Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Impuestos

Navidad con rebajas fiscales

Los técnicos de Hacienda calculan que antes de acabar el año se puede rebajar la factura del IRPF una media de casi 2.900 euros

Navidad con rebajas fiscales.

En las proximidades de Navidad, entre turrones y polvorones, es posible apurar al máximo para rebajar la factura de cara al impuesto de la renta (IRPF) que se liquidará la próxima primavera. Una aportación al plan de pensiones sigue siendo la principal herramienta para rebajar el peso impositivo, pero con menores ventajas, ya que de los 8.000 euros deducibles se ha pasado a apenas 2.000 porque se ha mejorado la tributación de los planes de empresa. Y para 2022 baja a 1.500 euros.

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) calculan que una renta media puede aprovechar la recta final del año para ahorrar hasta 2.893 euros en la próxima declaración de la renta. Las mayores ventajas fiscales benefician a los contribuyentes con mayores sueldos y patrimonios. Así, las personas con ingresos superiores a los 600.000 euros al año podrán abaratar su factura fiscal hasta los 72.733 euros, para las personas con rendimientos anuales inferiores a los 21.000 euros las ventajas fiscales no llegan a los 1.390 euros.

Plan de pensiones

A pesar de que la cantidad máxima deducible se reducido hasta 2.000 euros, realizar aportaciones al plan de pensiones sigue siendo una de las medidas con mayor rendimiento fiscal, ya que reduce directamente la base imponible del IRPF, lo que supone hasta 47 céntimos por cada euro invertido (difiere según las autonomías). Aunque se realice antes de la medianoche del día 31, el efecto es para el conjunto del ejercicio. Si se aportan, por ejemplo, los 2.000 anuales (166,6 euros mensuales), el ahorro con un tipo marginal del 24% sería de 480 euros, aunque varía según la comunidad autónoma. Es decir, casi el equivalente a tres mensualidades. Gestha calcula que solo hay que invertir este mes 151 euros de media para alcanzar el nuevo límite de las aportaciones (si no se ha alcanzado ya) y lograr un ahorro fiscal adicional medio de 45,30 euros, según el nivel de renta y la autonomía de residencia. A igualdad de importe invertido, la ventaja fiscal para las rentas de más de 300.000 euros aumenta ya que su tipo marginal sube dos puntos.

Deducción por compra o renovación de vivienda

Quienes compraron su vivienda habitual con hipoteca o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013 seguirán disfrutando de la desgravación. Pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas, con un límite de inversión de 9.040 euros. Antes de acabar el año puede resultar interesante realizar un pago adicional -de 4.840 euros de media-, si no se ha alcanzado el límite, para amortizar la hipoteca antes de que finalice el año para reducir la factura fiscal en 726 euros.

Reinversión en vivienda habitual

Una forma de neutralizar que las ganancias patrimoniales por la venta de una vivienda tributen consiste en reinvertir la suma obtenida antes de acabar el año en otra vivienda habitual.

Invertir en empresas nuevas o aportar a oenegés

Una de las ventajas con mayor rendimiento es la deducción de amigos y familiares de tercer grado (tíos, sobrinos) por comprar acciones de una nueva empresa, con un base máxima de deducción de 60.000 euros anuales, limitada a una participación, junto con su cónyuge y familiares hasta el segundo grado incluido, nunca superior al 40% del capital. Gestha estima que puede deducir adicionalmente 1.274 euros de media quien financie a una empresa reciente, aunque se precisa invertir otros 4.246 euros. Otra opción es realizar una aportación a una oenegé, que puede proporcionar un ahorro fiscal medio de 848 euros, aunque se requiere una inversión adicional de 2.229 euros.

Compartir el artículo

stats