Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Transportes

El Gobierno plantea recuperar la unión por tren de la provincia de Alicante con Andalucía perdida hace 37 años

El Ministerio de Transportes adjudica la redacción de un estudio informativo para volver a conectar Murcia con Granada casi cuatro décadas después de cerrar la línea | La comunicación crearía un ramal complementario al Corredor Mediterráneo

Estación de tren de Orihuela, una de las que probablemente se beneficiaría de la recuperación de la conexión con Andalucía.

El Gobierno se plantea la posibilidad de que la provincia de Alicante vuelva a estar unida por tren con Andalucía a través de Murcia, una comunicación que se cortó hace ya casi 37 años. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana ha encargado un estudio informativo sobre una conexión ferroviaria entre Lorca (Murcia) y Guadix (Granada), para determinar qué trazado debería seguir la línea, que tendría tráfico tanto de pasajeros como de mercancías, y qué estaciones podría haber en el recorrido.

El trabajo ha sido adjudicado hace apenas dos semanas por un importe de 979.194,48 euros, según la información que ha dado a conocer el propio Ministerio. El plazo de ejecución es de dos años, después de los cuales se tendrá una idea más clara acerca de si finalmente se lleva a cabo el proyecto. Una nueva línea férrea entre Lorca y Guadix, más allá de unir Murcia con Granada, permitiría volver a conectar Andalucía oriental con toda la Comunidad Valenciana y Cataluña, más de tres década y media después de cortar esa comunicación.

Esa decisión, tomada el 30 de septiembre de 1984 y aplicada a partir del 1 de enero del año siguiente, fue muy cuestionada ya entonces y, vista en la actualidad, resulta del todo incomprensible. En el Consejo de Ministros celebrado en la primera de esas fechas se decidió la inclusión de los 185 kilómetros de vía férrea entre Lorca y Guadix en el largo listado de líneas a clausurar al inicio de 1985, con el argumento de su baja rentabilidad. El tramo finalmente cerrado fue de 161 kilómetros, desde la estación de Almendricos hasta Guadix, después de que el gobierno regional de Murcia intercediera para mantener el ramal hasta Águilas. En esas mismas fechas, las gestiones de la Generalitat salvaron también del cierre la línea de Xàtiva a Alcoy.

Así, el 31 de diciembre de 1984 fue el último día en que la provincia estuvo directamente unida por tren con Granada. Había dos servicios distintos hacia Andalucía oriental que paraban en estaciones como Villena, Elda, Alicante, Elche y Orihuela: un expreso desde Barcelona y un servicio diurno desde València. Cabe decir que no es que fueran rápidos, ni destacaban por su comodidad. El servicio diurno València-Granada se hacía con el mismo tipo de automotores que en la actualidad cubren los trayectos de Alicante a Murcia y de València a Alcoy, inadecuados para un trayecto tan largo como aquel.

Es poco probable que el nuevo corredor ferroviario de Lorca a Guadix aproveche la línea antigua, que en casi todo su recorrido por la provincia de Almería ha quedado convertida en una vía verde y en algunas localidades ha sido absorbida además por el crecimiento urbanístico. El estudio encargado por el Ministerio deberá determinar el trazado, que tendrá que ser, según la poca información que ha trascendido, acorde con los parámetros actuales.

Hay que señalar, además, que esta nueva línea se plantea al margen del proyecto del Corredor Mediterráneo, que unirá Murcia con Almería y se encuentra en construcción, pero al mismo tiempo sería un complemento para esa infraestructura. La comunicación de Murcia con Granada permitiría unir esta última ciudad con el Corredor, y al mismo tiempo supondría establecer una conexión con el conjunto de Andalucía.

Compartir el artículo

stats