Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

NC busca ‘socios’ en el Congreso para salvar la excepcionalidad del plátano

Tensión entre los nacionalistas y el PSOE por el empeño en tratar la fruta canaria en la Ley de Calidad Alimentaria igual que el resto

Recogida de plátanos en una finca de plataneras. LP/DLP

Movimientos de última hora para tratar de garantizar unas condiciones de ventaja para el sector platanero canario en la reforma de la Ley de Cadena Alimentaria que hoy se debate en la Comisión de Agricultura del Congreso. El más significativo sería el intento del diputado de NC, Pedro Quevedo, de buscar apoyos entre los grupos parlamentarios para sortear el veto del PSOE y del Gobierno central a reconocer una excepcionalidad para este cultivo en las condiciones de comercialización establecidas en la nueva norma. Pero también la Asociación de Organizaciones de Productores de Plátanos de Canarias  (Asprocan) actuaba ayer paralelamente con una reunión de urgencia con el Ministerio de Agricultura con igualobjetivo.

Sin embargo, todo hace indicar que las posiciones al inicio, esta tarde, del debate parlamentario en la citada comisión se mantienen en los términos ya conocidos y que todo dependerá de si NC, junto a CC –que presentan idénticas enmiendas–, consigue que otros grupos apoyen sus propuestas, en su caso, una enmienda transaccional que Quevedo trabajaba ayer con los portavoces. El objetivo: sortear la negativa del PSOE a que el más singular producto agrícola canario quede exceptuado de la aplicación de determinados artículos de la Ley estatal de Cadena Alimentaria que obligan a un precio mínimo de venta para que el agricultor no cobre nunca por debajo de los costes de producción.

Las posiciones contrapuestas de NC y PSOE en este tema está provocando tensiones entre ambas formaciones justo en el inicio de las negociaciones entre ambas partidos para el posible apoyo de Quevedo a los Presupuestos del Estado para 2022. Pero aunque el diputado de NC asegura no entender la posición del Ejecutivo central y del grupo socialista al respecto, y asumir que este desencuentro merma la confianza entre ambas partes, rechaza trasladar el debate a la negociación presupuestaria.

«Una cosa es defender nuestra posición respecto al futuro del plátano y otra mezclar los temas y que todo derive en irresponsabilidad y espectáculo», afirma el diputado de NC. En todo caso, Quevedo avanza que no apoyará la reforma de la ley de Cadena Alimentaria si no se asume la excepcionalidad del cultivo en cuanto a condiciones de comercialización, sin descartar votarla en contra.

El diputado por Las Palmas, como portavoz ocasional del Grupo Mixto en la comisión de Agricultura, defenderá hoy tanto su enmienda, como la de CC presentada por Ana Oramas, pero ayer trabajaba con el resto de formaciones parlamentarias para tratar de lograr apoyos a una enmienda transaccional en la que se recogen, asegura, los términos del acuerdo alcanzado hace un tiempo entre el sector y los técnicos del Ministerio de Agricultura, fruto del «compromiso asumido por el ministro (Luis Planas) cuando estuvo en La Palma».

«La sensación es que de nuevo hay un desconocimiento profundo de lo que se está hablando cuando esto es una reivindicación que no perjudica a nadie», señaló ayer el diputado. Quevedo rechaza el argumento del PSOE de que la ley no puede establecer excepciones respecto a otros productos en las condiciones de comercialización y venta. «Esta es una singularidad desde todos los puntos de vista: sólo afecta a Canarias; la única competencia es con el banano; no existen pequeños productores en Canarias porque todos ellos están en seis asociaciones, y por tanto no es verdad que los productores pequeños se vean sometidos a chantaje porque tengan que vender por debajo del coste de producción; y porque el reconocimiento del estatus ultraperiférico vuelve a incidir en la importancia del cultivo de este producto en las Islas».

Pese a esos argumentos el PSOE se mantenía ayer en su idea de que la excepcionalidad del plátano en los términos que plantea el sector y secundan los dos grupos nacionalistas, no es posible recogerla en la ley. La diputada socialista tinerfeña Tamara Raya, participante en las negociaciones, asegura que «hay que tener un trato sensible con el sector del plátano en Canarias y somos conscientes que compite en condiciones muy duras con países terceros, pero la Ley de Cadena Alimentaria es una buena ley que viene a proteger a los pequeños productores para que no tengan vender por debajo del precio de coste».

Compartir el artículo

stats