Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Día Internacional de los Trabajadores | El mercado laboral canario ante el 1 de mayo

Canarias pacta la mayor subida salarial en 14 años pero aún lejos de la inflación

El alza de los precios estropea la revalorización de las nóminas en las 3.658 empresas isleñas que han estrenado convenio colectivo en el arranque de 2022

Dos operarios canarios durante su jornada laboral en una obra viaria. YAIZA SOCORRO

Las empresas y trabajadores que han estrenado o modificado sus convenios colectivos en lo que va de 2022 han pactado la mayor subida salarial de los últimos 14 años. El extraordinario incremento de los precios que sufren las economías europeas, incluida la canaria, está así condicionando las negociaciones entre los empresarios y los asalariados del Archipiélago. Sin embargo, la sensible revalorización de las nóminas en las casi 3.700 entidades isleñas con nuevos convenios en 2022, cercana al 3%, palidece ante la magnitud de la ola inflacionaria, que al cierre de marzo dejó el Índice de Precios de Consumo (IPC) en el 8,4%. Es decir, el coste de vida se ha disparado cinco puntos y medio por encima de lo que han subido los sueldos de los 28.000 trabajadores de esas 3.700 empresas. No obstante, hay que precisar que esos 28.000 asalariados aún pueden considerarse afortunados, ya que la grandísima mayoría de los empleados de la Comunidad Autónoma tendrá que lidiar contra una inflación desbocada sin aumento salarial o con aumentos inferiores no ya al IPC, sino incluso a ese casi 3% que incluyen los convenios que han entrado en vigor en el arranque del año.

Los Gobiernos, tanto el canario como el de Pedro Sánchez, apuestan por un pacto de rentas para paliar las consecuencias de la inflación. Por controlar las subidas de sueldos y los beneficios empresariales, de manera que no se produzcan los temidos efectos de segunda ronda. Para evitar, en definitiva, que el histórico incremento de los precios cause alzas desmedidas de los salarios que, a su vez, causen un nuevo aumento de los precios, y así sucesivamente en uno de los círculos viciosos que más preocupan a los economistas. El problema ahora es que los sindicatos, dentro de las negociaciones de la mesa del Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC), exigen a la patronal que en los nuevos convenios se incluyan cláusulas de revisión salarial en línea con el IPC. Esto quiere decir que si se pactan subidas de sueldo del 2% y resulta que la inflación cierra el año en una media del 3 o el 4%, entonces la empresa deberá el 1 de enero volver a subir las nóminas hasta igualar el alza del IPC. Y, además, deberá abonar a la plantilla las cantidades adeudadas durante el año anterior debido a que el incremento salarial quedó finalmente por debajo del de los precios.

El caso es que ligar los sueldos al IPC no está precisamente en línea con el pacto de rentas, y de hecho supone un riesgo que incluso podría restarle cuatro décimas de crecimiento a la economía nacional a finales de año, según los cálculos del Banco de España. ¿Por qué entonces los sindicatos exigen las cláusulas de revisión salarial? Porque entienden que la patronal pretende que sean los trabajadores, a costa de sus nóminas, quienes paguen el pato de la inflación, mientras que el control de los beneficios de las empresas parece quedar en segundo plano. En cualquier caso, lo cierto es que el acuerdo no va a ser sencillo, ni mucho menos, y eso si es que llega a producirse.

En este escenario, las empresas, en general, optan por esperar a que la inflación se modere antes de negociar con sus trabajadores. Y, a su vez, estos ven cómo sus nóminas siguen congeladas mientras el coste de vida no deja de crecer, lo que los coloca en la disyuntiva de conformarse con el mayor incremento que le puedan arañar a la empresa o promover un conflicto laboral. Todo ello se ve ya reflejado en los convenios suscritos en las Islas.

En el primer trimestre del año se registraron nuevos convenios en, exactamente, 3.658 empresas de la Comunidad Autónoma. Es la cifra más baja desde 2015, cuando de enero a marzo apenas 90 entidades del Archipiélago estrenaron marco laboral. En 2019, el último año antes de la crisis del coronavirus, hasta 31.000 negocios pusieron en práctica nuevos convenios en la región, lo que da pistas de que, efectivamente, la incertidumbre en torno al AENC está ralentizando en Canarias los acuerdos entre las empresas y los trabajadores. Esas 3.658 empresas han acordado con sus 27.915 empleados una subida salarial media del 2,74%. Por un lado se trata del mayor incremento desde el 4,42% de 2008, el mayor en 14 años, lo que pone de manifiesto que la inflación está presente en las negociaciones en las entidades de las Islas. Pero, por otro lado, está muy lejos del 8,4% con que el Índice de Precios de Consumo despidió el mes pasado. Son exactamente 5,66 puntos menos, una sensible diferencia que empequeñece lo que en otro contexto sería una considerable mejora salarial.

Siempre de acuerdo con la estadística de la Secretaría de Estado de Empleo y Economía Social, la subida de sueldo media en España en los convenios que han entrado en vigor en 2022 es del 2,36%, menos que en las Islas.

2,74

Subida salarial

  • Las 3.658 empresas y los 27.915 trabajadores que han estrenado convenio colectivo en lo que va de 2022 pactaron una subida salarial media del 2,74%.

4,42

Incremento en 2008

  • Para encontrar un incremento salarial medio en los convenios registrados en un primer trimestre de año superior al 2,74% de 2022 hay que remontarse a 2008, cuando llegó al 4,42%.

2,36

Subida media en España

  • En todo el país ha estrenado convenio en 2022 un total de 450.606 empresas que tienen 4,9 millones de asalariados. La revalorización media de las nóminas es del 2,36%.

-5,66

Diferencia con el IPC

  • La mayor subida salarial en 14 años, ese 2,74%, se queda, sin embargo, 5,66 puntos por debajo del 8,4% con que el Índice de Precios de Consumo (IPC) cerró el mes pasado en las Islas.

Compartir el artículo

stats