Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Empresas

Kelme España solicita el concurso voluntario de acreedores

La distribuidora de la marca en España justifica la decisión por la caída de ventas provocada por la pandemia y por una sentencia que le obliga a pagar 3,2 millones a una firma panameña

El outlet de Kelme en el Parque Empresarial de Elche.

La pandemia y un antiguo litigio con un socio panameño pasan factura a Kelme en España. New Millennium Sports, que hasta 2019 era la propietaria de la marca y que ahora sólo se encarga de la distribución de los productos de la marca en el mercado nacional, ha solicitado el concurso voluntario de acreedores ante el juzgado de lo Mercantil número 3 de Alicante, que tiene sede en Elche.

Así lo han confirmado fuentes oficiales de la compañía, que señalan han tomado la decisión de manera "preventiva" y con el objetivo de poder cerrar lo antes posible un acuerdo con sus acreedores, que garantice la viabilidad de la marca y de los 35 empleos que dependen de ella. De momento, el juzgado aún no se ha pronunciado sobre la admisión a trámite del concurso.

La solicitud se produce después de que el pasado 14 de septiembre la Audiencia Provincial de Alicante condenara a la sociedad al pago de 3,2 millones de euros por la infracción del contrato de licencia con un antiguo distribuidor en Panamá, en unos hechos que se remontan a 2007.

Aunque la resolución no es firme, ya que New Millennium Sports tiene intención de recurrir el fallo ante el Tribunal Supremo, la empresa ha optado por la vía del concurso ya que la sentencia coincide con una situación económicamente delicada de la propia compañía, tras la caída de ventas que registró como consecuencia de la pandemia. En concreto, desde la firma señalan que la facturación cayó el año pasado a la mitad, desde los 12 millones de 2019 a una cantidad en el entorno de los seis millones.

En este sentido, desde la firma insisten que la compañía "está trabajando en paralelo y con total prioridad en el diseño y aplicación de un plan de viabilidad con el claro objetivo de garantizar la continuidad del negocio, así como el mantenimiento de todos los puestos de trabajo, estando en negociaciones con los principales acreedores con el fin de obtener la aprobación de un convenio".

New Millenium Sports es la sociedad que se quedó el negocio de la popular marca de la garra después del rescate de la empresa por parte de la Generalitat en el año 2008, que se articuló a través del fondo de inversión Tirant, de la gestora Riva & García, que actualmente controla la compañía.

En 2019 la firma decidió vender la marca y las licencias a una nueva compañía, Kelme Sports, participada mayoritariamente por el grupo chino Yuanxiang y que mantiene como socio minoritario a la gestora española.

Esta firma, totalmente ajena al proceso concursal, es la responsable de la fabricación de los productos de la marca y de su distribución en todo el mundo, así como de los patronicios deportivos que Kelme mantiene con clubes como el Espanyol o el Baskonia-Alavés.

Por su parte, New Millennium Sports tan sólo controla ya el negocio de la distribución en España, que gestiona desde sus instalaciones en Elche. De esta forma, su único activo es el stock de prendas y la cartera de clientes, ya que hasta la nave que ocupa es de alquiler.

Compartir el artículo

stats