Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | El retorno de la actividad alojativa

Londres evaluará aparte a las Islas para decidir si reactiva el negocio turístico

El secretario de Transporte británico admite que la valoración de la evolución de la pandemia en los territorios insulares debe realizarse al margen de los estatales

Yaiza Castilla y el periodista Antonio Salazar, ayer en Futurismo.

Yaiza Castilla y el periodista Antonio Salazar, ayer en Futurismo. La Provincia

Reino Unido analizará de manera independiente la situación de la pandemia en los destinos insulares para permitir los viajes de sus ciudadanos a ellos. De prosperar el anuncio, realizado por el secretario de Transporte británico, Grant Shapps, Canarias solo tendría que preocuparse por sus propias tasas de contagiosidad o vacunación, entre otras, y no dependería de la media española para la reactivación de las relaciones con su principal mercado emisor.

“(...) Shapps ha anunciado la creación de listas verdes en las que se incluirían las islas de España, Portugal y Grecia. Importante anuncio para Canarias ante el peso del turismo británico en nuestra economía”, escribió ayer en su cuenta de Twitter el presidente, Ángel Víctor Torres.

El semáforo verde lo determinarán los contagios o las nuevas cepas, entre otros

decoration

Las buenas noticias no abundan desde hace más de un año y no es que esta no lo sea, pero el jefe del Ejecutivo autonómico olvidó tener en cuenta que no se estará en esas “listas verdes” por ser islas, sino porque la evolución de la pandemia lo permita.

No obstante, si se concreta el anuncio del secretario de Transporte de Boris Johnson, el Archipiélago no dependerá de que otras comunidades autónomas opten por seguir políticas blandas al establecer las restricciones sanitarias y que estas deriven en un incremento de la tasa de contagiados por cada cien mil mi habitantes o, también, de la presión hospitalaria.

¿Qué criterios habrá de cumplir Canarias para estar en el catálogo de vacaciones de los británicos? Se sabrá en mayo, pero solo quedar al margen de la media de España ya supone un soplo de aire fresco. Sí se ha avanzado que Downing Street tendrá en cuenta, además de la tasa de incidencia –ayer por encima de 100 casos por cada cien mil canarios en los últimos catorce días, lo que no es buena noticia–, el porcentaje de población vacunada, la prevalencia de nuevas cepas y el acceso a datos fiables.

La presión de las patronales de los viajes de Reino Unido también ha sido fundamental

decoration

Desde el primer momento, la Consejería de Turismo del Gobierno de Canarias defendió la pertinencia de excluir a las Islas de la valoración global del Estado. Su lejanía del territorio peninsular y la fragmentación permitían controlar las entradas y salidas de personas y, con ello, la aparición de nuevos brotes en lo que al turismo se refiere.

Es cierto que la dependencia que la economía canaria tiene del turismo convierte en cuestión urgente la reactivación del sector. Solo de ese modo podrán volver a sus puestos de trabajo las decenas de miles de personas que continúan afectadas por expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). No se aleja más de la verdad el hecho de que el negocio alojativo mueve miles de millones de libras en Reino Unido.

Por tanto, Canarias tiene aliados en su demanda de reactivación del turismo. La presión ejercida por la patronal de turoperadores y agencias de viajes británica (ABTA, Association of British Travel Agents) y la realizada por las compañías aéreas –Jet2 apostó decididamente por las Islas justo antes de estallar la pandemia– también han servido para allanar el camino.

“Arma de construcción masiva”

El simposio Futurismo sentó ayer a la misma mesa a los responsables de turismo de Canarias, Yaiza Castilla; Baleares, Francesc Mateu; Andalucía, Manuel Pablo Muñoz; Comunidad Valenciana, Francesc Colomer, y al director general de Turespaña, Miguel Sanz. El diálogo se centró en la Gestión de corredores seguros y promoción de destinos, y la conclusión coral fue que la pandemia ha cambiado de manera brusca ha cambiado el negocio de manera diametral. En algunos aspectos positivos los ha acelerado, como en todo lo referente al protagonismo que la sostenibilidad ha cobrado para los clientes. Sobre la reactivación y el futuro de la actividad, Colomer dejó una frase que resume el evento: “El turismo salvará al mundo, porque es un arma de construcción masiva”. 

Compartir el artículo

stats