Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Administración autonómica | Los ingresos tributarios en máximos

Recaudación histórica de impuestos con la inflación y el regreso del turismo

Hacienda ingresa 968 millones por los tributos del REF en lo que va de año, el 17% más que en 2019 | En cinco meses se ha cobrado más por IGIC que en todo 2011

Turistas de compras en un bazar del sur de Gran Canaria . Andrés Cruz

La inflación, la revitalización del consumo interno tras lo peor de la pandemia, el regreso en masa de los turistas y la recuperación económica engordan en extremo la recaudación de impuestos. Un incremento de los ingresos tributarios que en las Islas es a todas luces histórico. Al cierre de mayo, según los últimos datos oficiales, la Agencia Tributaria Canaria ya había recaudado por los impuestos del Régimen Económico y Fiscal (REF) cerca de 968 millones de euros. La cifra por sí sola no dice gran cosa, pero es un 55% superior a la ingresada en los mismos meses del año pasado. Es más, se trata de la suma más alta de siempre en ese período.

El Impuesto General Indirecto Canario (IGIC), que es el tributo que grava el consumo en el Archipiélago y la principal fuente de ingresos fiscales de la Comunidad Autónoma, ha dejado en lo que va de año en las arcas públicas la friolera de 867,4 millones. Son casi 112 millones de euros más de lo recaudado por el gran impuesto del REF en los cinco primeros meses de 2019. Es decir, 112 millones más que en el último año sin pandemia y sin la inflación desbocada. De momento, el Gobierno regional se ha alineado con esa parte de los economistas que defiende que una rebaja fiscal sería contraproducente porque alimentaría la inflación –hay otra parte que replica que esto no necesariamente es así y que en ningún caso se trata de un axioma–, con lo que es más que previsible que este récord histórico de recaudación tributaria se mantenga mes tras mes durante todo 2022.

Las ayudas públicas a las familias y las empresas, como los ERTE, mantienen los niveles de consumo

decoration

‘Bloque del REF’

Más allá de la política fiscal, lo cierto es que los números que maneja la Consejería de Hacienda son, para bien o para mal, extraordinarios. Los ingresos líquidos por el llamado Bloque de Financiación Canario o bloque del REF –que al margen del IGIC incluye también el Impuesto de Matriculación y el Arbitrio sobre Importaciones y Entregas de Mercancías (AIEM)– ascendían a 31 de mayo a 967,9 millones. Hay que insistir en que esta cuantía es líquida, es la cantidad resultante de restarle a la recaudación bruta las devoluciones que la Hacienda isleña haya tenido que hacer durante el período en cuestión. Es, en definitiva, el dinero que se queda en la caja del fisco autonómico. El año pasado –siempre tomando como referencia los meses de enero a mayo–, los ingresos por el bloque del REF se quedaron en 623,9 millones de euros, unos 344 millones menos que en 2022. Y en 2020, el año de la irrupción del coronavirus, de la paralización de la economía y del turismo cero, no llegaron a 585 millones, con lo que la recaudación se ha disparado hasta un 65,5% respecto de ese primer ejercicio de pandemia. Con todo, la comparación más certera es con las cifras de 2019. Aquel último año precrisis, la Agencia Tributaria Canaria cobró por los impuestos del REF unos 828,1 millones de euros, 140 millones menos que de enero a mayo del actual ejercicio, un 17% menos. En última instancia, esos 967,9 millones de euros ingresados en los cinco primeros meses del año por los tributos del fuero autonómico son así la suma más alta de la historia.

El IGIC, el principal impuesto del fuero regional, deja hasta mayo la cifra récord de 867,4 millones

decoration

¿A qué se debe esta recaudación tan extraordinaria? A tres grandes factores: a la recuperación del consumo de las familias y la inversión de las empresas una vez superada la peor fase de la pandemia, a la vuelta de los turistas y a una ola inflacionaria que crece sin parar y que dispara el coste de vida, esto es, los precios.

La evolución de los ingresos en concepto de IGIC, que es el principal responsable de este récord histórico de recaudación en el bloque del REF, evidencia cómo esos tres factores se han combinado para llenar las arcas públicas de la región hasta niveles nunca vistos.

La reducción de la economía sumergida por el mayor uso de las tarjetas en detrimento del dinero en metálico influye en la subida de ingresos

decoration

Con independencia de que el consumo esté o no en las cifras prepandemia, es innegable que este se ha recuperado sobremanera, entre otras cosas porque durante meses, los más duros de la crisis, cayó a mínimos históricos. Difícilmente podría mantenerse el consumo con los cines, bares, restaurantes y centros comerciales cerrados a cal y canto para contener el avance del coronavirus. Y no solo cayó por las menores posibilidades de gasto de las familias y de inversión de las empresas, sino también, claro, por la desaparición de los turistas, que pagan el IGIC cada vez que compran un bien o reciben un servicio durante su estancia. Además, hay que tener en cuenta que las ayudas públicas, con los ERTE en primer lugar, evitaron el desplome de la renta de los hogares y la desaparición de miles de empresas, lo que también ha contribuido a la recuperación del consumo. Todo esto, a lo que se añade la reducción de la economía sumergida propiciada por la desaparición de los pagos en metálico y el cada vez mayor uso de la tarjeta de débito o crédito, explicaría por sí solo por qué los 867,4 millones recaudados por el IGIC en lo que va de año son un 59% más que en 2021 y hasta un 66,5% más que en 2020.

Sin embargo, el tercero de los factores citados, la inflación, es el que ha dado lugar no ya a que los ingresos por el IGIC se hayan recuperado e incrementado de forma tan notable en relación con los dos años anteriores de pandemia, sino a que estén en máximos. No en vano, no es lo mismo abonar en concepto de IGIC el 7% del precio de un bien que cuesta cien euros que pagar el 7% del precio de ese mismo bien cuando la ola inflacionaria ha disparado su coste un 5, un 10 o un 15%. Por eso la inflación engorda las arcas públicas y por eso los 867 millones recaudados en lo que va de 2022 –más que en todo 2011– son la cuantía más alta de la historia en el período.

344

Millones más que en 2021

  • La Agencia Tributaria Canaria recaudó en los cinco primeros meses de este año 344 millones de euros más que entre enero y mayo de 2021, un 55,1% más.

244,7

Incremento previsto 2022

  • Los presupuestos para 2022 calculan unos ingresos por los impuestos del REF de 1.781,2 millones, 244,7 millones más de lo previsto en las cuentas iniciales para 2021.

100

Incremento ‘extra’

  • El aumento de la recaudación por el REF en lo que va de año supera en casi cien millones de euros el incremento previsto para todo 2022 respecto de los presupuestos iniciales de 2021.

El comercio sigue al alza 

Canarias registró en mayo el segundo mayor aumento de ventas en el comercio minorista del país con una subida del 10,3% en relación al mismo mes de 2021. Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el Archipiélago se sitúa sólo por detrás de Baleares (15,7%) y por delante de Extremadura. Por su parte, Principado de Asturias (-2,1%), Castilla-La Mancha (-1,6%) y País Vasco (-1,2%) presentan los mayores descensos. En el cómputo nacional la tasa de incremento se situó en el 2,8% en relación al mismo mes de 2021, tasa cinco décimas por debajo de abril. Así, las ventas se anotan dos meses consecutivos al alza después de que en marzo se desplomaran un 5,5%, la mayor caída en algo más de un año. Las ventas de alimentos en el sector bajaron un 0,7% en comparación con el mismo mes de 2021, mientras que las del resto de productos subieron un 2,3%.| EP

Compartir el artículo

stats