20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal alojativa tinerfeña clama contra el aumento de las restricciones

Ashotel critica que se actúe contra la hostelería en lugar de atajar los focos de los contagios en aglomeraciones y fiestas ilegales

La Asociación Hotelera y Extrahotelera (Ashotel) de Santa Cruz de Tenerife acusó ayer al Gobierno de Canarias de «tirar por la vía fácil» de «castigar y criminalizar» al sector de la hostelería en Tenerife con las restricciones que implica el paso de la isla a nivel 3, decisión adoptada el martes. Los índices de contagiosidad que presenta ahora esta isla son de los mayores de España y lastran las cifras globales del Archipiélago.

Ashotel lamentó en un comunicado la decisión del Gobierno de Canarias de restringir nuevamente la actividad en el ámbito de la hostelería al situar a Tenerife en fase 3 por los altos índices de contagio, en vez de intervenir en el foco real de los puntos en los que se están produciendo los contagios, aglomeraciones y fiestas ilegales.

El presidente de Ashotel, Jorge Marichal, considera que «se está criminalizando a un sector muy controlado», pues hoteles y restaurantes han invertido en estos meses en adaptar sus negocios para cumplir con las medidas de salud y seguridad para ahora estar «pagando por quienes no cumplen y participan en aglomeraciones y botellones en espacios abiertos contra los que hasta ahora parece que no se han adoptado medidas».

Marichal coincidió así con la valoración realizada por el presidente del Cabildo tinerfeño, Pedro Martín, que había solicitado al Gobierno evitar el cierre del interior de la hostelería, al entender también que los focos se producen en entornos no controlados y que cada fin de semana desde el final del estado de alarma, el pasado 9 de mayo, se producen en playas y espacios públicos.

«Si los contagios en Tenerife siguen igual, no solo ralentizaremos la escasa temporada turística prevista para este verano en la isla, sino que influiremos negativamente en el resto de las islas», apuntó el presidente de la patronal hotelera, quien explicó que los agentes turísticos de los mercados emisores toman como referencia la incidencia de la pandemia en el ámbito de toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

Asimismo, Jorge Marichal subrayó que los establecimientos alojativos son instalaciones en las que se viene cumpliendo desde finales del año pasado con la normativa que exige a cada huésped presentar una prueba diagnóstica de infección negativa para poder alojarse.

A este requisito se suma este mes la posibilidad de no presentar test negativo si se muestra el certificado de vacunación. «Los hoteles son lugares seguros; los datos lo demuestran», insistió.

Por todo ello, «y después de comprobar que el Gobierno sigue sin explicar claramente» dónde están los focos de contagio en Tenerife, añadió, Ashotel pide a la Administración un informe detallado que defina de forma concreta dónde se están produciendo los focos en Tenerife y por qué esta isla ha experimentado un incremento tan preocupante de los contagios, frente a los datos que arrojan otras islas, en claro retroceso.

Asimismo, y respecto a los controles en los aeropuertos, Ashotel afirma que varios de sus asociados han comunicado que muchos clientes están llegando del extranjero sin que se les haya solicitado ningún tipo de documentación acerca de que están libres del virus, ni una prueba diagnóstica ni el certificado de vacunación europeo.

Esto pone de manifiesto que está fallando el control de Sanidad Exterior en los puntos de acceso a Canarias, los aeropuertos, con lo que en el momento en que crezca el número de pasajeros, una vez abran al completo los mercados emisores, la situación se volverá más incontrolable, advierte Ashotel.

Compartir el artículo

stats