Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sandra Benbeniste | directora de la oficina de sostenibilidad EMEA grupo iberostar
Sandra Benbeniste Directora de la Oficina de Sostenibilidad EMEA Grupo Iberostar

Sandra Benbeniste: «El compromiso con la economía circular es esencial»

Sandra Benbenista es la nueva director de la Oficina de Sostenibilidad EMEA del Grupo Iberostar. A través de sus incitativas el gigante turístico quiere inspirar a sus clientes a convertirse en embajadores del cambio y de la protección de los océanos.

Con más del 80% de hoteles en primera línea de playa Iberostar, mediante su proyecto Wave of Change, centra todos sus esfuerzos en la conservación de mares y océanos para seguir contribuyendo a la evolución de un turismo cada vez más responsable y avanzar hacia una economía circular. Al frente, como directora de la Oficina de Sostenibilidad EMEA de la compañía, Sandra Benbeniste. Su llegada a Iberostar y el avance de ‘la ola’, se sucede, imparable, en un momento de consciencia colectiva en torno a la imperiosa necesidad por el cuidado y la protección del medio ambiente.

Tras más de 20 años dedicados a la sostenibilidad bajo la firme defensa de un planeta más verde, ¿qué significado tiene para usted este concepto desde el punto de vista personal y vital?

Aunque a veces utilizamos ‘sostenible’ como sinónimo de ambientalmente respetuoso, o ‘verde’, me gusta utilizar la acepción de sostenibilidad que integra tres pilares o dimensiones, la social, la económica y la ambiental. Si queremos soluciones duraderas debemos contemplar estas tres facetas. Como abogada de formación, si hablamos de sostenibilidad ambiental creo que es también un tema de justicia intergeneracional y de derechos humanos. Los que vendrán tras nosotros, y van a heredar el planeta que les dejemos, tienen derecho a poder disfrutar de un planeta sano. Cuando estudiaba mi maestría de derecho y medio ambiente en Londres descubrí el concepto de desarrollo sostenible, incluido en los acuerdos de Naciones Unidas de Río 92, y me tocó profundamente. Decidí que era a lo que quería dedicarme profesionalmente y tras finalizar mis estudios me fui a Costa Rica, Guatemala y México para aprender a ponerlo en práctica. Desarrollo y medio ambiente no pueden ser conceptos contrapuestos. Debemos dar respuesta paralelamente a las necesidades de las personas y del planeta, porque estamos todos profundamente interrelacionados.

Su reciente incorporación suma al equipo de Iberostar toda su experiencia en materia sostenible, materia por otro lado en la que el grupo lleva trabajando desde hace tiempo. ¿Qué ha supuesto involucrarse en el movimiento Wave of Change?

Antes de incorporarme a Iberostar ya seguía el movimiento Wave of Change, así como el compromiso de Iberostar y sus ambiciosos objetivos como inspiración, porque es un referente y líder en materia de turismo responsable. Los avances, los resultados y la forma de abordarlos son admirables. Por eso, estoy feliz de haberme sumado al fantástico equipo que lo hace posible. En estas primeras semanas que llevo en la empresa estoy aprendiendo de todo lo que se ha hecho en la empresa en esta materia, que está ya muy anclado en las áreas de Iberostar.

Aunque el proyecto lleva tres años en marcha, ¿considera que es ahora cuando más impulso está alcanzando al coincidir con la apuesta general del país por la sostenibilidad y el consumo responsable de productos?

Con la información que disponemos hoy en día somos todavía más conscientes de los grandes retos ambientales a los que debemos hacer frente, y de la importancia de actuar con rotundidad. La sostenibilidad y el cuidado por el medio ambiente forman parte del ADN de Iberostar desde sus inicios, por lo que hemos apostado por la sostenibilidad desde la convicción. Nos alegra ver que estos temas están tomando cada vez más fuerza en la agenda pública, nacional e internacional. Desde Iberostar trabajamos basándonos en la ciencia, lo que nos permite medir y tomar decisiones de forma ágil, y con una visión de largo plazo, propia de una empresa familiar como la nuestra.

Precisamente, Wave of Change comparte el primer eje del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España referido a reorientar el modelo productivo, impulsando la transición ecológica y la economía circular entre otros objetivos... ¿Se podría decir que Iberostar fue visionaria de una inminente necesidad?

En Iberostar todas estas preocupaciones han sido objeto de debate interno y de definición de prioridades desde hace años. Nuestro movimiento Wave of Change, que enmarca mucho del trabajo en esta materia, nació en 2017 con tres pilares de acción definidos: eliminación de plásticos de un solo uso, economía circular, consumo responsable de pescado y salud costera. Hemos ido definiendo nuestros propios objetivos 2030, en línea con la Agenda 2030 de Naciones Unidas. En economía circular, por ejemplo, empezamos a trabajar hace ya 4 años, para eliminar los plásticos de un solo uso, primero en las habitaciones y más adelante en todos los espacios de los hoteles. En ese momento no había regulación al respecto y fuimos aprendiendo poco a poco a buscar soluciones en la complejidad de esta temática, por ejemplo en materia de bioplásticos. Nos alegra ver la legislación balear y europea que se ha desarrollado en esta temática, para que los destinos en su conjunto puedan ser libres de plásticos de un solo uso.

¿Cómo están integrando la economía circular en Iberostar?

El compromiso con la economía circular es esencial en el momento que vivimos y central en la estrategia del negocio. Además de la eliminación de plásticos de un solo uso, tenemos el objetivo de eliminar los residuos enviados a vertedero para el 2025, que será otro hito clave en este proceso. Quisiera mencionar además el reto relacionado con las emisiones de alcance tres de gases de efecto invernadero. Después de comprometernos con la reducción de las emisiones de alcance 1 y 2 (las que son directamente nuestra responsabilidad), con medidas como la electrificación y la eficiencia energética, hemos asumido el compromiso de reducción de las emisiones de nuestros proveedores, lo que implica trabajar mano a mano con ellos. Estas líneas de acción afectan claro está directamente nuestras compras y operaciones y suponen la activa implicación de muchas de nuestras áreas de trabajo.

«Debemos dar respuesta paralelamente a las necesidades de las personas y del planeta»

decoration

¿Cuáles han sido los hitos conseguidos hasta la fecha y en qué punto se encuentra actualmente este proyecto pionero de turismo responsable por parte de la compañía?

La pandemia ha reforzado el compromiso de Iberostar con la protección del medio ambiente por lo que, lejos de parar los proyectos, hemos avanzado de forma significativa y alcanzado hitos notables. En 2020 logramos nuestro objetivo de ser libres de plástico de un solo uso en todas nuestras operaciones a nivel global. Además, hemos abierto recientemente tres nuevos viveros de coral, dos en México y uno en Jamaica. Por otra parte, más del 41% del pescado que servimos en nuestros hoteles es ya de origen responsable y nos proponemos llegar a un 65% a finales de este año. También estamos impulsando la creación de equipos 3R en todos nuestros hoteles para llegar a no enviar ningún residuo al vertedero para 2025.

¿Y cuáles son los compromisos fijados a largo plazo?

Desde Iberostar hemos desarrollado unos objetivos 2030 basados en políticas de economía circular para ser libres de residuos, ser 100% responsables en nuestra cadena de suministro de productos del mar en 2025, y ser neutros en emisiones de carbono en 2030. También nos hemos comprometido a mejorar la salud de los ecosistemas que rodean nuestros hoteles, y a compensar un mínimo del 75% de las emisiones mediante soluciones de carbono azul en 2030. Nuestro movimiento pionero Wave of Change actúa como catalizador de este compromiso que hemos adquirido y que queremos compartir con toda la sociedad.

¿Han solicitado ayudas al Fondo Europeo para continuar con su plan?

Nos encantaría poder contar con ayuda europea para seguir profundizando en las líneas de acción que hemos iniciado. Los retos a los que debemos hacer frente son grandes, y pensamos que en muchos casos trabajar mano a mano en colaboraciones público-privadas puede ser la mejor forma de lograr la sostenibilidad de nuestros destinos.

¿Cómo se está formando al empleado para conseguir el objetivo de lograr la economía circular en todos los hoteles Iberostar?

Efectivamente, las personas son un elemento esencial de nuestra estrategia de sostenibilidad, tanto los clientes y los trabajadores como las comunidades donde trabajamos. Con todos ellos estamos desarrollando programas de trabajo específicos que tienen la sensibilización y la educación como hilo conductor. La concienciación y la formación de nuestros empleados son clave para que este compromiso se materialice.

Y si nos centramos en el cliente, ¿tiene inoculada su parte de responsabilidad medioambiental?, ¿de qué forma se está implicando y se le hace partícipe de sus acciones y actuaciones sostenibles?

Los clientes son una parte muy importante del movimiento Wave of Change. Gracias a ellos y su confianza en Iberostar podemos seguir avanzando con nuestras acciones. Durante su estancia en nuestros hoteles, pueden vivir de primera mano una experiencia libre de plásticos de un solo uso y probar pescado responsable como parte de nuestra oferta gastronómica. También trabajamos para acercarles a la vida que hay bajo el mar en cada uno de nuestros destinos con el objetivo de generar una mayor concienciación sobre la importancia de cuidar de los océanos.

¿Cómo es el modelo de turismo por el que apuesta Iberostar?

Para Iberostar, el turismo responsable, trabajado desde el foco en las personas y en el medioambiente, debe ser la palanca y el motor que nos ayude a reconstruir mejor y a diferenciarnos en un futuro. Con un 80% de nuestros hoteles en primera línea de playa, tenemos un vínculo muy estrecho con el mar, con los océanos, que son esenciales para el planeta y para la supervivencia de los seres humanos y es nuestra responsabilidad cuidarlos. Hemos vivido sin duda tiempos complicados, de protegernos y proteger a los que nos rodean, y de proteger también el medioambiente. Debemos ser conscientes ahora más que nunca de la importancia de ese frágil equilibrio. Tenemos que ser corresponsables con el medioambiente porque, no nos olvidemos, la naturaleza y los océanos pueden vivir sin el turismo; pero el turismo no puede vivir sin ellos.

¿Cuáles serán las próximas acciones y campañas que realizarán?

Hemos trabajado mucho en materia de salud costera en el Caribe. Aprendiendo de nuestra experiencia en materia de protección de manglares y corales, este año queremos impulsar en el Mediterráneo iniciativas relacionadas con la salud de los ecosistemas cercanos a nuestros hoteles, así como impulsar más actividades de educación ambiental relacionadas con los ricos entornos que tenemos también aquí.

¿Y el resto de iniciativas a nivel mundial?

Llevamos nuestros objetivos 2030 a todos los destinos en los que operamos a través del movimiento Wave of Change. Esto significa continuar avanzando hacia compromisos como mejorar la salud de nuestras costas a la vez que aumentamos la calidad turística de los destinos para 2030. Actualmente contamos con iniciativas para cuidar de los corales y los manglares en destinos como Jamaica, México o República Dominicana gracias a nuestro equipo científico. Mantenemos cuatro viveros de corales subacuáticos en el Caribe y un laboratorio de corales en tierra en nuestro complejo en Playa Bávaro (República Dominicana).

¿Qué otros proyectos en materia de sostenibilidad y medioambiente le gustaría impulsar en un futuro próximo?

La movilidad eléctrica es también una prioridad en la agenda ambiental nacional e internacional. Aunque hemos empezado a dar algún paso con la instalación de puntos de carga en algunos hoteles, me encantaría poder contribuir a que vayamos dejando atrás los coches de gasolina y diésel, y tengamos unas islas cada vez más electrificadas.

Compartir el artículo

stats