Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras

Una alta velocidad todavía inacabada en Galicia

Se han invertido 10.060 millones, incluyendo el Eje Atlántico entre Vigo y A Coruña, y sin embargo todavía queda otro importante paquete sin ejecutar

Tren AVE en la estación de Ourense.

Los trenes de alta velocidad ya comunican desde este martes Galicia con Madrid, pero el mapa de las altas prestaciones ferroviarias aún permanece inacabado en la comunidad. Se han invertido 10.060 millones de euros, incluyendo el Eje Atlántico entre Vigo y A Coruña, y sin embargo todavía queda otro importante paquete sin ejecutar por una cuantía que por el momento se desconoce. Ayer fue un día grande y así lo celebraron tanto el presidente de la Xunta, Alberto Núñez, como el alcalde de Vigo, Abel Caballero, o la portavoz nacional del BNG, Ana Pontón, pero los tres aprovecharon para poner negro sobre blanco las asignaturas pendientes del ferrocarril en Galicia.

Variante exterior de Ourense

Algunas actuaciones son más urgentes que otras y unas está en fase de desarrollo mucho más avanzado que otras. La más inmediata, y la única que está presupuestada aunque licitada a medias, es la variante exterior de Ourense. Son casi 18 kilómetros divididos en cinco contratos. Dos de ellos, que suman ocho kilómetros, se acaban de adjudicar por 112 millones. Un tercero saldrá a licitación en breve y los dos últimos todavía se encuentran en fase de redacción de proyecto.

Mientras no se construya esta variante, que al menos tardará tres años, los trenes utilizan la vía actual entre Taboadela y Ourense, a la cual se le ha instalado catenaria y un tercer raíl para que puedan circular las composiciones en ancho ibérico y en internacional. Este “arreglo” temporal es lo que permite que los trenes AVE puros puedan llegar hasta Ourense y los Alvia, al resto de las ciudades.

Los AVE puros –solo dos relaciones al día en cada sentido– llegan a Ourense directamente en ancho internacional desde Madrid, pero los Alvia –ocho por sentido al día– pasan por el cambiador de Taboadela para extender sus ejes y ajustarse al ancho ibérico, que es el instalado en el interior de la comunidad, y así pueden prestar servicio en todas las ciudades sin necesidad de hacer tansbordo alguno.

Una obra menor pendiente, aunque ya en ejecución, es adecuar a las características de alta velocidad el viejo túnel de Padornelo.

Alta velocidad en Galicia

Conexión por Cerdedo

Pero el proyecto de mayor envergadura y que de momento solo está en una etapa incipiente, es la conexión directa por Cerdedo de Vigo a Ourense. El actual diseño obliga a que todos los trenes con origen o destino en la ciudad olívica tengan que pasar por Santiago necesariamente, con o sin transbordo.

El diseño del corredor depende del resultado del estudio hidrogeológico que se está haciendo, que también es el que iba a determinar la decisión política de construirlo o no... hasta el pasado sábado, cuando la secretaria de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Isabel Pardo de Vera, garantizó a Abel Caballero en Vigo que este tramo también se va a ejecutar.

“Todo mi reconocimiento a que entre Vigo y Madrid haya a partir de ahora una hora menos de viaje, pero la línea de alta velocidad entre Vigo y Ourense está aún sin hacer porque la paró el PP”, censuró Caballero, quien en todo caso celebró que Pardo de Vera y el Gobierno de Pedro Sánchez le aseguraran que esta vieja demanda finalmente se va a llevar a la práctica. “Tenemos todas las garantías”, insistió.

“Es irrenunciable que los trenes de alta velocidad lleguen al resto de las ciudades gallegas, si bien parece que en Vigo se están despejando las sombras”, soltó Feijóo durante su intervención en Ourense en el acto oficial de inauguración del AVE junto a Pedro Sánchez y al Rey.

AVE Vigo-Oporto

Pero en Vigo hay más proyectos pendientes. De hecho, es la ciudad con más planes ferroviarios considerados prioritarios que están sin desarrollar. Y ninguno de ellos es menor.

Uno es la conexión con Portugal en alta velocidad, como ayer también recordó Feijóo. España y el Gobierno luso se comprometieron a impulsar la línea de AVE entre Oporto y Vigo y la UE ha marcado el año 2040 como fecha límite para su puesta en servicio. Pero hay poco más que eso.

El Ejecutivo español tiene que diseñar el trazado entre Vigo y Tui para continuar hacia Portugal y Portugal tenía pensado iniciar las obras a partir del año 2025, sin más precisión.

Salida sur

Y esta actuación no tendría mucho sentido sin la salida sur de Vigo –en periodo de estudio de alternativas–, ya que este ramal permitirá a los trenes gallegos circular hacia Portugal sin tener que retornar a Redondela para proseguir su camino, dado que la estación de Vigo es terminal. Además, este ramal serviría para conectar el puerto con el Corredor Atlántico de mercancías.

Ya fuera de Pontevedra, también queda pendiente la mejora de la conexión entre Ourense y Lugo y, por extensión, con Ferrol y A Coruña. La mejora de la comunicación interna en la comunidad y la implantación de un servicio de proximidad es la demanda que ayer puso sobre la mesa el BNG.

Compartir el artículo

stats