Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis de suministros

El atasco de Shanghái añade más incertidumbre en el suministro

El confinamiento de la gran metrópoli china amenaza con provocar nuevos retrasos

Contenedores en el puerto de Cartagena. IVÁN URQUÍZAR

El colapso del puerto de Shanghái motivado por el confinamiento de uno de los principales centros de distribución de China y de todo el Pacífico, que se ha visto más castigado por la pandemia, añade incertidumbre al tráfico marítimo y amenaza con provocar nuevos retrasos en el suministro de materias primas y de componentes industriales utilizados por las empresas de la Región. Fuentes de la Autoridad Portuaria de Cartagena indicaron que hay unos 500 buques bloqueados en el principal puerto del país asiático, lo que dará lugar a un atasco en el tráfico de contenedores que se dejará sentir en las próximas semanas.

El Puerto de Cartagena precisa que apenas se verá afectado por el colapso de Shanghái, porque sus principales rutas de contenedores son las que conectan con Canarias y con Reino Unido, dado que su calado «es reducido e impide la entrada de los grandes buques» que transportan las mercancías procedentes de Asia.

Gran parte de las empresas de la Región que importan suministros o exportan sus productos al exterior suelen utilizar el puerto de Valencia, que en estos momentos está recuperándose de los problemas originados por la huelga del transporte de mercancías y el temporal del mes de marzo, que obligaron a parar la actividad. Fuentes de la Autoridad Portuaria de Valencia apuntan que los efectos del colapso de Shanghái se notarán en las próximas semanas, dado que los barcos retenidos, que deberían estar saliendo en estos momentos, no llegarán en las fechas previstas.

De momento, los sectores exportadores no están notando aún nuevos retrasos en los suministros, teniendo en cuenta las dificultades que han soportado desde que se recuperó la actividad económica después del confinamiento y empezaron a registrarse cuellos de botella en los grandes puertos de Estados Unidos y de Asia. Estos bloqueos encarecieron el coste de los fletes y multiplicaron el precio de los contenedores.

La paralización del tráfico portuario en la gran metrópoli china se produce apenas un mes después de que acabara la huelga de los transportistas autónomos españoles, que provocó una gran escasez de suministros y obligó a reducir el ritmo de producción en muchas empresas murcianas. Durante varias semanas los piquetes bloquearon la entrada de los camiones a los principales puertos españoles, incluido el de Cartagena, lo que impedía descargar los buques y llegó a causar desabastecimiento.

El presidente de Agrupal, José García Gómez, recuerda que las empresas de la Región empezaron a sufrir hace un año los problemas en la cadena logística, que se iniciaron con el bloqueo del Canal de Suez tras encallar el portacontenedores Ever Given, que interrumpió la comunicación marítima entre el Mediterráneo y el Pacífico en marzo de 2021. Centenares de buques permanecieron bloqueados hasta que la embarcación fue liberada con el dragado de arena del fondo. Después tuvieron que afrontar la escasez de contenedores, que ha impedido recuperar la regularidad en el tráfico marítimo.

Cartagena aumentó el tráfico en el primer trimestre pese a la huelga

El puerto de Cartagena ha incrementado en un 15,78 por ciento el tráfico de mercancías en el primer trimestre del año, a pesar de que la huelga del transporte bloqueó la actividad portuaria durante varias semanas en el mes de marzo e impidió la carga y descarga de los buques. Según han informado fuentes de la Autoridad Portuaria, el repunte de la actividad registrada en los dos primeros meses del año ha permitido compensar el impacto de la huelga. Entre enero y marzo creció un 160% el movimiento de cereales, destinados en su mayor parte a la alimentación del ganado, que alcanzó las 853.000 toneladas. Las importaciones de maíz se incrementaron un 100%. También los productos siderúrgicos han registrado un aumento del 58% y alcanzaron las 45.000 toneladas en el primer trimestre.

Compartir el artículo

stats