Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Renta de 20.000 isleños, pendiente de saber cuánto deben al Sepe

El servicio de empleo comunica cada mes a 5.000 ciudadanos las cantidades que deben devolver | La Red brinda la información a quienes ya no están en ERTE

Local comercial cerrado en la calle Triana. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Local comercial cerrado en la calle Triana. | | JOSÉ CARLOS GUERRA

Alrededor de 20.000 canarios están pendientes de conocer cuánto les pagó de más el Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) para realizar la Declaración de la Renta correspondiente al ejercicio 2020. Las oficinas del Sepe están enviando comunicaciones cada mes para reducir el número de contribuyentes que desconocen una información vital de cara a evitarse desembolsos que en realidad no les corresponde realizar. Sin embargo, el 30 de junio termina el plazo para cumplir con el fisco y es más que probable que no todos los obligados a presentar la declaración cuenten con la información exacta para, como ha ocurrido en años anteriores, solventar el trámite en un solo acto.

¿Cuál ha sido el origen del problema?

Las opiniones son múltiples, pero hay una que se impone sobre todas las demás: la inexperiencia. Nunca antes del estallido de la pandemia se había manejado en las oficinas del Sepe un volumen de información tan grande. Además, en torno a procesos como son los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que, si bien eran conocidos desde la reforma laboral de 2012, aparecieron en esta ocasión en el contexto de una casuística que no estaba contemplada.

Si eso era poco, los amagos de reapertura de la planta hotelera, y este es solo un ejemplo de la continua aparición de obstáculos que ha impedido en todo momento el establecimiento de protocolos exactos, provocaron que parte de la plantilla saliera del ERTE para retornar a las pocas semanas o días a la misma situación.

La acumulación de expedientes y la falta de experiencia anterior propiciaron los fallos

decoration

En las Islas llegó a haber más de 200.000 trabajadores con suspensiones totales o parciales, lo que multiplicó la labor en el Sepe de manera exponencial. Además, con la presión de saber que cualquier trámite equivocado podía dejar a una familia sin ingresos.

Inexperiencia también de las empresas, que se han visto obligadas a adquirir una flexibilidad y agilidad en las labores administrativas que nunca antes habían conocido. Parte de los empleados en ERTE total; otra, parcial; ahora, al 50%, o después, al 30% fue demasiado movimiento como para permitir un funcionamiento exacto de la maquinaria.

¿Cómo lo han padecido los asalariados y qué problemas les crea al hacer la Declaración?

Puede entenderse mejor con un simple ejemplo. Supongamos que una empresa puso en marcha un ERTE por seis meses en la confianza de que ese tiempo iba a ser suficiente para que la economía iniciara la remontada, es decir, que bastaría medio año para acorralar a la pandemia. Pasado el tiempo, comprobó que no era así, sino que aún iba a pasar mucho tiempo más antes de que una vacuna permitiera revertir la situación. Por tanto, firmó un nuevo ERTE. Si la comunicación con el Sepe falló, surgieron problemas.

Por ejemplo, los ficheros con las circunstancias del personal pudieron llegar tarde. O bien en el departamento estatal de empleo no tuvieron un buen día entre tanto expediente y cometieron un error. En suma, muchos trabajadores que seguían en ERTE se encontraron con que la empresa les pagaba una parte de su salario y el Sepe la totalidad de una prestación por desempleo, una cantidad mucho mayor de la que realmente correspondía. Ahora tienen que devolver lo que no es suyo y les llegó sin hacer nada para que así sucediera, pero a los efectos de la Agencia Tributaria, en sus datos fiscales consta que han percibido esas cantidades, lo que eleva la base imponible y provoca que la cantidad que tienen que devolver a Hacienda sea mayor.

¿Qué están haciendo el Sepe y la Agencia Tributaria para arreglar el problema?

El Sepe ha comunicado a la Agencia Tributaria la lista que integran quienes están pendientes de regularización, esto es, en proceso de devolver ese dinero que nunca debió llegarles. Además, desde el servicio de empleo se están enviando cartas a los afectados para aclararles cuál es su situación exacta.

Se giran alrededor de unas 5.000 comunicaciones al mes. No puede hacerse con todos al mismo tiempo porque el personal del Sepe se vería desbordado para atender en tiempo las reclamaciones de los ciudadanos. Consumir el plazo de respuesta conlleva iniciar el trámite desde cero, por lo que los afectados volverían a recibir la misma carta que al inicio y se generaría un embrollo mayor.

¿Qué pueden hacer los ciudadanos para evitar problemas?

Los asesores fiscales recomiendan a los afectados no tener prisa este año por presentar la declaración. Esa demora tiene como objetivo dar tiempo para que llegue la comunicación del Sepe. El plazo para hacerlo finaliza el próximo 30 de junio.

Si sucede así, se terminó el problema. En cambio, si se acerca el día final del mes próximo –no apurar hasta la última semana–, sin tener noticias, puede solicitarse una cita o exponer el caso por teléfono o correo electrónico ante el propio Sepe. En su página web (www.sepe.es), están todos los datos para entablar la comunicación.

Los ciudadanos pueden solicitar cita previa en la web del Sepe para conocer al detalle su situación

decoration

Ahora bien, también es posible realizar la declaración de la Renta, pagar más de lo que corresponde y recuperarlo posteriormente a través de la realización de una declaración complementaria cuando la deuda con el Sepe quede saldada y, por tanto, demostrado que se ha tributado por unos ingresos superiores a los reales.

¿Lo pone más fácil no seguir cobrando este año del Sepe?

Sí. Para dejar el saldo a cero, el Sepe no está ingresando a aquellos que continúan en ERTE. Sin embargo, hay quienes solo recibieron cantidades de más en 2020 y estos sí pueden conocer la cuantía de la deuda. ¿Cómo? Basta con teclear en Google «cómo va mi prestación». El DNI y el teléfono móvil son suficientes para tener acceso a dicha información.

Sin embargo, quienes aún continúan cobrando del Sepe en 2021, pueden saber cuánto deben, pero no qué parte de esa cantidad corresponde al año 2020.

Compartir el artículo

stats