Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La casa más cara está en Adeje, pero el lujo abunda más en Gran Canaria

La calle Alcojora de la localidad tinerfeña alberga el inmueble más costoso de las Islas, 2,8 millones de euros

Vista parcial de la zona de Costa Adeje, en el sur de Tenerife. | LP/DLP

La calle con la vivienda más cara de Canarias está en la localidad tinerfeña de Adeje y cuesta 2,8 millones de euros. Una suma que se sitúa lejos de los 4,5 millones que superan las diez vías con los precios medios más elevados del país, repartidas entre Madrid, la Costa del Sol y Baleares. Los expertos del sector señalan que, en lo que respecta al Archipiélago, el dato aportado por el portal especializado idealista se ciñe a un activo y aseguran que es el sur de Gran Canaria donde más abundan las viviendas lujosas.

La adejera calle de Alcojora discurre entre villas de lujo, hoteles de cinco estrellas y campos de golf. A pesar del continuo paso de transfers y vehículos de alta cilindrada, irradia esa extraña paz vital común a las zonas residenciales en las que se concentran elevados niveles de poder adquisitivo.

No obstante, 2,8 millones por una casa pueden resultar hasta escasos. Todo depende de con qué se comparen. En la malagueña Benahavís y la balear Calvià sitúa idealista los dos inmuebles más caros de España. En ambos casos se superan los siete millones de euros. Las Islas no cuentan con ninguna vía que se cuele entre las diez más costosas.

Las calles más caras se sitúan en Calvià (Baleares) y Benahavís (Málaga). En ambas se superan los 7 millones de euros y solo mil separan sus precios medios

decoration

Ese ranking lo integran cinco activos andaluces –malagueños todos–, tres madrileños y dos baleares, ambos situados en la mencionada Calviá. El que cierra este top 10 está valorado en 4,6 millones de euros, más del doble del que se atribuye al más caro de los del Archipiélago.

El secretario general de la Asociación Canaria de Empresas de Gestión Inmobiliaria (Acegi), Aythami Rivero, puntualiza que la clasificación se nombra por calles pero realmente está centrada en el valor de un inmueble. Sin embargo, asegura que tradicionalmente es el Sur de Gran Canaria –San Bartolomé de Tirajana y Mogán– el área que concentra el mayor número de activos de la gama alta y el lujo.

Construcción y transmisión

No obstante, admite como «cierto que la llegada de ciudadanos rusos con grandes rentas a Tenerife» ha provocado la «proliferación de villas de lujo y un encarecimiento del metro cuadrado». Mientras en Adeje y localidades colindantes se apuesta por la construcción de las mansiones que satisfagan las necesidades de los nuevos ricos del este de Europa, Maspalomas o Puerto Rico, por ejemplo, atesoran el mayor número de operaciones de compraventa.

Este segmento vive, además, ajeno por completo a la presente y cuantas crisis se producen. El capital se retrae cuando la incertidumbre sobrevuela la economía. Si una inversión es aplazable, se demora sin titubeos. Esa es la tónica habitual, que se hace pedazos cuando la chequera está llena y son otras las pasiones que se ponen sobre el tablero.

«Si alguien tiene dinero y, por el motivo que sea, ubicación, tamaño, arquitectura...», enumera el secretario general de Acegi, «la propiedad le parece interesante, la va a comprar». Básicamente porque cuando la financiación no es un problema y alguien «se encapricha de una casa», explica Aythami Rivero, la tragedia se reduce a que otro comprador «se adelante».

Canarias es la comunidad autónoma con la sexta calle más cara del país, por detrás de Baleares, Andalucía, Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana

decoration

El representante de la organización empresarial tiene experiencia en este mercado del lujo inmobiliario y afirma que alguna vez se ha llevado «las manos en la cabeza» sin hallar explicación a por qué se aceptaba un precio. Sin embargo, las lindes de la coreografía habitual de una negociación se difuminan cuando se trata de un deseo y el dinero no es problema para hacerlo realidad.

En cuanto a la recesión desatada por la pandemia, Rivero señala que fue «mucho peor la de 2008» cuando el sector inmobiliario se situó precisamente en el epicentro con el estallido de la burbuja. Y ni aun entonces el segmento del lujo se vio afectado. «Se trata de viviendas únicas y no existe el problema de encontrar financiación en el mercado», relata. Es decir, «cuando alguien ve algo que le gusta, lo compra», finaliza.

Asiduos del ‘porno inmobiliario’

Más de ocho de cada diez (83%) usuarios de idealista confiesan haber entrado alguna vez en la plataforma en busca del denominado porno inmobiliario. Así ha venido a denominarse la navegación on line entre viviendas de lujo como mera fantasía, sabiendo que nunca se tendrá acceso a ellas. La mayoría de quienes practican este modalidad del curioseo está en un tramo de entre 36 y 55 años (el 47% del total), mientras que los mayores de 55 años suponen el 31%. Los menores de 25 años (5%) parecen más apegados a la realidad y con menores necesidades materiales; con tener una casa sobre la que cimentar sus proyectos de vida les basta. Desde esa edad y durante los siguientes diez años la cosa cambia y ya son el 17% los aficionados al porno inmobiliario. En la desagregación por sexos y aunque no muy lejos de la paridad, son más los hombres (54% de los encuestados) que las mujeres (46%). Además, un 36% comparte con su pareja los hallazgos en este campo, y hasta existen grupos de WhatsApp para comentar este tipo de contenidos; el 15% de los encuestados admite estar dentro de uno o varios de ellos. A la vista de los datos, el consumo engancha, el 84% no deja pasar una semana sin visitar las casas de sus sueños. | J. G. H.

Datos

7 millones de euros

  • Las calles más caras se sitúan en Calvià (Baleares) y Benahavís (Málaga). En ambas se superan los 7 millones de euros y solo mil separan sus precios medios.

6ª comunidad autónoma

  • Canarias es la comunidad autónoma con la sexta calle más cara del país, por detrás de Baleares, Andalucía, Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

0,3 millones de euros

  • La avenida de España de Albacete es la vía más cara de Castilla-La Mancha (0,3 millones), lo que convierte a esta comunidad en la menos dada al lujo inmobiliario. 

5 Andalucía

  • Andalucía es la comunidad autónoma que más calles aporta al ranking de las diez más caras del país. Le siguen Madrid, con tres, y Baleares, con dos. 


Compartir el artículo

stats