Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Leve reactivación de la economía isleña que en poco compensa el batacazo de 2020

Canarias, Cataluña y Comunidad Valenciana, únicas que avanzan con un escueto 0,3% del PIB

Canarias está entre las tres únicas comunidades autónomas cuya economía dio ciertos signos de mejoría en el primer trimestre del año con respecto al aciago 2020, pero, aun así, su producto interior bruto (PIB) sufre una caída interanual del 6,1 %, la segunda más intensa de todo el país.

La Autoridad Independiente de Resposabilidad Fiscal (AIReF) publicó ayer sus estimaciones sobre el comportamiento PIB de las diferentes comunidades autónomas entre enero y marzo. Su diagnóstico de la situación económica indica que el PIB de España retrocedió un 0,5 % en marzo con respecto a diciembre y llegó al final del trimestre con una bajada interanual del 4,3%.

Del retroceso trimestral solo se libraron tres comunidades: Canarias, Cataluña y la Comunidad Valenciana, que vieron como sus respectivos PIB avanzaban un 0,3 % con respecto a diciembre.

En datos interanuales, de marzo a marzo, el mayor desplome del PIB lo sufre Baleares, con una caída del 15,0 %, seguida de Canarias, con un retroceso del 6,1 %; Cataluña, con una bajada del 5,0 %; y Andalucía y Madrid, con descensos del 4,0 % ambas.

Le siguen País Vasco (-3,9); Comunidad Valenciana (-3,6); Aragón y Castilla y León (-3,3); Cantabria (-3,2); Navarra, La Rioja, Asturias y Murcia (-3,1); Galicia (-3,0); Extremadura (-2,4) y Castilla-La Mancha (-2,3).

Los datos ponen negro sobre blanco cómo las comunidades más dependientes del turismo se ha visto más afectadas por el frenazo económico.

Y es que el batacazo sufrido por la economía canaria el pasado año a causa del cierre turístico obligado por la pandemia del covid-19 se tradujo en caídas de dos dígitos a partir marzo hasta final de año. El segundo trimestre se cerró con un retroceso del PIB del 24,4%, del 12% en el tercero y del 12,3% en el último. Ni siquiera es posible una comparación con la crisis financiera y económica que arrancó en 2008. La caída de la economía isleña más abultada entonces fue en el segundo trimestre de 2009 y fue del 5,5, el anterior de 5,4.

Compartir el artículo

stats