Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus | La recuperación del turismo

El fin del estado de alarma no anima la reapertura de hoteles en Canarias

Los establecimientos alojativos de las Islas aguardan por la relajación de las medidas para viajar que actualmente deben cumplir británicos y alemanes

Reapertura hace once meses del hotel RIU Gran Canaria, en Meloneras. | | ANDRÉS CRUZ

Reapertura hace once meses del hotel RIU Gran Canaria, en Meloneras. | | ANDRÉS CRUZ

Las grandes cadenas hoteleras preparan ya la reapertura de sus hoteles tras decaer el estado de alarma. El fin de los cierres perimetrales permitirá moverse con libertad entre las distintas comunidades autónomas de la España continental y desplazarse a otras ciudades para disfrutar unos días de descanso. Canarias vive ajena a esa estrategia, solo el retorno del turismo extranjero propiciará que los establecimientos alojativos recuperen la actividad.

Dos momentos claves. Entre hoy y mañana Alemania puede sacar a las Islas de la lista de destinos a los que recomienda no viajar a sus ciudadanos. Los contactos con la embajada germana son muy intensos en los últimos días para hacerle llegar los buenos datos que la pandemia deja en las Islas, y el presidente canario, Ángel Víctor Torres, dejó caer ayer que ese hito en la carrera por lograr el retorno del segundo mercado emisor de turistas está muy cerca.

El otro acontecimiento que el Archipiélago desea ver cumplido llegará en los primeros días de junio siempre que la senda de la contención de los contagios no se trunque en las próximas dos semanas. Será entonces cuando el Gobierno británico revise su semáforo.

Las Islas están ahora en ámbar y deben pasar a verde para recuperar su principal nicho de demanda. Juega a favor que las autoridades de Reino Unido contemplen ahora a Canarias como un destino individual, con sus propios datos sobre covid. Hacer la media con el conjunto de España como ha ocurrido hasta el momento es un lastre de cara a recuperar parte del terreno perdido desde hace un año.

Regreso gradual

Hasta que alemanes, británicos y los visitantes de otras nacionalidades no puedan viajar con nulas molestias –por ejemplo, sin cuarentenas al regresar a casa– al Archipiélago, no volverán a abrir sus puertas los hoteles. «Además, sucederá poco a poco, que nadie piense que vamos a pasar del 30% que ahora está operativo al 100%», advirtió ayer el recientemente reelegido presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), José María Mañaricua.

Tres de cada diez hoteles abiertos son suficientes para atender la demanda que existe en la actualidad, compuesta en su gran mayoría por clientela local. No obstante, se acerca el verano y en previsión del repunte de clientela que eso provocará también se preparan reaperturas. Por el momento está confirmada la que protagonizará la semana próxima el RIU Papayas de Playa del Inglés.

El cambio de situación normativa no ha provocado una reactivación de las reservas

decoration

La artillería también está dispuesta aguardando el momento en que sea posible recuperar niveles de conectividad y ocupación de los vuelos que hagan preciso utilizarla. La propia RIU, Meliá o Barceló, por ejemplo, aseguran tener todo dispuesto esperando ese momento en que lleguen buenas noticias desde Londres y Berlín.

En la cadena mallorquina propiedad de la familia Riu aseguraron ayer que el fin del estado de alarma no ha traído consigo ningún movimiento reseñable en cuanto al ritmo de reservas. No obstante, dejar las compras para el último instante es uno de los efectos de la pandemia sobre el negocio alojativo que va a perdurar durante mucho tiempo. Ante las cambiantes necesidades de los diferentes gobiernos, incluso dentro del propio país, los clientes no se arriesgan a desembolsar el dinero con mucha antelación como sí hacían antes.

Abundando en el diferente comportamiento de los negocios en las Islas y en la Península tras el final del estado de alarma, Mañaricua resaltó que en el territorio continental «el tamaño del mercado es mucho mayor», en referencia los alrededor de 44 millones de habitantes que lo pueblan.

«Aquí en Canarias solo tenemos dos millones de personas, que están respondiendo muy bien y gracias a ellas podemos tener abierta hoy el 30% de la planta alojativa», señaló el presidente de la FEHT. En su opinión las Islas aún quedan lejos, a estas alturas de la vacunación, para una «gente que quiere estar cerca de casa», explicó.

Compartir el artículo

stats