Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automoción

Cascada de paradas de producción en las fábricas de coches de toda Europa

España ya nota el agravamiento de las tensiones en las cadenas de suministro en el sector de la automoción

Trabajadores de Stellantis Vigo. MARTA G. BREA

Ucrania es uno de los principales fabricantes de arneses de cableado para vehículos. La invasión militar de Rusia ha mellado de forma abrupta la producción de las plantas al oeste del país, lo que se ha traducido de inmediato en un agravamiento de las tensiones en las cadenas de suministro para la industria. Problemas que arrancaron con la pandemia y la posterior reactivación industrial, con la escasez de semiconductores (chips), retrasos en entregas o la fortísima escala inflacionaria de las materias primas.

Las fábricas de Audi en Ingolstadt y Neckarsulm, en Alemania, ya anunciaron paradas de producción, que se extenderán hasta el 18 de marzo. Ucrania también es proveedora neta de materiales como paladio y platino, que se utilizan para los convertidores catalíticos. Así que, al margen del consabido desajuste global con los microchips, la guerra aumentará las paradas en fábricas de toda Europa. Anunciadas y las que están por venir. En España, Stellantis Vigo es solo una de ellas.

La factoría comunicó este viernes al comité de empresa parará su producción por completo toda la semana que viene. Las previsiones apuntan a que la actividad pueda arrancar de nuevo en ambos sistemas el día14 de marzo a las 06.00 horas. En su caso, de nuevo, son las disrupciones en el aprovisionamiento de chips lo que ha forzado esta decisión. También ha tenido que posponer la reactivación del cuarto turno del Sistema 2 (vehículos comerciales ligeros), inicialmente prevista para abril y que contará con un equipo de casi 700 trabajadores. La empresa no pudo precisar de cuánto será este retraso, aunque fuentes consultadas apuntan al mes de junio como fecha más probable. Todo dependerá, matizaron, de cómo evolucione el suministro de semiconductores y el mercado automovilístico, a la espera también del posible impacto de la guerra en Ucrania en la economía en general.

Anuncios como el de la factoría gallega se han sucedido en cascada en las últimas horas. Mercedes-Benz comunicó una reducción de producción en sus plantas europeas, y que ajustará los turnos para evitar paradas completas en sus sistemas. Porsche ha suspendido, por su parte, la producción de sus modelos Macan y Panamera en la factoría de Leipzig. La patronal alemana de fabricantes, VDA (Verband der Automobilindustrie), advirtió que la invasión rusa se percibe ya en las rutas de transporte, así como en las transacciones financieras, y que se están preparando para la escasez de una variedad de materias primas. En un comunicado, destacó que el impacto del conflicto en el transporte marítimo, ferroviario y aéreo estaba agravando los problemas en la cadena de suministro en un momento en que los niveles de inventario ya eran bajos.

Tesla recibe el 'ok' para su fábrica en Berlín

El fabricante de eléctricos Tesla ha recibido la aprobación final para establecer su fábrica en las afueras de Berlín, lo que refuerza el impulso de la firma californiana para expandirse en el creciente mercado de vehículos eléctricos en Europa. Así, lo anunciaron las autoridades del estado de Brandenburgo este viernes en una conferencia de prensa en 'Potsdam' y que recoge 'Bloomberg'. La planta, situada en uno de los mercados automovilísticos más competitivos del mundo, está diseñada para fabricar baterías y hasta 500.000 coches al año.

Compartir el artículo

stats