Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nadia Calviño Vicepresidenta Primera y Ministra de Asuntos Económicos

«El debate de la financiación como un conflicto entre regiones hace mucho daño»

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño. | | RICARDO GROBAS

La vicepresidenta primera, Nadia Calviño. | | RICARDO GROBAS

Mencionaba antes que el Gobierno tiene entre manos «retos muy importantes». ¿La reforma de la financiación autonómica lo es? ¿Es una prioridad?

Es un tema tremendamente importante, pero también muy complejo y hay que abordarlo sobre una base constructiva. Después de muchos años trabajando en temas presupuestarios en Europa he tenido la ocasión de ver de primera mano el daño que puede hacer un debate planteado como un conflicto entre distintas regiones o ciudadanos. Debemos encontrar una base que nos permita que todos ganen con el acuerdo porque un buen sistema de financiación autonómica beneficia a todos los ciudadanos españoles.

Es un poco lo que pasa también con el reparto de los fondos del Next Generation. ¿El clima de crispación dificulta el acuerdo?

En general, si atendemos a las declaraciones públicas, parece que todas las comunidades autónomas están peor financiadas que las demás. Creo que es preciso abordar este asunto con un planteamiento constructivo y empezar sobre la base de lo que nos une, de lo que va a permitir reforzarnos a todos. La ministra de Hacienda tiene previsto presentar un primer proyecto de criterio de población ajustada en el mes de noviembre. Y ese puede ser el punto de partida. Pero quiero ser muy clara. Tenemos que aproximarnos a este debate entendiendo que afecta e interesa a todos los españoles y que exige mucha escucha, respeto y coherencia. Evitando aquellas actitudes que puedan llevar a enfrentamientos entre las comunidades autónomas, que no contribuyen en absoluto a mejorar el futuro de nuestro país. En cuanto a los fondos europeos, las conferencias de presidentes están creando la cogobernanza de los distintos niveles de la administración para acelerar el despliegue del Plan de Recuperación en todo el territorio.

Hay comunidades que ven la mesa de diálogo con Cataluña un motivo para enturbiar ese sosiego. El presidente de la Xunta acusó al Gobierno esta semana de trato de favor a la Generalitat.

La existencia de esa mesa bilateral con Cataluña está prevista en el propio Estatuto de Autonomía. Es una relación entre dos instituciones que representan al Estado, en el conjunto de España y en parte del territorio. Todo lo que sea dialogar contribuye a mejorar el clima, sobre todo a la convivencia entre los catalanes. Llevamos tres años invirtiendo mucho esfuerzo por parte del Gobierno para mejorar la situación desde un punto de partida dramático, con un choque de trenes absolutamente improductivo. No hay que volver atrás. Tenemos que mirar hacia delante sobre la base de la concordia, la convivencia y el diálogo.

Compartir el artículo

stats