Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mil toneladas más de tuna en las redes isleñas con la nueva ley

La norma permitirá al Ministerio de Agricultura y Pesca redistribuir en otras flotas aquellas cuotas que los armadores no utilicen

Un túnido en un mulle del Archipiélago. | | LP/DLP

La nueva Ley de Pesca Sostenible e Investigación Pesquera, a la que el Gobierno de Sánchez ha dado el visto bueno esta semana, permitirá a las Islas captar toneladas extra para capturar túnidos en caso de que otras flotas no las utilicen. Esta es una de las novedades de la normativa que posibilitará que el Ministerio de Agricultura y Pesca pueda redistribuir cupos en el caso de que durante un periodo de tiempo sus armadores no hagan uso de ellos. Algo que según el director general de Pesca del Gobierno de Canarias, Carmelo Dorta, puede resultar beneficioso para los profesionales del sector en el Archipiélago. «Nos permitirá mejorar, por esa posibilidad de activar en el último cuatrimestre de cada año un reparto de aquellas capturas que sobren», explica. Si este mecanismo hubiese estado operativo durante el año pasado «hubiéramos tenido la cuota de la tuna que les ha sobrado a los cerqueros», que en los dos últimos ejercicios ha rondado las mil toneladas, aunque la cantidad dependerá de lo que ocurra cada año. 

La revisión de la Ley de Pesca Marítima del Estado, que data de 2001, era un compromiso adquirido por el ministro Luis Planas antes de la pandemia, que buscaba actualizar la normativa y adaptarla a las necesidades actuales. El Gobierno se marcó como punto fuerte lograr que las cuotas de capturas de las diferentes especies se aprovecharán al máximo posible. Por eso, en este borrador, que debe tramitarse ahora en las Cortes Generales, se recoge la posibilidad de retirar las cuotas asignadas a un barco si este no las utiliza por un periodo de tiempo determinado. 

El borrador mantiene los mismos criterios para el reparto de las capturas entre las embarcaciones

decoration

El objetivo es acabar con los «armadores de sofá», como los denominó la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz. Embarcaciones que a pesar de tener asignaciones no realizan capturas. Hasta ahora esas cuotas que dejaban de pescarse se perdían, pero con la nueva ley no solo podrán trasladarse de un barco a otro sino también entre las diferentes flotas.  

Actualmente, los pesqueros canarios tienen asignadas cuotas para tres especies diferentes: el atún rojo, la tuna o patudo y el barrilote. Sin embargo, mientras las asignaciones de atún rojo y barrilote suelen agotarse en todas las flotas, no ocurre lo mismo con la tuna. Tal y como explica Dorta, para esta especie la cuota se reparte entre tres flotas principales la canaria, la cerquera y los atuneros. Mientras que los pesqueros del Archipiélago agotan año a año su parte, –que en 2022 ha sido de 2.368 toneladas poco más del 30% del total de las 7.438 que corresponden a España–, las otras dos suelen dejar toneladas que les son asignadas sin capturar. Si la ley sale adelante y continúa ocurriendo «saldríamos beneficiados», ya que la mayor parte de las toneladas sobrantes irían a parar a la flota canaria. 

Canarias echa en falta mayores beneficios para las flotas artesanales como la de las Islas

decoration

En cuanto al reparto general de las cuotas, la nueva ley no incluye demasiadas novedades. «El articulado no obliga al Ministerio, quien tiene la competencia para este reparto, a hacerlo de manera diferente», detalla Dorta. Aunque sí que deja abierta la puerta a un cambio de criterios para beneficiar a las flotas artesanales como la del Archipiélago. 

Precisamente, el Gobierno canario ha echado en falta en la normativa una mayor concreción respecto a las flotas artesanales, es decir aquellas que utilizan técnicas y aparejos tradicionales y que por lo tanto son más sostenibles. «Nos hubiera gustado que al menos se hubiera plasmado una recomendación para primarlas en el reparto de cuotas», recalca. Algo que finalmente no se ha incluido. 

La normativa al detalle

La nueva ley de Pesca incluye muchas novedades para el sector. No solo permitirá reasignar aquellas cuotas que se queden sin cubrir sino que también posibilitará la entrada a los censos de flota a buques sin un historial previo en ciertas pesquerías. Esto formará parte de la redefinición del Registro General de la Flota Pesquera. También incluye medidas para controlar mejor la pesca recreativa, como la creación de un registro nacional y una única licencia válida. El director general de Pesca del Gobierno de Canarias, Carmelo Dorta, sostiene que la norma –a la que el Gobierno central dio luz verde esta semana– «mejora la anterior ley». Bajo su punto de vista, aspectos como la coordinación con las comunidades autónomas respecto a los registros o trámites se ha mejorado. La ley aborda por primera vez la gestión de los recursos genéticos pesqueros y contempla la creación de un registro de productos marinos. Entre las novedades introducidas figura también la creación de un Foro Asesor de Pesca, en el que se incluirá a todo el sector. La futura ley también incluye medidas que otorgan mayor protección de cara a la jubilación de algunos colectivos de trabajadores del ámbito del mar y pesquero, cuyas labores profesionales suponen un gran desgaste. | D.G

Compartir el artículo

stats