Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Norwegian cierra sus bases en las Islas y deja en el aire 186 puestos de trabajo

La aerolínea escandinava anuncia el despido del 85% de sus trabajadores en toda España

Avión de Norwegian dedicado al autor canario Benito Pérez Galdós. | | LP/DLP

Avión de Norwegian dedicado al autor canario Benito Pérez Galdós. | | LP/DLP

La compañía aérea Norwegian comunicó ayer a los sindicatos su intención de despedir a 1.191 trabajadores en España, un 85% del total de su plantilla en el país. La decisión implica, además, el cierre de las dos bases que mantiene operativas en Canarias –Gran Canaria y Tenerife Sur–, en las que trabajan un total de 186 personas entre pilotos (65) y tripulantes de cabina y personal de tierra (121).

A través de un comunicado, la aerolínea explicó que su política de despidos es «consecuencia del cese de operaciones de larga distancia y del redimensionamiento, a la baja, de sus operaciones de corta distancia». Por tanto, también cesará la actividad de largo radio desde Barcelona, mientras que las rutas de corto alcance sufrirán un importante recorte.

No obstante, fuentes de la compañía aérea insistieron en que el cierre de sus bases canarias no puede traducirse de manera automática como una retirada total de este mercado. La estrategia que presentará para el escenario de recuperación podría mantener rutas con las Islas. «Seguramente se hará, pero con tripulaciones basadas en los países nórdicos», explicaron las mencionadas fuentes.

La crisis desatada por la pandemia en el sector de los viajes ha terminado de propiciar la concreción de un escenario que ya llenó de dudas a la compañía en el pasado. Al inicio de 2019 puso sobre la mesa la posibilidad de echar el candado a sus bases canarias. Sin embargo, cinco meses después comunicó que sus estrategas iban a repensar el camino a tomar.

Como resultado, en septiembre prescindieron de Madrid pero decidieron mantener abiertos sus cuarteles grancanario y tinerfeño. “El nuevo —y siempre cambiante— entorno competitivo y el exhaustivo análisis comercial resultante, han llevado a la conclusión de que Norwegian ahora está en una mucho mejor posición en el mercado canario” dijeron entonces.

Por más que el episodio tuviera un final feliz en aquella ocasión, los vaivenes pusieron negro sobre blanco las dificultades que atravesaba el negocio del transporte aéreo en general. Basta echar la vista atrás solo medio año más (verano de 2018) para observar que la misma compañía incluso abrió una base operativa en Tenerife Norte para colocar otro avión en el Archipiélago que le permitiera atender la alta demanda de billetes en todas sus conexiones con la Península.

Hasta ocho aviones llegó a tener basados en Canarias la aerolínea escandinava: cuatro en Gran Canaria, tres en Tenerife Sur y uno en Tenerife Norte. Sin embargo, poco más de medio año después, se planteó marcharse tal y como hace ahora. La dura competencia y los problemas de entrega de los 737 MAX de Boeing –proveedor de Norwegian– variaron el panorama en tan escaso tiempo,

Tras conocer ayer la intención de la empresa, que solo mantendrá abiertas en todo el país sus bases de Alicante y Málaga (un solo avión en cada una), el sindicato USO comunicó que trabajará junto al Sepla para «mantener el máximo número de empleos de las tripulaciones basadas en España, así como sus derechos laborales».

«Con tempos e instrumentos diferentes, debido a los diferentes regímenes legales en vigor, se trata de un proceso de reestructuración que Norwegian ha llevado a cabo en todos y cada uno de los mercados donde la compañía ya tenía operaciones: los países nórdicos, Reino Unido, EEUU, Italia y Francia», expuso la empresa para mostrar que no se trata de una decisión aislada que tenga al país en el punto de mira.

De hecho, subrayó su «compromiso de mantener una presencia permanente en España, en un momento en que la compañía se ha retirado de todos su mercados, excepto los escandinavos». Por lo tanto, «de ahora en adelante la compañía solo mantendrá una presencia permanente en Escandinavia y España».

En el año 2019, Norwegian contaba con una flota que integraban 156 aviones, de los que 37 operaban en rutas de larga distancia y 119, de corta. Los planes para este 2021 es tener alrededor de medio centenar de aviones de corta distancia o pasillo único e incrementar esta flota hasta las 70 aeronaves en 2022. Para ese año, los rectores de la compañía esperan una fuerte recuperación de la demanda.

Bruselas se abre a abrir

La Comisión Europea cree que ha llegado la hora de aliviar las restricciones de viajes no esenciales a la UE para los ciudadanos de terceros países y reabrir las fronteras también a los turistas extracomunitarios vacunados contra el covid. Al menos a aquellos que hayan sido inmunizados con las vacunas autorizadas por la Agencia Europea del Medicamento. La propuesta, presentada ayer, será analizada mañana por los embajadores de los Veintisiete que tendrán la última palabra. El objetivo es lograr un acuerdo para finales de mes. Actualmente, solo los ciudadanos procedentes de siete países extracomunitarios pueden entrar por razones no esenciales en la UE. En esa lista figuran todos aquellos procedentes de un país con menos de 25 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días: Australia, Nueva Zelanda, Ruanda, Singapur, Corea del sur, Tailandia y China, aunque a expensas de reciprocidad. La propuesta de la Comisión aboga por elevar este umbral a quienes procedan de países con menos de 100 casos, y a las personas plenamente vacunadas y que hayan recibido al menos 14 días antes de su llegada la segunda dosis de la vacuna. Caben ahí los procedentes de Israel y Reino Unido. | S.M.

Compartir el artículo

stats