Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El SCE solo consigue empleo a uno de cada cien trabajadores canarios

El servicio público participa en la colocación de un 1,3% de los asalariados, un porcentaje que se reduce a un exiguo 0,7% en las empresas de trabajo temporal

Un hombre pasa ante una oficina pública de empleo. | | EUROPA PRESS

De los 732.400 asalariados que había en Canarias el año pasado, solo 9.200 –menos de un 1,3%, es decir, alrededor de uno de cada cien– habían encontrado su puesto de trabajo con ayuda de las oficinas públicas de empleo. La Encuesta de Población Activa (EPA), en la que el Instituto Nacional de Estadística acaba de actualizar los datos sobre las condiciones de trabajo con las cifras de 2020, vuelve así a poner de manifiesto el poco peso de las oficinas públicas en la inserción o reinserción laboral de los parados. Un problema común a todas las Comunidades Autónomas que, no obstante, es más acusado en el Archipiélago, lo que por otra parte también viene siendo habitual desde que en 2006 el INE incluyera esta variable en la EPA. La media nacional es del 2%, de modo que dos de cada cien asalariados del país encuentran su empleo gracias a la mediación de las oficinas públicas. Un bajo porcentaje que, sin embargo, casi se reduce a la mitad en las Islas, cuando hay regiones donde roza el 4%, como Extremadura o Cantabria, e incluso lo supera, como Aragón. Así, mientras que las oficinas públicas aragonesas colaboran en la colocación de cuatro de cada cien trabajadores –exactamente de un 4,2%–, las del Servicio Canario de Empleo (SCE) lo hacen en uno de cada cien casos.

Aunque ese 1,3% de asalariados contratados gracias a la mediación pública es uno de los porcentajes más bajos del país –es el mismo que en la Comunidad de Madrid y solo mejora el 1,2% de Andalucía y Baleares–, también es cierto que está por encima del 0,5% registrado en 2016, cuando tocó fondo. El mejor dato se consiguió en 2007, justo antes del estallido de la crisis financiera, cuando el SCE llegó a participar en la inserción laboral del 2,8% de los empleados. Con todo, tampoco entonces se alcanzó la media nacional, que en aquel momento era del 3,2%, cuatro puntos más que en Canarias. De hecho, en los 15 años que el Instituto Nacional de Estadística lleva publicando esta información, solo en 2010 colocó el SCE a un mayor porcentaje de asalariados –un 2,6%– que la media nacional de los servicios públicos –2,5%–.

Alta temporalidad

¿Pero hay alguna razón que explique por qué el Servicio Canario de Empleo suele salir tan mal parado en la fotografía del INE? Dejando a un lado que todos los Gobiernos autonómicos vienen insistiendo en que la estadística oficial infravalora el papel de las oficinas públicas en la mediación e inserción laboral, al SCE lo penaliza, por así decirlo, la particular estructura económica de las Islas.

La temporalidad que caracteriza el mercado laboral minimiza el papel mediador del SCE

decoration

La economía regional tiene un gran pilar, el turismo, y un segundo puntal de apoyo, el comercio. Y ambas son actividades que se caracterizan por la alta temporalidad en el empleo. Un hotel, por ejemplo, contacta con los funcionarios del SCE para interesarse por un determinado perfil de demandante. Desde el SCE le envían cientos de currículos y el responsable de recursos humanos del hotel en cuestión acaba contratando a tres personas para la temporada alta. Son estas tres contrataciones las que la estadística oficial considera entre las que han tenido colaboración pública. Pero ocurre que en la siguiente temporada alta, el mismo hotel ya no contactará con el SCE, sino que reforzará su plantilla con los mismos tres trabajadores del año anterior o gracias a los currículos que ya obran en su poder. En esta ocasión, las contrataciones ya no estarían entre aquellas con participación del servicio público pese a que, de facto, su colaboración ha sido indispensable.

De los más de 732.000 asalariados isleños, 9.200 encontraron empleo con ayuda pública

decoration

Con todo, el peso del SCE en la inserción y/o reinserción laboral está muy por encima del de las empresas de trabajo temporal, las ETT, que solo ayudan a colocar al 0,7% de los asalariados isleños.

Las ETT, a la cola del país

Las empresas de trabajo temporal (ETT) que operan en Canarias son las que menos colaboran en la colocación de los asalariados de todo el país. En toda España, las ETT mediaron en 2020 en la contratación de un 3,5% de los empleados, mientras que en las Islas apenas participaron en un 0,7% de los casos, es decir, ayudaron a encontrar su puesto a menos de uno de cada cien asalariados isleños. En el Archipiélago se da así una circunstancia única. Mientras que en el conjunto del Estado son las ETT las que tienen un mayor peso en la contratación de los trabajadores -ayudaron a ese 3,5% frente al 2% de las oficinas públicas de empleo-, en la Comunidad Autónoma ocurre justo al contrario: las ETT solamente median en ese 0,7% de las colocaciones y el Servicio Canario de Empleo, en el 1,3% de los casos, un porcentaje también bajo pero que casi duplica el de las ETT. Estas últimas tienen una cuota de participación ínfima en comparación con su peso en, por ejemplo, Navarra -5,3%-. | M.Á.M.

Compartir el artículo

stats