Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Creación de empresas | Emprender en crisis

«La situación no era fácil pero ha habido ventajas»

Pablo Lainz decidió montar este año su restaurante La Casona Bar Grill en plena zona turística tinerfeña

Pablo Lainz y su socio Jon Iturburuaga en su restaurante. | | LP/DLP

Pablo Lainz y su socio Jon Iturburuaga en su restaurante. | | LP/DLP

Valentía y dedicación al oficio hostelero. Estos han sido los dos factores que han propiciado que Pablo Lainz y su socio Jon Iturburuaga se decidieran a montar un restaurante en plena zona turística del sur de Tenerife, no solo en uno de los peores años para los negocios de restauración, sino en un momento en el que la pandemia ha reducido de forma drástica el turismo en las Islas. «Es cierto que la situación no era fácil, pero también hemos tenido ventajas», señala Lainz.

Tras el cierre de muchos negocios debido a la pandemia, el acceso a un local en una de estas codiciadas zonas se volvió más fácil debido a la crisis. Lainz se trasladó a la isla desde la Península en enero, para buscar una alternativa donde abrir su restaurante y en marzo de este año abrió sus puertas La Casona Bar Grill, en la calle Juan Reverón Sierra de Los Cristianos.

Tanto para Lainz como para su socio la posibilidad de emprender comenzó a fraguarse tras ver como la crisis económica dilapidaba las ofertas de empleo en el sector. «La cosa estaba bastante mal y eso nos motivó para lanzarnos a emprender por nuestra cuenta», explica.

El negocio comenzó su andadura en Los Cristianos en marzo tras un mes de trámites

decoration

Decidieron ponerse en contacto con la Cámara de Comercio de Santa Cruz de Tenerife para asesorarse acerca de todos los trámites que deberían llevar a cabo. «El proceso se demoró como un mes, pero nos facilitaron mucho las cosas», recalca. Lainz señala que no cree que la burocracia se haya complicado en exceso y asegura que lo que más retrasó los plazos «fue llegar a un acuerdo para el local», ya que la aprobación de las licencias necesarias «no tardó demasiado», por lo que insiste en que «no se la experiencia que habrán tenido los demás, pero en nuestro caso fue todo muy rápido».

Aunque asegura que «los arranques nunca son fáciles», mantiene que no se pueden quejar, aunque hay algo que llevan meses esperando y que no termina de fraguar: el regreso del turismo internacional. «Se está retrasando más de lo que esperábamos», lamenta, pero confía en que en septiembre la reactivación turística termine de despegar. Aun así, aclara que debido al tipo de negocio, mucha clientela local visita el restaurante, algo que también se complementa con los peninsulares que llegan a la isla de vacaciones. «Es cierto que no hay tantos turistas como años atrás», valora, aunque aclara que no puede comparar el volumen de negocio, ya que abrieron hace apenas unos meses. Por eso, destaca que lo que toca ahora es «aguantar» hasta que los turistas comiencen a venir de nuevo. «Ya nos mantenemos, pero les seguimos esperando».

Compartir el artículo

stats