Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Energía

Europa importa por primera vez más gas de Estados Unidos que por gasoducto desde Rusia

Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE) el volumen que llegó en junio desde EEUU fue mayor al que entró por los tubos de Moscú | El organismo dependiente de la OCDE anticipa que los precios de referencia del gas natural en el continente seguirán altos en 2025

En junio, por primera vez en su historia, la Unión Europea importó más gas natural licuado (GNL) de Estados Unidos que gas a través de gasoducto desde Rusiasegún informó la Agencia Internacional de la Energía (AIE). "Los recientes recortes abruptos del flujo de gas natural desde Rusia a la UE provocaron que este sea el primer mes de la historia en el que la UE ha importado más gas a través de GNL de Estados Unidos que a través de gasoductos de Rusia", expresó el director ejecutivo de la organización dependiente de la OCDE, Fatih Birol, en un tuit.

Rusia envía cada año alrededor de 150.000 millones de metros cúbicos de gas a través de varias tuberías que conectan con Europa (y otros entre 14 y 18 millones de gas natural licuado en barco, según Bloomberg). Para hacerse una idea, en términos mensuales, si fuera lineal, se podría hablar de unos 12.000 o 13.000 millones de metros cúbicos al mes a través de los distintos tubos, aproximadamente. Pero esa tendencia se ha ido reduciendo hasta que en el último mes esos envíos mensuales por gasoducto han quedado por debajo de los 5.000 millones de metros cúbicos y han sido adelantados por el GNL estadounidense.

Este descenso coincide con una drástica reducción de suministro (60%) a mediados de junio a través del mayor tubo de gas del continente, el Nord Stream, que conecta con Alemania y que se suma a cortes de suministro previos de Gazprom a Bulgaria, Polonia, Finlandia, Dinamarca y Países Bajos tras el inicio de la Guerra de Ucrania. Además, el Nord Stream parará el flujo durante diez días a partir del próximo lunes por labores de mantenimiento, agravando la incertidumbre en todo el continente.

En el acumulado de los seis primeros meses de 2022 el flujo por gasoducto desde Rusia se ha reducido alrededor de un 30%, mientras las importaciones de GNL aumentaron un 60% (más de 80 millones de metros cúbicos, su nivel más alto para ese periodo) con Estados Unidos como el "mayor proveedor de GNL a Europa" con el 75% de ese suministro adicional, según se recoge en un informe publicado por la AIE este martes. Parte de este GNL de Estados Unidos llega, entre otros países a España, después de que a principios de este año el país norteamericano se convirtiera en el principal suministrador de esta materia prima, por delante de Argelia.

Perspectivas para 2022

De mantenerse esta tendencia, la organización con sede en París prevé que los flujos desde gasoductos rusos disminuyan un 45% "a menos de 80 millones de metros cúbicos" este año y que para 2025 desciendan hasta el 55%, también en comparación con los niveles de 2021. La rebaja de entrada de gas por tubo para este año se tratará de compensar --además de con un alza de la producción de Reino Unido y Noruega-- con un aumento de más del 45% de las entradas de GNL.

La reducción de las inversiones en infraestructuras a mediados de la década pasada pueden provocar que el incremento de la oferta global de GNL sea "insuficiente" para responder a toda la "demanda europea". En todo caso, añade la AIE, el parón de las importaciones desde Rusia no afectan al GNL que llega en barco desde Moscú, que se mantendrán en 2022 "con niveles por encima de los del año pasado". Si bien, el organismo con sede en Paris reconoce que todos estos pronósticos están sujeto a una "incertidumbre inusualmente grande, debido al comportamiento impredecible de Rusia".

La creciente demanda de GNL en Europa ha llevado a un mercado global excepcionalmente ajustado que ha disparado los precios de esta materia prima (la AIE califica al continente como un mercado 'premium' para el GNL). Según esta organización, la cotización del gas en el mercado holandés TFF, que sirve de referencia en Europa, este año va a sextuplicar las cifras de 2019 y en 2025 las triplicará, es decir, no se recuperarán en los próximos tres años los precios previos a la pandemia. La cotización del gas, que se había 'estabilizado' en el entorno de los 80 euros por megavatio-hora hace un mes, se ha vuelto a disparar en las últimas dos semanas hasta superar los 160 euros euros por los cortes de suministro de Gazprom a través del Nord Stream y la explosión de una planta de exportación de gas en Estados Unidos. Con todo, todavía se sitúan lejos del récord de 200 euros del pasado 7 de marzo, tras el inicio de la guerra.

Compartir el artículo

stats