Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Canarias vuelve a alcanzar las 60.000 empresas tras dos años de pandemia

El ritmo de apertura de negocios triplica el de los cierres | Las entidades de la región ya emplean a más trabajadores que cuando estalló la crisis de la covid-19

Un trabajador de una terraza limpia una de las mesas del establecimiento.

Han tenido que transcurrir 22 meses desde el estallido de la pandemia de coronavirus, prácticamente dos años, para que el tejido productivo regional vuelva a alcanzar las 60.000 empresas. Canarias cierra 2021 con un total de 60.084 entidades inscritas en la Seguridad Social, según los datos suministrados por el Ministerio de Trabajo. Se trata en todos los casos de empresas propiamente dichas, es decir, negocios con asalariados en plantilla. En la estadística oficial no están incluidos, por tanto, los alrededor de 85.000 negocios sin empleados que sí contabiliza el Directorio Central de Empresas (Dirce) del Instituto Nacional de Estadística. Pero, además, los datos del Ministerio dirigido por Yolanda Díaz son también un buen termómetro para medir la salud del mercado laboral, ya que muestran el número de trabajadores que integran las plantillas de las empresas. En estos momentos, esas 60.084 entidades isleñas de alta en la Seguridad Social dan empleo a 634.378 personas, con lo que la cifra ya está en niveles prepandemia. De hecho se ha recuperado antes el volumen de empleo que el de empresas.

A 29 de febrero de 2020, el último mes antes del inicio de la crisis de la covid-19 –el Gobierno de Pedro Sánchez decreta el estado de alarma nacional el 14 de marzo–, había en el tejido productivo del Archipiélago un total de 61.602 empresas con trabajadores a su cargo. A 31 de marzo de aquel año I de la pandemia, cuando solo habían transcurrido los primeros 15 días del confinamiento del país, el número de entidades inscritas en la Seguridad Social ya se había reducido a 56.521. Desde entonces, la Comunidad Autónoma no había vuelto a superar la cota de las 60.000 empresas, que es el límite a partir del cual la economía isleña entra en cifras que pueden calificarse de normales. Es más, ya solamente faltan 1.500 para que el tejido empresarial alcance de nuevo los 61.602 negocios de antes de la crisis. Un total restablecimiento que sí se ha conseguido ya en el empleo.

Las nuevas aventuras empresariales en las Islas se caracterizan por su baja inversión

decoration

Aquellas 61.600 entidades que había en las Islas en febrero de 2020 daban trabajo a 630.777 personas; y las 60.084 que hay en la actualidad emplean a 634.378 asalariados. De modo que aunque todavía hay 1.518 empresas menos que en el último mes prepandemia, las que hay tienen en plantilla a 3.601 personas más. ¿Y cómo es posible que el tejido productivo de la región esté prácticamente recuperado –recuperado en términos estrictamente cuantitativos, lo que no debe confundirse con una recuperación de la actividad que aún está lejos de producirse– si el año pasado se incrementaron las disoluciones empresariales? Pues porque se constituyeron más entidades. Y no solo eso, sino que se constituyeron más de las que se disolvieron. En otras palabras: porque pese a que la crisis del coronavirus sigue haciendo estragos en la economía canaria, son más las empresas que abren que las que cierran.

60,1

Empresas

  • Canarias cierra 2021, el ‘año II’ de la pandemia de coronavirus, con casi 60.100 empresas, exactamente 60.084, según la estadística del Ministerio de Trabajo.

634,4

Trabajadores

  • Las 60.084 empresas que hay en las Islas -empresas propiamente dichas, es decir, con asalariados en plantilla- emplean a un total de 634.378 trabajadores.

22

Meses

  • Han tenido que transcurrir 22 meses desde el estallido de la pandemia, prácticamente dos años, para que el tejido productivo regional volviese a superar las 60.000 empresas.

Tal como avanzó este diario, a lo largo de 2021 –el año II de la pandemia– se disolvieron en la Comunidad Autónoma 1.108 entidades. Los cierres crecieron así un 40% con relación a 2020. Y también aumentaron las firmas en concurso de acreedores, de las 112 de 2020 a las 168 del año pasado. Sin embargo, la base de datos de Informa D&B –la filial del grupo Cesce dedicada al suministro de información comercial, financiera, sectorial y de marketing– ya también permite ver la cifra de empresas constituidas en 2021, un total de 3.728. No solo son casi un millar más de las que comenzaron su actividad en 2020, sino que son más del triple de las que cerraron sus puertas el año pasado.

Dicho de otro modo: pese a todas las dificultades que afronta la economía canaria, el ritmo de apertura de nuevos negocios triplica –en realidad más que triplica– el ritmo de las disoluciones. No obstante, hay que puntualizar que otra cosa es que el capital invertido para la constitución de las nuevas sociedades esté bajo mínimos, síntoma de la crisis y de la desconfianza imperante.

El capital invertido es, en resumen, el dinero que destina una empresa cualquiera para su establecimiento. Las 3.728 sociedades que iniciaron su actividad en el Archipiélago el año pasado arrancaron, en conjunto, con poco más de 72,6 millones de euros. ¿Mucho o poco? Poquísimo. Tanto que en 2020, pese a la paralización económica por el confinamiento nacional y pese a que se constituyeron 978 empresas menos, el capital invertido rozó los 254 millones de euros, 181,4 millones más. Los inversores no quieren riesgos.

Compartir el artículo

stats