Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CANARIAS (I)

Creciendo por y para Canarias: INCAPOL

Equipo de INCAPOL

Incapol nace en 1965 como fabricante de espumas de poliéter. Actualmente ofrece al mercado a través de su red de distribuidores una amplia gama de sistemas de descanso que incluye colchones elaborados con espumas técnicas como HR y visco-elástica, de muelles encapsulados y de látex..

Industrias Canarias del Poliéter (INCAPOL) se mete de lleno desde el comienzo del presente siglo en el desarrollo de espumas técnicas para el mundo del descanso, convirtiendo el colchón en el eje central de su fabricación. «En estas dos última décadas nuestra empresa ha realizado continuas inversiones en maquinaria de última generación para el mundo del descanso, doblando nuestra capacidad de producción pero sin perder el sentido de nuestra esencia, que no es otra sino la de fabricar equipos de descanso de forma parcialmente artesanal para ofrecer soluciones personalizadas de descanso», afirman desde la empresa.

«Comprar fabricado aquí se traduce en una mayor riqueza para Canarias»

decoration

En Incapol trabajan para tratar de ofrecer un descanso de calidad fabricado en Canarias, así como un servicio dinámico y una gran versatilidad de personalización de producto en esos casos en los que se demandan medidas especiales. «Esta pandemia ha puesto en valor la importancia de fabricar localmente. Necesitar colchones, almohadas, mascarillas, o cualquier otro artículo sanitario con urgencia ha demostrado la importancia de disponer de estos recursos localmente», reflexionan desde la empresa canaria donde se plantean proyectos de futuro, «evolucionar está en el ADN de Incapol, queremos a medio plazo aumentar la capacidad productiva de cara a la creciente exportación, con el consiguiente aumento de la plantilla para aportar nuestro grano de arena a la consolidación y crecimiento del tejido industrial Canario», cuentan y desgranan las necesidades que puede tener un sector esencial para Canarias. «La protección recientemente re-implantada del AIEM en muchos fabricados del archipiélago es una ayuda necesaria. También lo son las subvenciones a la modernización y aumento de las líneas de fabricación. La sociedad Canaria está cobrando conciencia de que comprar fabricado aquí se traduce en una mayor riqueza para nuestra comunidad», concluyen.

Compartir el artículo

stats