Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las vacaciones de los canarios serán este año hasta un 40% más caras

La inflación y la alta demanda tras la pandemia dispara los precios de transporte y alojamiento | Los isleños reducen la duración de sus viajes para ajustar el gasto

Bañistas en una playa del Archipiélago. | | MARÍA PISACA

Tras dos años de pandemia la llegada del verano ha disparado la fiebre por las vacaciones. Pero los que tengan la suerte de poder escaparse unos días deberán rascarse el bolsillo porque los precios se han disparado. Tanto que los canarios podrían pagar hasta un 40% más que en 2019. Da igual que se busque un viaje internacional o que se opte por quedarse en el Archipiélago, la inflación y la alta demanda han encarecido todas las opciones y el descanso de este año se abonará en muchos casos a precio de oro. No solo los hoteles y apartamentos son más caros, sino que también cuestan más los billetes de avión, los coches de alquiler y los paquetes turísticos.

«Todo se ha encarecido, me consta que hay empresas que están asumiendo costes para no desincentivar pero es tanta la demanda que los precios suben», detalla José Luis de la Rosa, gerente de la Asociación Canaria de Agencias de Viaje y Turoperadores, quien estima que los canarios pagarán este verano entre un 25 y un 40% más por sus vacaciones. 

Asegura que lo que más ha subido es el precio de los hoteles. Un incremento que se nota todavía más porque el año pasado los establecimientos que se encontraban abiertos lanzaron suculentas ofertas con las que atraer al cliente canario. «Era casi regalado», reconoce. Este año, con la recuperación del turismo internacional, las tarifas de los hoteles a nivel nacional se ha incrementado un 29,4% respecto a 2021, un 26% en el caso de los que se ubican en el Archipiélago. Unos porcentajes que podrían elevarse de cara a la temporada estival. «Hay familias a las que incluso les sale más barato un viaje a la Península que quedarse una semana en el sur de las Islas», señala. 

No se escapan tampoco del aumento de precios los billetes de avión. Las tarifas de los vuelos internacionales fueron en mayo un 9,8% superiores a los del año anterior y los nacionales se han encarecido un 2,6%. Además, algunas aerolíneas como Ryanair ya han comenzado a advertir que los billetes para este verano serán entre un 7 y un 9% más caros que hace tres años. 

Flota ajustada

Tampoco se quedan fuera del aumento de precios los coches de alquiler. Las empresas de rent a car disponen de una flota muy ajustada para la alta demanda de turistas que se prevé que llegue a las Islas este verano. «Se estima que en estos meses llegue al Archipiélago un porcentaje de visitantes similar al de 2019, pero en aquel momento teníamos 90.000 coches y ahora estamos en 50.000, un 30% por debajo de la demanda», explica Juan Antonio Jiménez, presidente de la Asociación Profesional de Empresarios de Coches de Alquiler en Canarias (Apeca). Por lo que conseguir un vehículo de alquiler en las Islas en el mes de agosto si no se reserva con antelación puede convertirse en misión imposible por segundo verano consecutivo. 

El origen de esta suboferta hay que buscarlo en los problemas para incrementar la flota que han tenido las empresas de rent a car por las dificultades para adquirir nuevos vehículos. Los pocos que logran matricular «están costando al menos 5.000 euros más caros». Unos sobrecostes que las compañías están repercutiendo en el precio final de los servicios. 

Jiménez descarta que las tarifas vuelvan a ser como los prepandemia y aunque argumenta que podrán subir sobre todo en el mes de agosto no cree que el incremento vaya a ser «exagerado».

Sin embargo, el portal Check24, que compara precios de vehículos de alquiler, estima que la subida puede alcanzar el 167% en el caso de la provincia de Las Palmas y rozar el 180% en la de Santa Cruz de Tenerife. 

Conseguir un coche de alquiler en el mes de agosto puede ser misión imposible

decoration

Viendo la dificultad de encontrar precios asequibles intentando buscar el alojamiento y el transporte por separado, hay quien puede pensar que puede ahorrar optando por un paquete turístico. Pero este tipo de producto vacacional tampoco se libra de la subida este año. Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en mayo ya fueron un 6,9% más caros que doce meses atrás. 

¿A qué se debe que se hayan disparado las vacaciones? Las asociaciones de consumidores lo tienen claro. La espiral inflacionista espoleada por los altos precios de los combustibles y la alimentación es la responsable de que este verano se tenga que pagar más para poder desconectar. «Arrastramos una crisis económica desatada por estos años de pandemia y desde hace unos meses hemos entrado en una fase más aguda debido a los acontecimientos relativos a la invasión rusa», recalca Mónica Bethencourt, presidenta de la Asociación de Consumidores de Canarias-Conca. 

Una guerra que está espoleando los precios de la energía y esta a su vez los de la cesta de la compra. Raúl Alonso, responsable de la Unión de Consumidores en Santa Cruz de Tenerife, detalla que esta subida se nota también en los viajes, más aún, con una demanda al alza y la incertidumbre de cuándo llegará el final de esta situación. 

Ajustar el gasto

Pero, ¿cómo están afrontando los canarios este sobrecoste en sus vacaciones? Muchos están optando por acortar sus estancias para ajustar el gasto. «La tendencia es reducir la cantidad de noches, no renuncian a las vacaciones pero sí las adaptan», expone José Luis de la Rosa, quien también prevé que el gasto se retraiga en el destino. Menos comidas fuera del alojamiento y menos actividades de ocio para tratar de cuadrar al máximo las cuentas. 

«Es difícil escapar de esta subida de precios», reconoce Alonso, que recomienda a los consumidores «comparar precios» y optar por las opciones que se adapten más al bolsillo de cada uno, aunque advierte que estas «también se habrán encarecido respecto a años anteriores». 

Este año los canarios vuelven a elegir las Islas de forma mayoritaria para sus vacaciones

decoration

Para Mónica Bethencourt el actual escenario puede hacer que muchas familias que en principio pensaban marcharse de vacaciones finalmente no puedan hacerlo. «Otras acortarán su duración u optarán por el turismo interinsular para amortiguar el elevado coste de los billetes y alojamientos». 

A pesar del aumento de los precios, el sector turístico espera un verano de récord. «Las expectativas son incluso superar las cifras de 2019», puntualiza el gerente de la asociación de agencias de viaje, quien destaca que este año los canarios seguirán apostando por pasar sus vacaciones en las Islas. «Todavía queda un mercado cautivo que no quiere salir fuera», explica, que se une al que ha tenido que restringirse por el aumento de los precios. 

El incremento de los costes y la desesperación por poder irse de vacaciones tras dos años de pandemia hace que muchos estén a la caza de las mejores ofertas. Pero De la Rosa advierte de que ante esta situación están proliferando las estafas. «A quien esté preparando su viaje le diría que no se fíen de ofertas fantásticas porque no existen», asegura y también recomienda que se reserve cuanto antes mejor. «No hay que esperar más porque los descuentos de última hora este año no van a existir», recalca. 

Compartir el artículo

stats