La Plataforma por un Precio Justo y Auténtico del Plátano de Canarias reclama al Senado que el sector no quede excluido del cumplimiento de La Ley de Cadena Alimentaria que se debatirá próximamente en la Cámara Alta. Este colectivo muestra a través de una carta su desacuerdo con que la producción de plátano de Canarias quede eximida de la prohibición de vender a pérdidas, tal y como quiere establecer esta normativa para todas las producciones agrarias del país.

Lo hace después de que en el primer trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados, una enmienda presentada por el diputado de Nueva Canarias (NC), Pedro Quevedo, lograra el acuerdo para que se contemplase la posibilidad de que el sector pueda vender parte de la cosecha por debajo de los costes de producción.

Un hecho que para esta plataforma «atenta gravemente a la supervivencia del plátano de Canarias y contra los muchos puestos de trabajo directos e indirectos que dependen de este sector».

Por este motivo, insisten en que los productores canarios deben cumplir al igual que el resto con el artículo 12 de esta normativa que dice que «ningún miembro de la cadena de producción puede vender a pérdidas», algo que consideran «lógico», ya que «cualquier productor de plátanos que no cubra los costes y además no obtenga un beneficio por el mismo está condenado a su desaparición».

Respecto a la problemática puesta encima de la masa por la Asociación de Productores de Plátano de Canarias (Asprocan), –que asegura que obligar a los productores canarios a cumplir con este artículo supondría perder cuota de mercado respecto a la banana–, esta plataforma apelan a la PAC para defender los productos locales de los que vienen de terceros países y asegura que muchas de las Organizaciones Productoras de Plátanos venden en la Península tanto fruta canaria como bananas. Además, recalca que Asprocan representa «a la parte empresarial del sector» y que a los agricultores «jamás se nos ha consultado sobre la exclusión del plátano de dicha ley».