Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las eléctricas velan armas para la batalla de la transición energética en Canarias

Afloran las iniciativas de grandes grupos, con el hidrógeno verde como fuente principal para sustituir a los hidrocarburos

Parque eólico situado en el municipio majorero de Antigua. | CARLOS DE SAÁ

Parque eólico situado en el municipio majorero de Antigua. | CARLOS DE SAÁ

Hay obligación –compromisos de reducción de gases nocivos– y existe financiación –fondos europeos (Next Generation)–, por lo que la transición energética en Canarias hacia tecnologías más limpias se dirimirá en el corto plazo. Los operadores toman posiciones y adoptan diferentes estrategias para hacerse con parte de un negocio, el de la generación eléctrica gestionable, que copa en la actualidad Endesa.

La empresa Mix Energético de Transición (MET) de Canarias asomó el pasado otoño. Caras conocidas del mundo de las energías limpias como el propio presidente de la Asociación Canaria de Energías Renovables, Enrique Rodríguez de Azero, promueven un proyecto que contempla la inversión de 800 millones de euros y ahorrará a la atmósfera la emisión de miles de toneladas de dióxido de carbono (CO2) al año.

El martes, Disa y Enagás hacían pública su alianza para la creación del Clúster Hub Hidrógeno Renovable Canarias. Global, Titsa, Guaguas Municipales, Toyota Canarias, Grupo Domingo Alonso, las autoridades portuarias de las dos provincias, Astican, Boluda, Navantia, la patronales turísticas del Archipiélago, Grupo Satocan y varias instituciones públicas –las universidades canarias entre ellas– se han sumado al proyecto.

La inversión inicial será de 100 millones de euros, “pudiendo llegar hasta los 1.000 millones en 2030” y la iniciativa, como también la de MET, “aspira a obtener cofinanciación pública, a través de los fondos europeos Next Generation” para la recuperación económica de los países miembros de la Unión Europea (UE).

Dos maneras distintas de salir a la palestra y dos momentos diferentes. Llegarán más, porque si los fondos europeos deben servir, como se comprometieron todos los miembros de la UE, para dar un salto de calidad (en lo medioambiental en este caso), este es el momento preciso en el que debe darse.

Los fondos europeos animan a las compañías y los proyectosse multiplican

decoration

También Endesa se muestra decidida a mantenerse en el tablero como actor hegemónico. La Ley 17/2013 impulsada por el entonces ministro José Manuel Soria impide otorgar retribuciones para completar las que dicte el mercado a las nuevas instalaciones de empresas que ocupan el 40% (o más) del mercado de la generación. Endesa supera ampliamente ese porcentaje en Canarias.

Hace solo ochos año de aquello, pero ha llovido en abundancia desde entonces. El objetivo que declaraba aquella norma era el de propiciar la llegada de nuevos operadores que erosionaran la situación de monopolio en la generación de electricidad convencional. Hasta la fecha, el método empleado para ello es la combustión de hidrocarburos en las centrales térmicas con las que cuenta en el Archipiélago la compañía cuyo consejero delegado es José Bogas.

Las retribuciones específicas que hacían competitivos los parque eólicos en Canarias a pesar de su menor extensión y la menor durabilidad por la agresión del ambiente marino han pasado a mejor vida. Tienen lógica esas y otras ayudas, además de la ecológica. A pesar de pagar más caro el megavatio hora que en la Península, todavía el coste es menor que el de quemar los aún más costosos derivados del petróleo.

Sin embargo, esa forma de retribución ya no existe. Canarias lleva ya tres subastas de potencia –dos eólicas y una fotovoltaica– en las que son los fondos europeos (Feder) los que animan la inversión. Es decir, la ayuda se recibe al inicio y no durante toda la vida útil de los proyectos en función de la energía generada.

Es una de las diferencias con respecto al escenario que propició la Ley 17/2013 y que, de hecho, frenó las pretensiones de Endesa de entrar en el negocio de la eólica con las mismas condiciones que sus competidores. Hoy, cuando se trata del mercado de la energía gestionable (no depende de que haya viento o sol), esta compañía entiende que nada le impide desarrollar un papel protagonista.

Los operadores instan al ministerio a abrir el proceso de concurrencia competitiva ya

decoration

“Los mecanismos previstos en la legislación actual permiten convocar un concurso de concurrencia para mejorar el parque de generación existente por medio de la sustitución, no necesariamente de la ampliación de potencia”, señalaron ayer fuentes de dicha empresa. Precisamente, Bogas reclamó hace menos de dos semanas la apertura de ese proceso para garantizar el suministro durante la transición.

En buena lógica, si se abre de manera inmediata, los competidores tendrán más problemas para completar todo el proceso administrativo. Esa ley Soria también señala que, en aras de garantizar el suministro, si no aparecen otros aspirantes, el tope del 40% se convierte en papel mojado.

Viento, sol y olas son la energía del mar canario

Las energías renovables marinas con mayor potencial en las Islas son la eólica, la undimotriz y la fotovoltaica flotante, según la Estrategia de Energías Renovables Marinas de Canarias, elaborada por la Consejería de Transición Ecológica del Gobierno canario. Con esta estrategia se persigue que el Archipiélago pueda aprovechar al máximo su potencial en energías renovables y, además, lo haga de forma ordenada. Para su elaboración se han analizado las posibilidades de implantación, teniendo en cuenta las características específicas de Canarias y las diferentes restricciones señaló el consejero, José Antonio Valbuena. Del estudio se concluye que Canarias es una de las comunidades autónomas del territorio nacional con mayor potencialidad para la puesta en marcha de parques eólicos principalmente de tecnología flotante, subrayó la directora general de Energía, Rosana Melián. De acuerdo con el análisis realizado, habría zonas aptas para la instalación de entre 5 y 14 gigavatios. Dentro del grupo de las energías oceánicas, la que mayor interés tendría en Canarias sería la undimotriz por cuestiones relacionadas con el recurso de olas y habría potencial para instalar hasta 300 megavatios, principalmente en el norte de las islas. En lo que se refiere a la fotovoltaica flotante, en Canarias esta tecnología podría ser especialmente interesante en zonas portuarias y otros grandes consumidores ubicados en zonas próximas a la costa, aprovechándose espacios que actualmente no tienen un uso destacado para producir energía. | Efe

La energética de referencia en el Archipiélago asegura que el compromiso lo ha demostrado “a base de inversiones” y que ha sido ese esfuerzo el que le permite aparecer hoy como referente absoluto. En el actual “escenario de transición energética, la compañía quiere mantener esta posición privilegiada”, detallaron.

Otras empresas también han solicitado al Ministerio para la Transición Ecológica que se active el proceso para competir con Endesa y ocupar parte del espacio que esta llena en las Islas hoy. La batalla amenaza con llegar a las autoridades europeas que regulan la competencia. Están en juego miles de millones de euros, tanto públicos como privados, miles de empleos y evitar miles de toneladas de CO2 y partículas nocivas contaminantes.

Compartir el artículo

stats