Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Industria automovilística

El "impacto" del coche eléctrico: 3.300 bajas incentivadas de Stellantis en Italia y Francia

El grupo marca la hoja de ruta en dos de sus bastiones fabriles en la UE, con un recorte de 2.600 empleos solo en el país galo | Balaídos, de momento, no trabaja en la medida

Cadena de montaje en Stellantis Vigo. EP

Los estudios realizados tanto por parte de los sindicatos o patronales como por parte de las consultorías expertas en automoción auguran una herida en el empleo de la industria con la imposición del vehículo eléctrico, la nueva movilidad según marca tanto la Unión Europea como los distintos gobiernos de medio mundo. En el caso de España, Boston Consulting avisó en enero del riesgo de perder 29.000 trabajos; en Italia, las centrales sindicales alertaron esta semana de una cifra que ronda los 70.000, mientras que en Francia la patronal La Plateforme Automobile situó la pérdida en 100.000 empleos. De esta forma, el impacto que trae consigo la transición al vehículo eléctrico obliga a los fabricantes a tomar medidas. Y Stellantis, con factoría en Vigo, ya está marcando la hoja de ruta en dos países europeos: el grupo planea 3.300 bajas incentivadas entre Italia (700) y Francia (2.600) para reestructurar sus plantillas.

Según recogieron los medios galos el pasado martes, el grupo resultante de la fusión de PSA y FCA presentó a los sindicatos un plan para llevar a cabo 1.300 bajas voluntarias al año entre 2022 y 2023, que se sumaría a las 1.380 salidas que se produjeron de la misma manera el pasado año. “Es una política que no podemos apoyar”, criticó Jean-Pierre Mercier, del sindicato CGT.

Según recoge Le Figaro, un portavoz de la compañía trasladó que la medida se da en el “contexto marcado por la transición tecnológica”. Un motivo similar al esgrimido al otro lado de los Alpes, donde se originó FCA. El sindicato italiano Unione Italiana Lavoratori Metalmeccanici (UILM) informó que las centrales y la compañía llegaron a un acuerdo para la eliminación de 714 puestos de trabajo en las fábricas del país, donde emplea a unas 55.000 personas.

De acuerdo con lo avanzado por Reuters, Stellantis busca reducir el exceso de capacidad en la UE y adaptar la producción hacia los vehículos eléctricos. Una tendencia que se extiende a otras marcas, como por ejemplo Renault, que el pasado año también anunciado una reducción de 2.000 efectivos en Francia por el mismo motivo. Una realidad a la que tampoco escaparán las proveedoras, ya que como recordó la patronal europea Clepa (European Association of Automotive Suppliers) el impacto podría llegar a los 500.000 empleos de aquí a 2024.

En el caso de Vigo, fuentes sindicales desconocen que se esté trabajando en algo parecido para este año en la factoríahogar de superventas como las furgonetas K9 o el todocamino Peugeot 2008. Lo que sí recuerdan es que una medida similar tuvo lugar el pasado curso en Balaídos. Fue en julio, cuando la dirección un firmó un acuerdo con SIT-FSI y UGT (que representan la mayoría del comité de empresa) para jubilaciones anticipadas y extinciones y suspensiones de contrato, medidas principalmente dirigidas al colectivo de personal de oficinas.

Estudia recuperar un turno de noche en Figueruelas

La planta de Stellantis en la localidad zaragozana de Figueruelas estudia recuperar el turno de noche de la Línea 1 para mediados del mes de marzo, lo que supondría la creación de 600 nuevos puestos de trabajo. Así se lo comunicó a los trabajadores de la factoría, si bien todavía no se ha asegurado. Allí se fabrican los modelos Opel Crossland y el Citroen C3 Aircross.


Compartir el artículo

stats