Ecoener desveló ayer su nueva fórmula para aumentar la potencia de sus parques fotovoltaicos y eólicos. La multinacional gallega de energías renovables anunció que incrementará en los próximos meses la potencia de sus parques eólicos y fotovoltaicos en Gran Canaria en 41 MW gracias a la puesta en marcha de proyectos de hibridación, un nuevo sistema de combinación de tecnologías para ganar en eficiencia, y que implantará en sus instalaciones del Archipiélago. Ecoener se convierte así en la empresa que más proyectos de hibridación tiene en Canarias con el mayor número de MW y se sitúa entre los líderes en España en la implantación de este sistema.

La hibridación, que consigue combinar la generación eólica y la fotovoltaica, permitirá un incremento importante en la facturación de la compañía, al tiempo que generará ahorros en la inversión entre el 10 y el 15% para los nuevos proyectos de renovables que tiene previsto abordar la empresa en su plan estratégico.

Este sistema permite aprovechar las infraestructuras de evacuación existentes, lo que conlleva ahorros en equipos e infraestructuras de conexión a la red y reducción de los costes de infraestructuras y obra civil. Además, la combinación de las dos tecnologías también reducirá el impacto ambiental, mejorará la calidad y estabilidad del suministro y utiliza mejor los puntos de evacuación en la red.

La compañía gallega pondrá en marcha 12 nuevas instalaciones en Gran Canaria

Con la puesta en marcha prevista para finales de este año de las doce nuevas instalaciones fotovoltaicas ahora en construcción (29MW), que se añaden a los 51,6 MW de generación eólica ya en funcionamiento, la potencia total instalada de Ecoener en Gran Canaria será de 80,6MW a finales de año.

De los diez nuevos parques, los que darán unos mejores resultados con la aplicación de la hibridación serán Llanos de la Aldea (11,60MW de hibridación), La Florida (9,60MW de hibridación) y San Bartolomé (5,50MW de hibridación), todos ellos en Gran Canaria.

Ecoener es el resultado de un proyecto empresarial iniciado hace más de 30 años por Luis de Valdivia, presidente de la compañía, con el objetivo de promocionar y desarrollar las energías renovables en España y en otros países del mundo.

En la actualidad, la empresa tiene en propiedad 141 MW de potencia instalada y cuenta con siete instalaciones hidráulicas, un parque fotovoltaico, nueve parques eólicos y cuatro subestaciones. El portafolio de operaciones de Ecoener incluye activos en España y en otros diez países de Centroamérica, Sudamérica, Europa Central y África. Tiene en desarrollo distintas instalaciones con una producción futura estimada de 1.527 MW.

Ecoener alcanzó en 2020 unos ingresos de 36,8 millones, un 9,4% más que el año anterior. El resultado de explotación creció un 52,9% hasta 17,2 millones de euros en el mismo año, frente a los 11,2 millones de 2019. El resultado antes de impuestos fue de 5,2 millones de euros, con un incremento de 32,1 %. El Ebitda ajustado en 2020 llega a los 21,4 millones, frente a los 21,3 millones de 2019 y cuenta con una plantilla de 80 personas.

Ecoener cotiza en Bolsa desde el 4 de mayo de 2021. La salida a Bolsa supuso el respaldo de importantes grupos inversores españoles e internacionales a la estrategia de crecimiento y a la gestión de la empresa.

Sus activos están repartidos por España y otros diez países de tres continentes

La empresa cerró el primer semestre de este año con unas ventas de 18,2 millones de euros, un 6% menos que los 19,4 millones de euros del mismo periodo del año anterior.

El resultado de explotación del periodo superó los 4 millones de euros, una vez incorporada la amortización de las plantas y los gastos de la estructura dedicada al desarrollo del plan de inversiones en los distintos países en los que opera Ecoener. El beneficio neto después de impuestos ascendió a 2,7 millones, frente a los 2,9 millones de euros del mismo período del ejercicio 2020.