Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las cadenas hoteleras confirman el ‘reseteo’ del turismo en invierno

Las grandes compañías prevén recuperar en invierno el 80% de la cifra de negocio de 2019

Turistas en el sur de Gran Canaria Andrés Cruz

Las grandes cadenas hoteleras tienen ya los motores a pleno rendimiento en Canarias para afrontar la temporada de invierno, para la que esperan un ‘boom’ de turistas internacionales que recordará al experimentado en 2019, un año antes del estallido de la pandemia. La mayor parte de los alojamientos han abierto sus puertas y los que no lo han hecho es porque están experimentando trabajos de rehabilitación. Cada vez queda menos personal en ERTE y las perspectivas de cara a la campaña que arranca el 1 de noviembre son «muy positivas» ya que las cadenas esperan recuperar al menos el 80% de la cifra de negocio del año anterior a la crisis sanitaria. Así lo confirmaron ayer los representantes de AC Hotels-AC by Marriot, Barceló, RIU Hotels & Resorts, el Grupo Iberostar y Servatur Hotels, que participaron en el coloquio Reinicio del turismo en Canarias, que organizó RIC Private Equity, la primera entidad de inversión colectiva de la RIC, y la cadena hotelera AC.

«Tenemos la posibilidad de tener un invierno récord», sostuvo Águeda Borges, responsable de Asesoría Jurídica y Relaciones Institucionales en Canarias de RIU Hotels, quien consideró que el Archipiélago «ha hecho las cosas bien» aprovechando los meses de cierre debido a la pandemia para actualizar la mayoría de los establecimientos y que eso «nos permita ahora ser más competitivos».

Borges apuntó que ha sido necesario, en este año y medio de pandemia, abordar distintos retos modernización en los establecimientos hoteleros, “y muchos empresarios turísticos han tenido que solicitar financiación externa para reformar y actualizar su planta alojativa, con el fin de que nuestra hostelería sea una hostelería del siglo XXI, con una política sostenible entre sus prioridades”.

También optimista aunque algo más «cauto» se mostró Juan Francisco Hernández, director comercial de Barceló Hotels & Resorts, quien aseguró que la compañía espera una caída de entre un 10 y un 15% respecto a 2019, aunque sí detalló que algunos hoteles prevén superar las cifras de 2019. Bajo su punto de vista, Canarias cuenta esta temporada de invierno con grandes fortalezas debido al retraso que acumula el sector turístico en sus principales países competidores. «Marruecos va seis meses por detrás de Canarias con escenarios de un 70% de pérdidas respecto a un año normal y Egipto con un 5% de su población vacunada no creo que sea un destino que atraiga al turista senior», concretó. Sin embargo, quiso ser precavido y admitió que no se pueden lanzar las campanas al vuelo porque todavía existe mucha incertidumbre y citó el alza de contagios que desde hace varias semanas experimenta el Reino Unido, el principal mercado emisor de turistas para el Archipiélago.

«Nos plateamos este invierno estar por encima de 2019», recalcó Fedua El-Gheriani, directora del Hotel Iberostar Grand Mencey, quien matizó que no cerrarán el año mejorando cifras debido a los cierres de principios de este año como consecuencia de las diferentes olas epidémicas. «Pero somos optimistas para 2022 y también para finalizar el 2021», recalcó, aunque advirtió que en las Islas existe una doble realidad, la de las grandes cadenas que pueden salir reforzadas y la de los pequeños hoteles que pueden quedarse atrás.

El grupo AC ya cuenta con una previsión de ocupación del 80% para 2022, si se compara con el año 2019, fecha previa a la pandemia, «y con precios superiores a ese año”. Así lo detalló el presidente de AC Hoteles, Antonio Catalán, que participó en el coloquio de manera online. Al mismo tiempo, valoró que «Canarias se lo tiene que creer más porque es un destino imbatible» y resaltó la seguridad jurídica y sanitaria de las Islas que hacen muy difícil competir con ellas en invierno. Por eso, insistió en que para los establecimientos alojativos del Archipiélago ha llegado el momento de «subir los precios y aumentar en calidad». Catalán explicó que las Islas tiene una «gran ventaja» el incremento de la esperanza de vida de los europeos y la anticipación de la jubilación, que abre para el Archipiélago un mercado muy importante para el turismo de invierno. «El sol del Caribe no es para todas las edades, Canarias tiene posibilidades de que el turismo vaya mejor y que sea nuestro, no del turoperador».

Compartir el artículo

stats