Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Podemos sigue la disciplina y pide una empresa pública de energía para las Islas

El grupo parlamentario replica las iniciativas en Madrid para el control popular del sector

Tendidos eléctricos sobre las autopistas GC-1 y GC-2, junto a la central de Jinámar, en la capital grancanaria. | | ANDRÉS CRUZ

«En este momento, hay que tomar partido entre los intereses de las multinacionales de producción energética y los intereses de la sociedad». El portavoz del grupo parlamentario de Sí Podemos Canarias, Manuel Marrero, presentó ayer en el Parlamento regional las medidas con las que su partido plantea plantar cara a las disfunciones del mercado eléctrico, que en el último año ha supuesto un incremento de casi un 40% en el recibo de la luz. Entre las propuestas que Podemos blande en una Proposición No de Ley (PNL), que se llevará al próximo Pleno del Parlamento de Canarias, incluye la creación en el Archipiélago de una empresa pública de energía, «que produzca, transporte y comercialice».

El grupo parlamentario sigue así la senda marcada por su partido a nivel nacional, que registró a principio de mes una proposición de ley en el Congreso para crear una empresa pública de energía. Una estrategia de vuelta de tuerca hacia su socio en el Gobierno central, el PSOE, para que las medidas contra el alza de los precios de la electricidad en el mercado mayorista no se queden en la batería aprobada por el Consejo de Ministros la pasada semana –reducción de los ingresos extraordinarios de las eléctricas, reduce el Impuesto de la Electricidad del 5% al 0,5%, mantenimiento de la exención del Impuesto a la Generación eléctrica, limitación a la subida del precio en la tarifa regulada del gas, mejora del bono social y modificación de la Ley de Aguas para reducir la especulación de los recursos hídricos–.

Al tratarse de un sector estratégico, Marrero apuntó que «tiene que estar en manos de la población» y rechazó la posibilidad de que las empresas que, hasta ahora, se han centrado en la producción de energías fósiles «se pongan la etiqueta de verdes» para empezar a explotar las energías renovables, «porque ven que el negocio ahora camina en esa dirección».

Sí Podemos apuesta también por la creación de una agencia canaria del agua y la energía, porque en las Islas son dos «elementos indisolubles», ya que la energía es imprescindible para producir agua, con lo que esos recursos deberían estar «gestionados y controlados desde lo público». 

En la PNL la formación propone la elaboración de un plan de reforma eléctrico, «para descarbonizar y asegurar precios asequibles». El fondo de la solución, afirmó Marrero, pasa por cambiar el modelo energético. Lo que, a su juicio, significa que la sociedad, a través de paneles solares en sus azoteas, los ayuntamientos, cabildos y gobiernos autonómicos «formen parte de la propiedad de la energía» y, así, «se democratice el modelo actual, que es unilateral».

Para luchar contra la pobreza energética Marrero destacó la importancia del bono social tanto para la factura de la luz como del gas. 

Además, criticó que las centrales de respaldo no funcionaran cuando se ha producido un cero energético en el Archipiélago. Se trata de un servicio por el que se paga «ingentes cantidades de dinero al año», pero no está operativo. A las eléctricas «les sale calderilla una multa de 40 millones de euros, cuando por esas centrales cobran 300 o 400 millones al año», sentenció el portavoz parlamentario de Podemos. 

Marrero criticó que las medidas tomadas por el Gobierno de España para bajar la factura de la luz conlleven únicamente una reducción de los ingresos en las arcas públicas, ya que se basan en la bajada de impuestos, en vez de «tocar» a las multinacionales. Por eso, invitó al Estado y al Gobierno de Canarias a tomar «medidas valientes».

Compartir el artículo

stats