Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Previsiones económicas | Perspectivas socioeconómicas para Canarias 2022

La crisis «pega más duro» en lugares con rentas bajas como el Archipiélago

El economista José Carlos Díez anima a los empresarios a subir los salarios de forma «ordenada» - De la Serna duda que haya un cambio de modelo económico

José Carlos Díez, el director de Cajamar en Canarias, José Fernando García, y el exministro Íñigo de la Serna. Elvira Urquijo A. / EFE

La actual no es una crisis como las anteriores, porque se deriva de la inflación y ese es un fenómeno que los economistas ya conocen a la perfección. Ahora bien, que llueva sobre mojado nunca es buena noticia y serán los lugares que, como Canarias, presentan rentas más bajas donde pegue «más duro». Es una de las reflexiones vertidas ayer por el profesor de Economía de la Universidad de Alcalá de Henares, José Carlos Díez, durante su participación en el foro Perspectivas socioeconómicas para Canarias 2022 organizado por Cajamar. 

Una tormenta perfecta ha venido a poner en dificultades el día a día de los ciudadanos. Los precios energéticos comenzaron a desbocarse hace poco menos de un año, y justo al mismo tiempo se empezaron a notar los efectos –también inflacionistas– de una escasez de materias primas por las restricciones de China a su comercio marítimo y el despegue de la demanda tras superarse las peores fases de la pandemia mundial.

La inflación comenzó a regar las economías de los países y se colocó en niveles que no se conocían desde hace 30 años. Toca echar el freno y, con la teoría en la mano, es tiempo de sacar del letargo a los tipos de interés, lo que desembocará en un alza de las cuotas hipotecarias. La fórmula es sencilla y pasa por quitar a los ciudadanos dinero del bolsillo para que se enfríe el consumo. Solo de esa manera, las empresas se verán obligadas a ajustar los precios con el objetivo de volver a seducir a los compradores y recuperar así sus volúmenes de negocio.

«Las empresas deben moderar sus márgenes; los salarios tienen que subir de forma ordenada, porque si no, va a haber mucha pérdida de poder adquisitivo»

José Carlos Díez - Profesor de la Universidad de Alcalá

decoration

En buena lógica, peor lo pasarán aquellos cuyas rentas disponibles presentan un tamaño menor. De ahí la importancia del pacto de rentas que promueve el Gobierno central y que demanda de los empresarios moderación para no repercutir en el precio final todo el incremento de los costes de producción, y de los trabajadores que no pretendan que sus salarios se revaloricen en la misma proporción en que sube la inflación; grosso modo, todos pierden para ganar todos a medio plazo.

Incumplen los empresarios

Sin embargo, Díez advirtió de que una parte está incumpliendo con ese reto enunciado por el presidente Pedro Sánchez, ya que los salarios no crecen. «Las empresas deberían moderar sus márgenes [de beneficio] y llegar a un acuerdo razonable con los trabajadores». ¿Qué ocurrirá si los ingresos de los trabajadores no se elevan? «Va a haber mucha pérdida de poder adquisitivo», sostuvo. ¿Y cómo hacerlo para que la inflación se contenga? «Ordenadamente, en torno a un 3% o 4%», zanjó el profesor universitario.

En cualquier caso, José Carlos Díez restó protagonismo al Gobierno central de cara a controlar el crecimiento de los precios. Es «el Banco Central Europeo», con las anunciadas subidas de tipos que acometerá a partir del mes de julio, el que tiene la sartén cogida por el mengo. Dicho esto, también consideró que Bruselas se ha portado «bastante bien» hasta el momento con España, al mantener también durante el año próximo la suspensión de las reglas fiscales y solo pedir a cambio moderación al aumentar el gasto público.

«El Gobierno de España usa proyectos de Adif que ya están redactados y sin licitar para no quedar mal en la foto de la ejecución de los fondos Next Generation de la UE»

Íñigo de la Serna - Exministro de Fomento

decoration

Ambos lo celebraron, pero advirtieron del gigantesco tamaño de la deuda, sin igual «desde la guerra de Cuba», apuntó Díez. «Cometeríamos un grave error si tomamos esa relajación [de Europa] como si no pasara nada», añadió el exministro [de Fomento en el último Gobierno de Mariano Rajoy] Íñigo De la Serna. 

Junto a él, De la Serna fue el otro protagonista de la mañana. A su juicio, uno de los grandes retos que tiene ante sí el país es el de trasladar a la economía real los miles de millones de euros que las autoridades europeas han dispuesto para que los países miembros puedan remontar la crisis desatada por la covid.

El también exalcalde de Santander se mostró escéptico ante la posibilidad de que España cumpla y absorba todo el Next Generation, y más aún con que por parte del Gobierno de España se promueva la transformación del modelo económico que la aprobación del paquete de ayudas demanda. La crisis de abastecimiento energético desatada por la guerra de Ucrania, en cualquier caso, va a servir de acicate en esta línea.

«El desarrollo de las energías renovables en Alemania está siendo muy intenso», apuntó Díez, quien esta misma semana pudo observar in situ cómo el país germano progresaba «a base de tecnología y talento españoles». La UE no va a promover la ruptura del flujo comercial de gas con Rusia. «Alemania e Italia ya tienen sus cuentas para pagar en rublos», afirmó.

«Bruselas ha rebajado los cumplimientos de los objetivos de déficit, pero cometeríamos un grave error como país si tomamos esa relajación como si no pasara nada»

Íñigo de la Serna - Exministro de Fomento

decoration

Lo contrario significaría «decidir qué fábricas hacen coches y cuáles no», aparte de «congelarte en invierno», añadió. Parar una industria se traduciría en un aumento del paro y eso sí sería un problema para las Islas, que renacen de las cenizas pandémicas por el retorno de los turistas, procedentes de Alemania en gran medida.

En cuanto al desarrollo de las renovables, el profesor de la Universidad de Alcalá atribuyó a Canarias un rol protagonista. Siempre que España «quiera ser un Estados Unidos y promueva un desarrollo industrial» y no se quede solo en «un nuevo Oriente Medio», pero, en vez del petróleo, del sol y el viento.

¿Por qué las Islas? Aparte de los abundantes recursos naturales, «ya hay astilleros y traerse a Navantia no sería un problema», relató José Carlos Díez. Si a eso se suma la localización, «en el centro de la autopista del mar», la irrupción es posible. «Si se logra, Canarias estará ante un shock sin precedentes en 300 años, pero hay que ponerse a trabajar y hablar menos de Pegasus», por ejemplo.

Compartir el artículo

stats