistas si no tienen cómo llegar hasta aquí”. Aunque considera que la situación puede cambiar cuando los países emisores reactiven de nuevo los viajes internacionales, señala que Europa “nos ha dejado tirados”, al no haber adoptado un criterio propio entre todos los países para poder viajar.

“Somos hoteleros y vemos que no existen reservas en nuestros sistemas”, concreta Mañaricua y aclara que “en los meses de mayo y junio solo estamos teniendo cancelaciones”. De ahí el desconcierto del sector al escuchar a Maroto anunciar una reactivación en junio. “Ha existido una falta de liderazgo de la ministra en el Gobierno de Sánchez y de España en la Unión Europa para instaurar medidas unificadas”, valora. Una situación que les hace prever “un primera parte del verano perdida” y muchas incertidumbre a partir de julio”.

Compartir el artículo

stats