Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La lluvia empaña el Viernes Negro

La borrasca frena las compras en el día ‘grande’ de la ‘Black Week’ - Los comerciantes confían en recuperar los niveles de venta de 2019

34

Compras de Black Friday en Las Palmas de Gran Canaria J. Castro

Las nubes de lluvia ennegrecieron y encharcaron este viernes el famoso ‘Black Friday’. El tiempo no acompañó a los comerciantes canarios, pero esta situación no preocupó al sector, ya que la campaña de ofertas se extenderá hasta el lunes. Los empresarios confían en que las cifras auguren una buena campaña navideña que permita recuperar los niveles de crecimiento de antes de la pandemia. 

El Viernes Negro llegó y la lluvia lo estropeó. Esto preocuparía a los comercios canarios si no fuera porque el famoso Black Friday – jornada de descuentos importada de EEUU– ha derivado en los últimos años en la Black Week, una semana entera de rebajas. La jornada de lluvias deslució el día grande de esta temporada de compras, pero no ha logrado tumbar las esperanzas del sector, que confía en recuperar las cifras de ventas del Black Friday de 2019. Lo cierto es que se dieron retenciones en los accesos a los centros comerciales, lo que prueba que la borrasca no frenó a todos los cazadores de gangas.

«La lluvia está retrayendo mucho la compra en la zona comercial abierta», explica Abbas Moujir, presidente de la Federación de Áreas Urbanas de Canarias (Fauca). Y con él coincide Conchi Cotino, presidenta de la Federación de Comercio de Las Palmas (Fedeco). «Las tiendas a pie de calle sufren más las consecuencias de la lluvia, lo que no ocurre en los centros comerciales», añade Cotino.

Pero el aumento de días con descuentos, no solo evita aglomeraciones, sino también permite «alcanzar los niveles de venta prepandémicos», según explica Moujir. «Igualaremos las cifras porque con el fin de los ERTE hay más dinero en los bolsillos de los consumidores», aclara. Con este análisis coincide Juan Socas, presidente de la Confederación Canaria de la Pequeña y Mediana Empresa (Cecapyme), quien relaciona el aumento de compras con la mejora de la capacidad económica de las familias como consecuencia de la recuperación del sector turístico en las Islas.

El Viernes Negro se ha convertido en una cita comercial ineludible para los cazadores de gangas y un revulsivo para el sector, que da así el pistoletazo de salida a la campaña navideña. «Si las cifras de este Viernes Negro se acercan a las de 2019 podremos adelantar que tendremos buenas navidades y por lo tanto un 2022 de buena recuperación», adelanta Socas.

34

Compras de Black Friday en Las Palmas de Gran Canaria J. Castro

Mejora o miedo

El Black Friday nació en EEUU para animar las ventas tras el Día de Acción de Gracias pero con cada año que pasa desde su implantación en España –en 2012–, éste se extiende cada vez más. El comercio ha encontrado en este festival de compras un filón para llenar de alegría sus cajas en el tramo final del ejercicio. Y parece que las estadísticas van a mejorar este año, en el que los comerciantes coinciden en señalar que hasta un 40% de los consumidores canarios va a hacer sus compras navideñas durante esta semana de ofertas y descuentos. «Antes de la pandemia los isleños aprovechaban para adelantar el 25% de las compras, y ahora ya hablamos de un 40%», apunta Moujir.

Lo que no tienen del todo claro los comerciantes canarios es si ese incremento se debe a la mejora de la capacidad económica o al miedo al desabastecimiento de productos en las fechas señaladas de Navidad. El colapso del transporte marítimo, la falta de contenedores para mercancías o el acaparamiento de China han metido el miedo en el cuerpo a los canarios. «Me temo que parte del crecimiento se atribuye directamente al temor al desabastecimiento, tendremos que analizarlo», aclara Socas. Alfredo Medina, secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan), también considera que es un fenómeno digno de análisis. «Hasta que no termine la campaña de Navidad no podemos saber si se trata de un crecimiento real o de un adelanto de las compras», afirma Medina.

A pesar de esta duda, todos los comerciantes tildan de «positiva y masiva» la respuesta de los canarios al Black Friday y subrayan que las Islas no deben temer por el desabastecimiento de productos. «Si falta mercancía será la misma de siempre», advierte el presidente de Fauca.

Si algo no ha cambiado desde que la tradición llegó a España es el listado de productos preferidos por los compradores. La electrónica, los electrodomésticos y la moda son –este año y siempre– los favoritos de los usuarios en esta semana de descuentos. Pero los comerciantes confían en que los canarios se decanten en esta Black Week por el sector de ropa y complementos. «Han tenido un año muy duro, por lo que esperamos que la campaña sirva para sacar las prendas de los armarios», reclama Medina.

Esta práctica comercial importada comenzó tímidamente a través de las grandes marcas pero solo dos años después se consolidó a nivel general. El Black Friday ya ha llegado a todos los sectores y lleva años siendo uno de los días señalados en el calendario de la restauración e incluso de las agencias de viaje. A la promociones se han sumado también supermercados, hoteles, aerolíneas, peluquerías, compañías de seguros y de teléfono, entre otras. Todo entra en esta semana loca de promociones, en donde incluso pasar la ITV del coche puede salirte un poco más económico. 

Compartir el artículo

stats