Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Optimismo hotelero al dispararse las reservas por la llegada de los británicos

La eliminación, a partir de hoy, de pasar la cuarentena a la vuelta al Reino Unido de sus nacionales vacunados eleva la demanda para viajar a España un 400%

Turistas en Maspalomas, en Gran Canaria.

Turistas en Maspalomas, en Gran Canaria. JOSÉ CARLOS GUERRA

Los hoteleros canarios acogen con optimismo el retorno de los turistas británicos a las Islas a partir de hoy, tras la decisión del Gobierno del Reino Unido de eliminar la obligación de pasar la cuarentena a la vuelta al país de sus nacionales vacunados que viajen a zonas ámbar, entre ellas España. No obstante, observan con cierta moderación este avance en plena quinta ola de la pandemia, porque dentro de tres semanas el Reino Unido vuelve a evaluar los índices de propagación de la covid. José María Mañaricúa, presidente de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FETH), expuso ayer que es «una magnífica noticia» la vuelta del turismo británico, pero el hecho de que se hayan disparado en un 400% las reservas en España, tras esta apertura en las condiciones para retornar a sus país de origen, no es una cifra que suponga una «euforia» para las Islas, porque se parte prácticamente de un cero turístico y significarán pocas reservas, recalcó.

En cualquier caso, el hecho de que en este año se abran las puertas para la vuelta de turistas británicos anima al sector, sobre todo en Lanzarote y Tenerife, las islas preferidas de los visitantes del Reino Unido para pasar sus vacaciones, explica Mañaricúa. En su caso, ha optado por abrir a partir de hoy uno de sus hoteles en Lanzarote, aunque no tenga garantizada la afluencia de visitantes británicos, pero con la pandemia se hacen «reservas de última hora», añade. En Gran Canaria los hoteles están funcionando sobre todo por el turismo local, precisa Mañaricúa.

El dirigente de la patronal hotelera explica que el sector turístico canario espera que la situación se empiece a normalizar en octubre cuando el 80% de la población esté vacunada y no se encuentren a expensas de que, por los contagios, se vete viajar a Canarias.

Para hoy están previstos 27 vuelos desde el Reino Unido a Canarias: 13 a Tenerife Sur, ocho a Lanzarote, cuatro a Gran Canaria y dos a Fuerteventura.

Aunque en el ámbito nacional las reservas de británicos para volar a España han subido un 400% desde que el Reino Unido anunció la eliminación de la obligación de pasar cuarentena a los vacunados que viajen a zonas ámbar, los recientes cambios en la política de viajes introducidos por el Gobierno británico que afectan a Francia y las Islas Baleares están «minando» la confianza del consumidor, un factor «esencial» para que el sector turístico salga de la crisis, según apuntan a Efe los principales touroperadores en el Reino Unido. El viernes por la noche, en otro cambio inesperado, Londres anunció que los viajeros que regresen a Inglaterra procedentes de Francia deberán seguir guardando desde hoy una cuarentena de diez días aunque estén totalmente vacunados, contra su decisión inicial de permitirles entrar sin necesidad de aislarse.

A pesar de todo, del recrudecimiento de los contagios de la covid y de la marcha atrás en la eliminación de restricciones en buena parte de Europa por la quinta ola de la pandemia de la covid, las mayores facilidades de los británicos para viajar contribuirá a mejorar algo las previsiones del turismo español para el verano, como muestra el crecimiento de las reservas.

Aumento de vuelos

El Gobierno de Reino Unido mantiene a toda España en semáforo ámbar, lo que significa que al volver a su país deben hacer cuarentena, pero ha eximido de esta obligación a quienes hayan recibido la pauta de vacunación completa, aunque sí deberán someterse a dos pruebas de detección del covid, antes y después del viaje.

Las aerolíneas Ryanair e Easyjet, entre otras, han aumentado frecuencias y capacidades con el Reino Unido aunque también con otros emisores importantes, como Alemania, en previsión de que se anime una demanda retraída por el aumento de los contagios, lo que había provocado cancelaciones y caídas de reservas en diversas zonas del país.

Las Islas Baleares estaban en verde en el semáforo británico hasta el pasado 14 de julio aunque ahora se sitúan, igual que el resto de España, en ámbar. El portavoz del Govern balear y conseller de Turismo, Iago Negueruela, entiende que con el paso al ámbar «no hay un perjuicio», porque estarán excluidos de la cuarentena quienes tengan la pauta completa de vacunación y los menores de 18 años, lo que se traducirá en viajeros inmunizados y grupos familiares con niños, un tipo de turismo que interesa a Baleares.

Una portavoz de TUI, el mayor turoperador en el Reino Unido, consideró la nueva situación de Baleares «decepcionante para los clientes que aún no están vacunados y están deseando tomarse unas muy merecidas vacaciones o reencontrarse con sus seres queridos».

«La continua falta de transparencia sobre la metodología y datos detrás que estos cambios (del Gobierno británico) hacen que sea increíblemente difícil para los clientes reservar por adelantado con confianza», lamentó. Una portavoz de Abta, otro de los grandes turoperadores del país, defiende que los continuos cambios en las restricciones de viajes «retrasarán cualquier recuperación significativa para la industria». Los establecimientos de la patronal hotelera de la Costa del Sol (Aehcos) también se muestran esperanzados ante el levantamiento de las restricciones para los ingleses, que son en torno a un 30 % de los turistas que llegan al aeropuerto de Málaga.

Johnson pide cautela

El primer ministro británico, Boris Johnson, pidió ayer a sus conciudadanos que «por favor», sean «cautelosos», un día antes del levantamiento - hoy- de las últimas restricciones legales por la pandemia en Inglaterra. Johnson, al igual que el ministro de Economía, Rishi Sunak, fue contactado por la aplicación de rastreo del sistema público sanitario británico (NHS) tras haber mantenido contacto con el titular de Sanidad, Sajid Javid, que ha dado positivo por Covid-19. Johnson se confinará hasta al próximo 26 en su residencia campestre de Chequers (Buckinghamshire). A partir de hoy se pondrá fin a las normas restrictivas y las mascarillas dejarán de ser obligatorias, aunque el número de casos diarios sobrepasa ya los 50.000.| Efe

Compartir el artículo

stats