Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo | El lento camino hacia la recuperación

Canarias enlaza dos meses de subidas de turistas tras dos años de caídas

El repunte de junio y julio no evita que las Islas sean el destino español que más visitantes extranjeros pierde v El gasto turístico cae un 55% en el ‘año II’ de la crisis

Ambiente el pasado domingo en la playa de Las Canteras. | Andrés Cruz

Canarias encadena dos meses de subidas en la llegada de turistas extranjeros tras dos años de caídas. Sin embargo, el daño que la pandemia le ha infligido al motor de la economía regional es tan grande que el repunte experimentado en junio y julio será anecdótico si no se consolida en los próximos meses. En espera de conocerse las cifras de agosto –se da por descontado un nuevo incremento de los visitantes foráneos, la duda está en la magnitud de ese aumento–, el camino hacia la recuperación empieza, por tanto, con lentitud. Es verdad que los turistas extranjeros casi se duplicaron en julio en relación con el mismo mes de 2020 –el año I de la pandemia–, pero no es menos cierto que ni esta subida ni la ya registrada en junio evitan que el Archipiélago sea en 2021 el destino español que más visitantes foráneos pierde. De hecho, Canarias recibió en los siete primeros meses del año un 60% menos de turistas internacionales que en el mismo período del año pasado. ¿Y cómo es posible que vinieran menos extranjeros de enero a julio de 2021 que en los mismos meses de 2020, cuando España y medio mundo tuvieron que confinarse para contener el avance del coronavirus? Pues porque enero y febrero de 2020 aún fueron meses de normalidad, y en cada uno de ellos aterrizaron en la Comunidad Autónoma más de un millón de turistas de terceros países. El confinamiento de la nación no se decretó hasta el 14 de marzo, y no fue hasta ese mes que se aceleró una pérdida de visitantes que, aunque suele pasarse por alto, se originó antes de que nadie en Europa hubiese oído hablar de la covid-19.

92,1%

Incremento en julio 

  • Canarias recibió en julio un total de 414.244 turistas extranjeros, un 92,14% más que en el mismo mes del año pasado. Las Islas encadenan dos meses en positivo dos años después.

-60%

Caída en el año 

  • Pese a la leve mejora de las cifras de llegadas de turistas foráneos en junio y julio, el número de visitantes extranjeros se redujo en los siete primeros meses del año un 60,4%.


El de 2019 ya fue un ejercicio en el que la industria turística isleña evidenció síntomas de agotamiento. En mayo de ese año se contabilizaron algo menos de 889.000 turistas extranjeros: británicos, alemanes, neerlandeses, franceses, finlandeses... Eran un 8,1% menos que en el mismo mes de 2018. La tendencia negativa continuó y en los restantes siete meses de 2019 también se registraron caídas interanuales en la llegada de foráneos. Y el escenario tampoco cambió en el año I de la pandemia. Pese a que enero y febrero de 2020 se recuerdan como los dos últimos meses de prosperidad en el sector turístico del Archipiélago, cabe recordar que ambos se cerraron en negativo: el número de visitantes extranjeros cayó un 5% en enero y se redujo un punto en febrero. Es en este contexto, tras diez meses seguidos perdiendo turistas, cuando irrumpe el coronavirus. En marzo el Gobierno central decreta el estado de alarma y España se cierra, con lo que la llegada de extranjeros a la región se desploma ese primer mes de crisis un 65%. El turismo desaparece en abril y mayo de 2020 por el cierre de fronteras y se queda en junio en cifras insignificantes. Números negativos que continúan hasta marzo de este año, con lo que son 23 meses consecutivos sin levantar cabeza. Hasta 25 –dos años y un mes– si se incluyen abril y mayo, cuando los pocos foráneos que vinieron al Archipiélago dejaron sendos incrementos tan solo porque en los mismos meses de 2020 no hubo en Canarias ni un solo turista. Así pues, no fue hasta junio cuando se encendió una pequeña luz al superarse los 220.000 visitantes, una luz casi imperceptible que, no obstante, se avivó el pasado julio.

-55% 

Caída de la facturación

  • Los turistas internacionales gastaron de enero a julio un total de 1.665,7 millones de euros en sus vacaciones en Canarias, un 55,4% menos que en 2020.

14,0 

Pérdida de ingresos

  • La casi desaparición del turista extranjero desde el estallido de la pandemia en marzo del año pasado le ha costado a la ‘industria’ turística alrededor de 14.000 millones.


La última Encuesta de movimientos turísticos en frontera (Frontur), publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística, calcula que en julio visitaron las Islas un total de 414.244 foráneos. Un 92,1% más que en el mismo mes de 2020, cuando vinieron menos de 216.000. Se consolida así la incipiente recuperación que se vislumbraba en los datos de junio tras dos años de profunda crisis. Pero eso sí, hay que puntualizar que a la senda hacia el total restablecimiento de la industria turística aún le quedan muchos kilómetros por delante. Este apenas es el comienzo del comienzo. No en vano, esta mayor afluencia de visitantes internacionales en el comienzo del verano no es suficiente para sacar a Canarias del farolillo rojo del país. Entre otras cosas porque esos 414.000 turistas contabilizados en julio son 198.644 más que en el mismo mes de 2020, sí, pero de igual forma son la friolera de 617.000 menos que en julio de 2019, el último ejercicio precrisis. Queda por recuperar muchísimo más de lo que se ha recuperado.

En los siete primeros meses del año aterrizaron en la región 1.167.831 extranjeros para disfrutar de sus vacaciones, un 60,4% menos que en 2020. Es la mayor caída del país. En toda España, el número de turistas –9,8 millones– es también menor que el año pasado, pero solamente un 26%, y en el otro archipiélago del país, Baleares, incluso recibieron de enero a julio 1.553.811 foráneos más que en el mismo margen de 2020.

Los turistas internacionales gastaron hasta julio en Canarias un total de 1.665,7 millones de euros, 2.074 millones menos que en los siete primeros meses de 2020 –un 55,4% menos– y hasta 8.071 millones menos que en el mismo período de 2019, es decir, 8.071 menos que antes del estallido de la crisis. La desaparición del turista extranjero le ha costado así al sector más de 14.000 millones.

Una comisión para proyectos con fondos de la UE


Los agentes económicos y sociales y las administraciones públicas canarias competentes en el sector turístico acordaron en el seno del Consejo Canario de Turismo reunido ayer, la creación de una comisión de trabajo con carácter informativo y de asesoramiento en materia de sostenibilidad turística. Este grupo tendrá como primer cometido valorar las iniciativas con cargo a la Estrategia de Sostenibilidad Turística en Destinos de la Secretaría de Estado de Turismo, en su convocatoria extraordinarias de Planes Territoriales de 2022 y 2023 y para lo que contarán con fondos del programa Next Generation UE. La Consejería de Turismo presentó ayer al Consejo la Estrategia de Sostenibilidad Turística en Destino. Esta estrategia en cuya convocatoria extraordinaria Canarias estima contar, según conversaciones adelantadas con la Secretaría de Estado, para los ejercicio 2021, 2022 y 2023 con unos 140 millones de Europa con los que financiar al 100% las iniciativas que, conforme a los condicionantes de este programa, se seleccionen para su desarrollo. Según la consejera de Turismo, Yaiza Castilla, el objetivo general de esta Estrategia de Sostenibilidad del Ministerio es apoyar a los destinos turísticos españoles para que integren en su oferta la sostenibilidad medioambiental, socioecómica y territorial, así como desarrollar estrategias de resiliencia frente a los nuevos retos del ecosistema turístico. Las convocatorias extraordinarias de esta estrategia contarán con una financiación prevista para todo el Estado de 1.858 millones de euros en tres años, a repartir entre las distintas comunidades autónomas y de los que el Ministerio ha estimado para Canarias en torno a un 7,4% de estos fondos. | E.D.

Compartir el artículo

stats