Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Presión a los supermercados para que paguen más por la leche de las ganaderías canarias

El presidente del Gobierno de Canarias asume el mando de las negociaciones para inyectar liquidez al sector

El presidente Torres, junto a ganaderos canarios. ELVIRA URQUIJO / EFE

Presionar a las grandes cadenas de distribución para que paguen más por el litro de leche de vaca generado en las Islas. Ese es el primer flanco que atenderá el Gobierno canario en un intento por prolongar la vida de una ganadería a la que el incremento continuado de los costes de producción, principalmente el de la alimentación de los animales, ha metido en un callejón sin salida. En la reunión que el presidente Ángel Víctor Torres mantuvo ayer con una representación del sector, se puso sobre la mesa una batería de medidas que llegarían más tarde que ese reparto de la merma de beneficios entre todos los actores de la cadena. El tiempo juega en contra.

El presidente de Canarias pidió «evitar dramatismos». Se refería de ese modo a la necesidad de tomar conciencia sobre la verdadera ubicación del epicentro del problema: Ucrania, que suma ya dos millones de refugiados. «En solo dos semanas, una cantidad de personas equivalente a toda la población de Canarias», enfatizó.

 A última hora de la tarde del pasado lunes, los ganaderos de Gran Canaria celebraron una asamblea «en la que se pudo ver la desesperación» de los productores «porque les ha caído encima la ruina», ha expuesto el presidente de COAG-Canarias, Rafael Hernández.

Con ese estado de ánimo se han sentado a la mesa con Torres para explicarle que el horizonte no puede ser más negro, "que la cacharra del gofio está vacía y ya no hay dinero para pagar", en palabras de Hernández. Y el presidente lo ha entendido.Tanto como para ponerse al frente de una cruzada que busca la entrada de oxígeno de manera rápida en las arcas de la cabaña isleña apelando al «sentido común» de las grandes cadenas.

El Gobierno busca la entrada rápida de oxígeno en las arcas de los productores

decoration

«Hay procedimientos administrativos que son inevitables», ha recordado el jefe de Ejecutivo sobre el camino burocrático –largo para como está la situación– que habrán de recorrer, entre otras, la aprobación de una línea de ayudas a fondo perdido, un incremento de las ayudas contenidas en el Régimen Específico de Abastecimiento (REA) para la adquisición del forraje con el que alimentar a las vacas o una modificación de las ayudas europeas que llegan al campo canario vía Posei. Todos esos caminos también se explorarán, pero el caminar será lento.

Demasiado cadencioso en el contexto actual, a juicio del jefe del Ejecutivo regional. Tanto como para defender "el domingo, en la Conferencia de Presidentes", la reunión que Pedro Sánchez mantendrá en La Palma con todos los presidentes autonómicos, la necesidad de dejar de aplicar "mecanismos ordinarios en tiempos extraordinarios". Es decir, acortar los plazos porque las urgencias se multiplican. Una idea que también quiere hacer llegar a Bruselas.

En el supermercado, el litro de leche entera de vaca se vende a entre 0,92 y 1,03 euros. Los ganaderos reciben de los distribuidores de 41 a 45 céntimos. El objetivo es llegar al entorno de "los 60 céntimos", ha detallado Rafael Hernández. La Ley de Cadena Alimentaria señala que la cantidad a percibir por el productor no puede ser inferior al coste de producción. Ángel Víctor Torres reconoció que esta norma no puede aplicarse en tanto no se desarrolle en la comunidad autónoma.

El propietario de la vaca recibe entre 41 y 45 céntimos por litro de leche y en el supermercado se sitúa entre 0,92 y 1,03 euros

decoration

No obstante, la esgrimirá ante las cadenas de distribución para convencerles de que colaboren en asumir el incremento de costes que asfixia a los ganaderos. Y que además, lo hagan contra sus márgenes, sin repercutir, o al menos no del todo, en el consumidor final el incremento. "Tres meses" han dado los productores para revertir la situación, que se cuantifica en una subida media del precio del alimento para los animales del 45%, y "una vaca come 25 kilos al día" de forraje y pienso, ha detallado Rafael Hernández.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia puede suponer el golpe de gracia. El precio de las materias primas ya venía desatado, no es que haya sido el belicismo de Putin el que los ha vuelto locos. Ahora bien, claro que se notará en la oferta la ausencia del grano ucranio, lo que traerá otro arreón. "Hay que trabajar para que toda la cadena absorba el impacto", ha expuesto la consejera de Agricultura, Ganadería y Pesca del Gobierno de Canarias, Alicia Vanoostende.

41


céntimos

  • Un ganadero recibe de las grandes cadenas entre 41 y 45 céntimos de euro por cada litro de leche que producen sus vacas. Ese valor está hoy por debajo del coste de producción.

60


céntimos

  • El sector estima que puede elevar hasta los 60 céntimos por litro de leche la factura que presenta a los distribuidores. Los supermercados vendían ayer a entre 0,92 y 1,03 euros. 

25


kilogramos

  • Una vaca consume diariamente unos 25 kilogramos de forraje y pienso. La alimentación, que se ha encarecido un 45% en cinco meses, supone el 60% del coste de producción.


Compartir el artículo

stats