Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CEOE y su Fundación | El compromiso de las empresas con la sociedad

La CEOE dibuja un otoño negro

Garamendi advierte de una inflación al alza y exige al Gobierno que vuelva a la senda del «rigor presupuestario». Rechaza firmar cláusulas de revisión salarial

Antonio Garamendi, presidente de la CEOE. LP/DLP

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, dibujó este jueves un panorama económico «difícil» y «complicado» en los próximos meses debido a la elevada inflación, la falta de «rigor presupuestario» en las cuentas públicas o la «factura» que supone el coste de las pensiones si no hay pacto político y social que las haga sostenibles. Defensor acérrimo del diálogo social, Garamendi sí aseguró de forma categórica que la patronal no va a firmar la cláusula de revisión salarial que exigen los sindicatos y negó que estén subiendo los beneficios empresariales. Aunque no cree que en España se esté produciendo la «gran dimisión» de los puestos de trabajo como en EEUU, sí reconoció que falta mano de obra para miles de empleos en diferentes sectores económicos y rechazó que el motivo sea «porque paguemos mal». Como ejemplo apuntó que faltan 5.000 conductores de guaguas.

El presidente de la patronal defiende que Canarias sea la sede de la Agencia Europea del Turismo

decoration

El dirigente empresarial alertó de que la inflación subyacente está encareciendo cada vez más los productos, de tal forma que sobre un estudio de 200 productos en enero solo 20 habían subido sus precios por encima del 4% y ahora son más 100. «Este escenario inflacionista no es coyuntural pero tenemos que trabajar para que no se convierta en estructural», advirtió Garamendi, para el cual ya es momento de volver a la ortodoxia y rigor presupuestario: «Nos guste o no nos guste hay que hacer las cosas ordenadamente», añadió.

La gran patronal no quiere que el pacto de rentas se limite solo a los salarios de las empresas privadas, sino que también aborde otras cuestiones como la subida salarial de los funcionarios o la sostenibilidad de las pensiones. La CEOE sostiene que en el primer semestre del año los beneficios empresariales han caído en 6.000 millones de euros porque las sociedades tienen que asumir los costes de la energía y otros factores que están generando un problema de solvencia en muchas pymes. Por eso Garamendi recordó que «en ningún momento nos hemos negado a subir los salarios, pero no podemos firmar cláusulas de revalorización en función del IPC porque se puede llegar al 7% de incremento salarial a final de año y convertiríamos la inflación en estructural».

La deuda pública va por el 120% del PIB y el déficit del Estado por un 7%, mientras que la «factura» de las pensiones tal y como está planteada la reforma del Gobierno supone cerca de 18.000 millones de euros anuales más. Por ello el presidente de los empresarios españoles señaló que «debemos reflexionar» y «sentarnos todos» para hablar del futuro del sistema público de pensiones y de la situación que se viene encima ante las advertencias del Banco Central Europeo (BCE) de que va a retirar la compra de la deuda pública, con lo que este escenario puede suponer para la prima de riesgo, además de la subida de los tipos de interés anunciada por Christine Lagarde. En este sentido, Garamendi hizo una férrea defensa de los organismos reguladores como el Banco de España y la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) aunque sus criterios no gusten al Gobierno.

El presidente de la CEOE intervino este jueves en el acto organizado por la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) y la Fundación CEOE bajo el título El compromiso de las empresas españolas con la sociedad junto a su presidenta, la exministra Fátima Báñez, y el presidente de la patronal de Las Palmas, Agustín Manrique de Lara. Una numerosa y selecta representación del mundo empresarial de las Islas, dirigentes de los principales partidos políticos y de organizaciones sociales y sindicales acudieron al Hotel Santa Catalina.

La CEOE avala que las Islas asuman el liderazgo del Consejo Empresarial Iberoafricano

decoration

Garamendi demostró una vez más su cercanía a Canarias y defendió que las Islas sean la sede de la Agencia Europea del Turismo. «Hay un apoyo explícito del empresariado español a que Canarias obtenga la Agencia Europea del Turismo. Creo que sería un puntazo no solo para Canarias, sino para España. Es muy importante», resumió Garamendi. También el presidente de la CEOE ha impulsado que Canarias asuma el liderazgo del Consejo Empresarial Iberoafricano con el fin de potenciar las relaciones comerciales con el continente vecino. El dirigente de la patronal puso en valor el respaldo europeo al proyecto en su calidad de vicepresidente de la patronal europea y avalado por la Organización Internacional de Empleadores (OIE). «Es un proyecto de España que va a liderar Canarias», aseguró.

Antonio Garamendi también valoró la coordinación y el trabajo conjunto de la organización empresarial con el Gobierno canario durante la pandemia del Covid. El presidente de la CEOE reconoció ante el presidente del Gobierno canario, Ángel Víctor Torres, «el trabajo bien hecho» porque Canarias cumplió con la gestión de los más de 1.000 millones de ayudas que se concedieron a las empresas canarias cumpliendo con los plazos y logrando «destopar» el límite de las cuantías de las ayudas que se entregaron a las empresas. En su opinión fue una «gestión valiente» frente a otros territorios en los que se «atragantó» la tramitación de estas subvenciones que ayudaron a muchas empresas. También en clave autonómica, el presidente de la CEOE pidió que las comunidades autónomas tengan más peso en la gestión de los fondos europeos para que se respeten los hechos diferenciales y la diversidad.

Fátima Báñez pone en valor a la Fundación CEOE

La pandemia ha servido para «redoblar» el compromiso social de las empresas a través de la Fundación CEOE, entidad presidida por la exministra Fátima Báñez, que ayer estuvo en la capital grancanaria para explicar las acciones llevadas a cabo por la fundación en los últimos años, sobre todo durante la etapa del Covid. Fomentar la libertad de empresa, colocar a las personas en el centro de las empresas y la diversidad y formación de género son algunas de las principales líneas de actuación de la Fundación CEOE. Tras la irrupción del virus y el confinamiento que padeció el país en 2020, la entidad vinculada a la CEOE desarrolló el programa Sumamos salud+economía, a través del cual se sumaron miles de empresas y se ayudó con alimentos y otras necesidades a más de 350.000 personas y se canalizó ayudas a través de más de 40 ONG. Fátima Báñez destacó acciones destinadas a la digitalización sostenible, la formación a los más vulnerables afectados por la crisis y la acogida de miles de refugiados que han llegado a España procedentes de Ucrania. La responsabilidad social de las empresas ha sido una pieza esencial en estos dos últimos años de trabajo por parte de la Fundación CEOE en coordinación con las administraciones públicas. | R.A.D.

Compartir el artículo

stats