Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La patronal pide una logística de emergencia ante el paro del transporte

Los empresarios reclaman acelerar el despacho de mercancía en los muelles este fin de semana y flexibilizar las operaciones de carga y descarga en los municipios para evitar el desabastecimiento

Varios camiones en el puerto de Santa Cruz.

El paro del transporte, previsto para la próxima semana justo en la antesala de la Navidad, ha puesto en alerta a todo el sector empresarial del Archipiélago que reclama que se ponga en marcha una logística de emergencia que permita sacar de los muelles la mercancía y repartirla este fin de semana, para evitar que se produzca un desabastecimiento en las estanterías de los supermercados y comercios en unos días en los que las compras se multiplican.

La CEOE solicita flexibilidad a los ayuntamientos para facilitar la carga y descarga estos días

decoration

Para contrarrestar los efectos de la paralización del transporte, la patronal ha solicitado a la Delegación del Gobierno que se acelere hasta mañana los despachos en los puertos, tanto de aduanas como de los Puestos de Inspección Fronteriza y Sanidad Exterior, para poder movilizar los productos y materias primas de los contenedores que ya hayan llegado a las terminales. Además, la CEOE también se ha puesto en contacto con la Federación Canaria de Municipios (Fecam) para solicitar flexibilidad a los ayuntamientos en las operaciones de carga y descarga, ante los posibles colapsos que puedan producirse este fin de semana para garantizar el suministro a tiendas de alimentación de todos los puntos del Archipiélago.

«Esperamos que estas medidas sean suficientes para evitar que haya desabastecimiento», confió Pedro Alfonso, secretario general de la CEOE-Tenerife, quien resaltó que este paro en Canarias tendrá una especial incidencia, ya que la distribución de mercancía en el Archipiélago siempre debe pasar por camión. «Habrá servicios mínimos para mercancías perecederas y sanitarias, esperamos que la afectación sea la menor posible», insistió.

Los camioneros reclaman una norma que permita repercutir el alza del gasoil en sus tarifas

decoration

Los transportistas canarios pararán los días 20, 21 y 22 de diciembre, al igual que los del resto del país, para reclamar soluciones al alza del combustible que aseguran no pueden repercutir en el precio de sus servicios. Una situación que se intensifica en Canarias debido al menor tamaño de las empresas. Las empresas en las Islas también reivindican mejorar los espacios de operativa en los puertos del Archipiélago.

El sector comercial se muestra muy preocupado por cómo les puede afectar este paro en unos días que son claves para la actividad. «Va a causar un daño importante», reconoce Alfredo Medina, secretario general de la Asociación Canaria de Medianas y Grandes Empresas de Distribución (Asodiscan). Aunque los grandes almacenes han hecho todo lo posible para contrarrestar los efectos, adelantando la logística y modificando pedidos, lo cierto es que sus almacenes, pensados para mercancía en continúa rotación, no pueden guardar cantidades de productos equivalentes a semanas o meses. Aún así, recalca que si la huelga no se extiende más allá de estos tres días no se va a producir un desabastecimiento más allá de algunos productos puntuales.

«Son tres días importantes en los que se mueve un gran volumen de mercancía, hay preocupación», manifestó Abbas Moujir, presidente de la Federación de Áreas Urbanas (Fauca), quien detalló que aunque la huelga sea solo de tres días terminará afectando a toda la semana. El 23 será el único día operativo al cien por cien, -ya que después será Nochebuena y Navidad- y no podrá absorber el colapso que se generará en los muelles tras tres jornadas de parálisis.

Otro sector que se puede ver directamente afectado por la huelga en el transporte es el industrial, ya que a los retrasos que acumula la llegada de materias primas necesarias para elaborar sus productos debido al colapso marítimo internacional, se une ahora el paro de los camioneros. «Todos hemos intentado adelantaren lo posible la llegada de materias primeras para que no nos pillara, pero hay materiales que nos pueden faltar en cualquier momento», reconoce Virgilio Correa, presidente de Asinca. «Existe preocupación porque los stock están bajo mínimos», admite, antes de añadir que las industrias han pedido a sus clientes que adelantasen sus compras ante la posibilidad de que no se les pudiera suministrar la próxima semana. «Unos lo han hecho y otros no», señala, aunque descarta que falte producto de manera generalizada a no ser que la huelga se extienda.

Compartir el artículo

stats