20% DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proteccionismo 'verde'

Estados Unidos acusa a España de dumpin en la venta de torres eólicas

El Departamento de Comercio norteamericano dice que las empresas españolas venden por debajo de coste y propone un gravamen del 73%

Aerogeneradores cerca de la carretera 10 en Palm Springs.

Aerogeneradores cerca de la carretera 10 en Palm Springs.

Estados Unidos quiere imponer aranceles a la importación de torres eólicas de España. El Departamento de Comercio del Ejecutivo que preside Joe Biden afirma que las empresas españolas venden las torres por debajo del precio normal o por debajo de su coste de producción (dumpin), por lo que propone un gravamen de entrada del 73% para estas compañías.

Así lo apunta tras una investigación iniciada en septiembre de 2020, según se expone en la página web de la administración americana. Tras esta resolución es el turno ahora de la Comisión de Comercio Internacional (ITC, por sus siglas en inglés), una agencia independiente del Gobierno, que deberá dar su veredicto. En caso afirmativo, esto supondría la activación de órdenes ‘antidumpin’ contra las importaciones de torres españolas, es decir, aranceles. En caso contrario la investigación se dará por terminada.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, se reúne este martes con la secretaria de Comercio de Estados Unidos, Gina Marie Raimondo, dentro de la gira estadounidense del Ejecutivo español y prevé, entre otras cuestiones, abordar con ella este tema.

La investigación se inició a petición de la asociación de torres americana (Wind Tower Trade Coalition) formada por las empresas Arcosa Wind Towers y Broadwind Towers. Además de la denuncia contra España, esta asociación ha señalado también a Malasia y la India, también con investigaciones en curso. Las tasas ‘antidumping’ propuestas por EEUU para las importaciones españolas suponen un peaje de entrada del 73%, lo que haría impracticable la exportación de torres al país norteamericano. 

Cinco años

"El mercado americano es enorme y las empresas ubicadas allí tienen su estrategia. En el momento que ven un porcentaje de penetración de componentes fabricados fuera se plantean establecer estrategias proteccionistas para eliminarlo", explica el director general de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Virgilio, quien da por hecho que estos aranceles se pondrán en marcha durante los «próximos cinco años». «Si dices que las torres de España hacen dumping las criminalizas porque son mas baratas y competitivas, pero puede ser que sean más barato producir aquí y enviarlo a EEUU o que haya una economía de escala que permite reducir los precios", advierte.

Los afectados por esta política proteccionista del gobierno americano serán los fabricantes de este componente, empresas como Haizea, GRI o Windar, pero también sus clientes, compañías como Siemens Gamesa o Vestas. "Si bien la decisión final respecto de posibles tarifas sobre torres procedentes de España, India o Malasia no tendrá un impacto material sobre nuestro negocio en EEUU, consideramos que reducir la oferta disponible de componentes esenciales para la industria eólica, como las torres, podría afectar a la capacidad de EEUU de alcanzar los niveles necesarios de descarbonización del Acuerdo del Clima de París", opinan fuentes de Siemens Gamesa.

Según la Asociación Empresarial Eólica (AEE), este sector exportó en 2019 alrededor de 2.000 millones de euros al año, de los cuales alrededor del 30% fueron torres, pero desconocen exactamente el porcentaje que se destinó a Estados Unidos. Aunque apuntan a que en 2016 fue alrededor del 6% o del 7% del total de las exportaciones. Según se desprende de la web del Departamento de Comercio del país dirigido por Biden, España exportó allí torres o secciones de torres por un total de 12.651 toneladas por valor de 21,6 millones de dólares (18,25 millones de euros) en 2018; 8.859 toneladas por valor de 21,7 millones de dólares (18,40 millones de euros) en 2019 y 51.143 toneladas por valor de 105,4 millones de dólares (89,26 millones de euros) en 2020. 

Así, según el sector en España, el impacto de la medida, más allá del proteccionismo que supone, no hace especial mella en sus cuentas porque las empresas pueden "reorientar su actividad a otros mercados", como el local o hacia otros países europeos. España cuenta con 4.000 megavatios al año de capacidad de fabricación, según la AEE y prevé instalar una media de 2.200 megavatios anual, según el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), por lo que el resto debe exportarlo. Eso sí, las empresas españolas tienen larga experiencia en vender a otros países, ya que durante años la construcción local fue mínima (65 megavatios entre 2014 y 2016, según la AEE).

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Recuerda que con la entrada en vigor de la Normativa Europea PSD2 se requiere un doble proceso de validación a la hora de realizar la transacción.
Te recomendamos tener a mano tu móvil. Estamos aquí para ayudarte, 928 479 439.

Compartir el artículo

stats