Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Automoción

Herbert Diess dice que hay futuro para Seat y elogia al Gobierno español por el PERTE

El presidente del consorcio automovilístico admite la necesidad de lograr rendimiento con la compañía y que para eso priorizan a Cupra

Herbert Diess, presidente del Grupo Volkswagen. Volkswagen

El presidente del Grupo Volkswagen sigue en su cruzada para apretar al Gobierno de Pedro Sánchez para que responda de forma favorable la propuesta del consorcio alemán, Seat y otras 62 empresas como candidatos a recibir parte de los fondos europeos Next Generation en el PERTE. Una vez presentada la candidatura hace una semana, Herbert Diess volvió a dirigirse al Gobierno con buenas palabras para que acelere la decisión, que incluye las ayudas para construir la ya famosa planta de baterías en Sagunt, entre otros proyectos vinculados al vehículo eléctrico.

Tras emplear Twitter para ensalzar la labor de Pedro Sánchez, el ‘capo’ del grupo automovilístico, acudió a Linkedin (su red social preferida) para elogiar de nuevo al Gobierno español y para dar un poco de cariño a Seat tras los rumores, no exentos de evidencias, que apuntan a una lenta disolución de la marca con el horizonte de 2029. Obviamente Seat no se destruye, es como la energía, se transforma, y Cupra forma parte de esa transformación como punta de lanza de una compañía que centrará sus esfuerzos en la rentabilidad de sus modelos y en la fabricación de vehículos eléctricos pequeños para las marcas del grupo Volkswagen, Skoda y Cupra.

En su mensaje en Linkedin, Herbert Diess, ha querido recalcar que “Cupra no va a reemplazar a Seat, solo la ayudará a que sea más rentable”. Eso no quita que la propuesta de futuro de producto para la marca española no esté demasiado definido. Más allá del restyling (lavado de cara) del Seat León el próximo año no hay nuevos modelos en el horizonte. La fecha de caducidad de la gama española es 2029, que es cuando cesará la producción de Seat Ibiza, Seat Arona y Seat León. El Seat Tarraco lo hará en breve y el Seat Ateca (ambos se hacen fuera de España) estará sujeto a las decisiones del grupo respecto al segmento, aunque la electrificación seguramente será su tumba tal y como lo conocemos ahora. Mantendrán el Cupra Formentor (que se evolucionará). La decisión de dónde se ensamblará y con qué tecnología no se ha dado a conocer todavía.

La crisis de los microchips

Para Herbert Diess la apuesta por Cupra y la rentabilidad es un hecho. Actualmente la crisis de microchips ha acelerado la transición de Seat S.A. “Con el suministro limitado de semiconductores, sin duda priorizamos la producción del Cupras para que dé mayor margen sobre algunos modelos de acceso de Seat”, explica Diess. Además, la llegada de la electrificación también ha ‘golpeado’ a Seat. “Para electrificar (a Seat como compañía) damos prioridad a los modelos Cupra, que dá mayor margen o incluso estamos lanzando nuevos modelos únicamente bajo esta marca, que económicamente tiene mucho sentido”, y añade, también nuestros distribuidores se están beneficiando de esta configuración”.

El máximo responsable del consorcio automovilístico (el segundo en el mundo en cuanto a ventas de vehículos con 4,5 millones de unidades en 2021, por detrás de Toyota) lleva tiempo haciendo hincapié en Cupra. No obstante, en 2020, cuando El Periódico le entrevisto en exclusiva en el Foro de Davos, hablaba de que “Seat supone una referencia para el grupo Volkswagen”, aunque adelantaba ya esa transformación de la compañía buscando la complicidad de la plantilla: “Tenemos plena confianza en la planta de Martorell y en su plantilla. Forman parte importante del grupo y seguiremos trabajando en nuestra estrategia, incluyendo la de Cupra. Yo siempre veía lo de Cupra y Seat como una unidad, y pienso que promocionando a Cupra hacemos crecer a Seat. No se puede separar. No es una o la otra”. Aunque parece que el momento de la mayoría de edad para Cupra ha llegado tras la pandemia y con la electrificación.

En ese sentido Diess afirma que “la marca principal Seat es más fuerte que nunca: en los últimos años, hemos invertido más que nunca en Seat, y con Ibiza, Arona, Ateca, León, León Sportstourer y Tarracco tenemos la cartera de productos más sólida y amplia del mundo en décadas, probablemente más que nunca”, una visión exacta hasta hoy pero que carece de futuro como apuntaba Matías Carnero, presidente del comité de empresa de Seat en EL PERIÓDICO hace unas semanas: “ Se da la circunstancia que en la presentación de resultados de la compañía el pasado 23 de marzo en Barcelona, la referencia a Seat fue mínima. Cupra y la planta de baterías monopolizaron el acto... en el que inicialmente no se conto demasiado con los representantes de Seat.

Inversión en Seat

Diess mantiene la confianza en Seat (y más en Cupra) y en Wayne Griffiths. “Hemos invertido más de ocho mil millones de euros en este programa (el de Seat), algo único a lo largo de los años. Esperamos un éxito continuo con esta gama de modelos y actualizaciones por venir durante muchos años (aunque de momento el techo está en 2029). Y estoy seguro de que Wayne está haciendo todo lo posible para vender tantos Seat y Cupra como sea posible para que Seat sea rentable lo antes posible: ya es hora”, exclama Diess en su red social preferida.

En el plano de la compañía, o sea la fábrica de Martorell, Diess señala que “la fabricación para el resto de marcas además, debería permitir a Seat ser aún más rentable y debería ayudar a crear y salvar puestos de trabajo”, una 'chinita' lanzada a los sindicatos que siguen negociando el convenio con jubilaciones anticipadas sobre la mesa (se habla de 1.100 pero serán muchas más). De momento la fabricación en el futuro será para los pequeños eléctricos de Cupra, Skoda y Volkswagen, mientras que los SUV pequeños se harán en Landaben… para las mismas marcas. De nuevo sin rastro de Seat.

Diess pone el foco en esa plataforma eléctrica pequeña para ‘salvar’ a Seat (compañía): “Eso representa muchas oportunidades: liderar el diseño y la producción de Skoda y Volkswagen en la nueva plataforma pequeña BEV para hacer que los coches eléctricos sean asequibles para muchos, coordinar las actividades del grupo en la península ibérica y liderar la electrificación de España, para impulsar a Europa... además de tener éxito con sus propias marcas Seat y Cupra”, una arenga a las tropas aunque poco concreto para Seat. 

España, potencia industrial

Y mientras da paños calientes a la marca española, aprovecha para ‘enjabonar’ al proyecto del PERTE y la fortaleza industrial de España. “¡España será el segundo centro europeo de producción de vehículos eléctricos de Volkswagen después de Alemania! El Grupo Volkswagen está invirtiendo siete mil millones de euros en España, con una inversión total de diez mil millones de euros que incluye 62 empresas en el programa español PERTE, algo que representa la mayor inversión industrial que España haya recibido jamás. Para Volkswagen y Seat S.A. esto significa: una nueva Gigafábrica de baterías en Sagunt, cerca de Valencia, abastecida con energías renovables, y la electrificación de nuestras plantas en Martorell y Pamplona. A partir de 2025 se fabricarán en España varios coches eléctricos pequeños de Volkswagen, Cupra y Skoda”.

Compartir el artículo

stats