Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ana Francés Secretaria de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT

«Todo no podrá ser teletrabajo, pero es algo que ha venido para quedarse»

Ana Francés, en el despacho que venía ocupando en Canarias. | LP/DLP

Ana Francés, en el despacho que venía ocupando en Canarias. | LP/DLP

Ana María Francés Roger (Puerto del Rosario, 1974) es la nueva secretaria de Salud, Servicios Sociosanitarios y Dependencia de UGT. Curtida en el sindicalismo en Fuerteventura y tras pasar por la regional, se enfrenta ahora desde la atalaya de Madrid a la pelea por coser para siempre las costuras que la pandemia hizo estallar en la primera línea de combate. Más allá de los aplausos de reconocimiento, demanda más medios.

¿Por qué colocarse en este momento al frente de las reivindicaciones de uno de los servicios más protagonista y sensible durante la pandemia?

Como sindicalista de base, el compromiso viene de serie. Son muchísimos años luchando por un sector muy castigado, sobre todo en Fuerteventura, donde todo el mundo sabe las carencias que hemos tenido en esta materia. Se ha mejorado mucho, pero queda un largo camino aún por recorrer. El año pasado asumí la responsabilidad regional y eso te da una perspectiva más amplia de los problemas que enfrentan mis compañeros en cada isla.

Discúlpeme, ¿pero no es como meterse en la boca del lobo?

Sé que es complicado, lo asumo. Soy consciente del momento histórico que el sector sanitario atraviesa en todo el mundo. Como profesional del gremio, solo queda asumirlo con ilusión y muchísima responsabilidad.

¿Quién le ha puesto el trampolín para poder dar el salto?

No habría sido posible sin la Federación de Empleados de Servicios Públicos de UGT de Canarias, pero, sobre todo, por el apoyo del secretario general de esta, Francisco Bautista.

¿Su marcha es una pérdida para el sindicalismo canario?

Desde luego que no. El cargo que ahora ocupo es nacional, pero yo tengo un compromiso con las siglas que viene marcado por Canarias y su particular situación.

«Mi nuevo cargo es nacional, pero tengo un compromiso con estas siglas que viene marcado por Canarias»

decoration

¿Puede afirmar que las Islas van a tener sitio en la agenda nacional?

Sin duda.

¿Por ejemplo?

La temporalidad.

Ahora vamos con ello. La Sanidad en UGT es cosa de una canaria, usted; la política sanitaria nacional de otra, Carolina Darias. ¿Ya se conocen?

Me lo ha comentado mucha gente. Es verdad que resulta curiosa la coincidencia. No la conozco personalmente, pero claro que tengo referencias de ella. Es una ventaja, porque no vamos a tener que esforzarnos tanto para explicarle la realidad de la sanidad canaria. Estoy segura de que el diálogo y el buen entendimiento van a estar presentes en cuantas reuniones mantengamos. Durante la celebración de nuestro congreso, la ministra se comprometió a reforzar y ampliar las capacidades del Sistema Nacional de Salud (SNS).

¿Qué es lo primero que va a pedir a la ministra?

En esa línea de reforzar que le comento siempre vamos a sumar. Sí que necesitamos contar con más fluidez en la negociación colectiva y tener más reuniones.

Vamos con la temporalidad. ¿Qué puede hacerse para tener plantillas más consolidadas?

La temporalidad es uno de los grandes problemas que tenemos. Hay que reducir el índice en el SNS. La pandemia puso de manifiesto que las políticas de personal han fracasado. Los límites a la tasa de reposición provocaron un incremento de la temporalidad, que en todo el país es hoy del 46%. Aparte de la precariedad en el empleo, que es otro de los grandes problemas. Como consecuencia de todo ello se ha producido una pérdida de calidad en el servicio. Es que algunas de las listas de empleo temporal se llegaron a agotar en el caso de algunas categorías.

Reducir la temporalidad no es algo que esté en su mano.

De manera exclusiva no, pero lo repetiremos una y otra vez al Gobierno. Entendemos que somos parte de la solución. La calidad del empleo está entre los objetivos y disminuir la temporalidad es una manera de lograrlo.

¿Cómo?

Reduciendo el número de trabajadores temporales adecuando las plantillas orgánicas a las necesidades del SNS. Para ello hay que modificar el estatuto marco respecto a los impedimentos para la creación de plazas que está demostrado que son necesarias y, por otro lado, retirar el límite a las tasas de reposición.

¿Cree que se ha aprendido algo con esta crisis?

Más que creer, confío plenamente en ello. Es la oportunidad de mejorar los servicios de salud.

«Con Darias como ministra no habrá que esforzarse tanto para explicarle la realidad canaria»

decoration

¿Hay que mantener el teletrabajo o es tiempo ya de recuperar la normalidad en todos los centros de trabajo?

El teletrabajo ha venido para quedarse, esa es una de las cosas que confío que se haya aprendido. Eso no significa que todas las labores puedan desarrollarse de este modo. La crisis ha demostrado que se puede teletrabajar, no digo que sea mejor o peor que otra modalidad, pero insisto en que ha venido para quedarse y que nos ha facilitado mucho las labores durante la pandemia.

¿Puede esta crisis significar un paso atrás para una cuestión que ya estaba maltrecha como es la Dependencia?

La pandemia ha puesto de manifiesto que es necesario atender la Dependencia como se merece. Desde 2013 UGT ha venido transmitiendo todas las deficiencias a los ministerios, consejerías, Defensor del Pueblo... No firmamos el último convenio estatal porque castiga más a un sector feminizado y precarizado. Es el momento para mejorarlo. Llevamos más de un año sin acuerdo en la mesa de negociación del octavo convenio estatal. Presentamos una propuesta conjunta con CCOO a la patronal para mejorar las condiciones y no quieren sentarse, bloquean la negociación. Si mejoramos las condiciones laborales, mejoraremos la calidad del servicio y es el momento, estamos obligados a hacerlo.

Compartir el artículo

stats