Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Agricultura

Los precios en origen de las frutas y hortalizas se estabilizan tras la elevada inflación en abril

El kilogramo de tomates baja del euro en las mismas corridas de frutos donde hace un mes se vendían casi al doble | Preocupa el enorme desplome del aguacate, bajo mínimos históricos

Interior de la corrida de frutos Llano de los Frailes, en localidad torroxeña de El Morche. FRAN EXTREMERA

Los altos precios que en origen alcanzaron las frutas y hortalizas hace ahora un mes, a las puertas de la Semana Santa y con las movilizaciones del transporte como argumento principal, empiezan a estabilizarse.

Así lo confirman productores y intermediarios consultados este martes por este periódicoEl mismo kilogramo de tomates que en abril llegó a pagarse al agricultor por dos euros cuesta en este momento casi la mitad. La oferta es ahora mucho más amplia en los mercados, como añaden.

"La reapertura de las fronteras marítimas con Marruecos permite reanudar la comercialización de frutas y hortalizas del país vecino. Pero también se han resuelto todos los problemas del transporte, al tiempo que el conflicto bélico no ha generado dificultades para retomar la actividad en países como Alemania", expresaban portavoces de una de las comercializadoras que abastecen a las principales cadenas de supermercados malagueños.

Los propios intermediarios y algunos campesinos del litoral axárquico han expresado asimismo su preocupación por el desplome en el cierre de la cosecha de los precios por el aguacate. Aunque ahora se limita la recolección a ciertas variedades tardías, la campaña se ha caracterizado en términos generales por unos precios inferiores a los de las anteriores temporadas.

Así se ha pasado de hasta 3 euros por kilo hace poco más de un año a menos de un euro en estos días. Respecto a esta fruta la situación viene agravada por la pertinaz sequía, que condiciona el número de riegos diarios que exige este árbol subtropical. En el horizonte no se descarta que algunos agricultores, como señalan portavoces del sindicato Asaja Málaga, opten por sembrar mangos allí donde durante años han mantenido en producción importantes extensiones de aguacates.

Una de las ventajas del mango en una comarca deficitaria en recursos hídricos como es La Axarquía parte de su mayor capacidad para soportar periodos de sequía. Asimismo, el rendimiento en kilogramos por árbol es bastante superior. Y un factor añadido para decantarse por el cultivo de mangos se centra en que, al plantarse los árboles, tardan menos años en empezar a producir cantidades significativas de fruta.

En cuanto al resto de frutas y hortalizas, los agricultores subrayan que un kilogramo de tomates al precio actual de unos 70 céntimos limita bastante los beneficios, como consecuencia del incremento exponencial de los gastos en el último año. La guerra ha disparado los precios de los derivados del petróleo, entre los que se enmarcan los plásticos empleados en invernaderos y para cubrir los suelos y evitar así la proliferación de malas hierbas.

"Es un varapalo más para las explotaciones agrícolas que siguen asfixiadas por unos costes de producción nunca vistos. Y lamentablemente no acompañan los precios de frutas subtropicales como el aguacate, también bajo mínimos históricos", aseguran los propios técnicos del sindicato Asaja. En el horizonte lamentan la imposibilidad de reclamar ciertas ayudas de emergencia, "que no se suelen permitir en un periodo de pausa forzosa por las elecciones".

Compartir el artículo

stats