Más de un centenar de establecimientos del Archipiélago, concretamente de Gran Canaria y Tenerife, se han unido a la aplicación Too Good To Go contra el desperdicio de alimentos, iniciativa que permite a los usuarios salvar el excedente de comida diario de diferentes comercios a precio reducido.

Así lo informó ayer la empresa BCorp en un comunicado en el que aclaró que aunque por el momento la iniciativa está solo en las islas capitalinas, 85 en Gran Canaria y 20 en Tenerife, en poco tiempo prevén llegar al resto de islas.

Entre los comercios que se han sumado están los hipermercados de Alcampo y Carrefour, algunos hoteles Meliá, Decathlon, Dunkin, entre otros muchos pequeños comercios como panaderías, fruterías o tiendas de comida para llevar.

Bajo el lema #LaComidaNoSeTira, la aplicación llegó a España en septiembre de 2018 y ya se han unido a la iniciativa más de 13.000 establecimientos de todo el país en los que se han salvado más de 5,3 millones de packs de comida, lo que equivale a haber evitado el desperdicio de más de 5.300 toneladas de alimentos.

Cada año, más de un tercio de toda la comida producida a nivel mundial se desperdicia. Solo en España, se calcula que la cifra de desperdicio es casi de ocho millones de toneladas anuales, lo que supone que en nuestro país se desperdician 250 kilogramos de comida cada segundo.

Too Good To Go es una aplicación para móviles en la que restaurantes, hoteles, supermercados, fruterías, panaderías, entre otros comercios venden packs con su excedente diario de comida que los usuarios pueden salvar a precios muy reducidos para evitar su desperdicio.

La directora de la aplicación para España y Portugal, Madalena Rugeroni, subrayó la importancia de ser conscientes de que tirar comida tiene unas consecuencias sociales y económicas, pero también medioambientales. «No solo por el desaprovechamiento de recursos sino porque el despilfarro de comida es responsable del 10% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero», aclaró.