Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comprar casa les sale a los canarios 6.350 euros más caro por la inflación

El precio de la vivienda encadena en las Islas cuatro trimestres consecutivos de subidas superiores al 3,5% | La firma de hipotecas se dispara a máximos del país

Una mujer mira el escaparate, lleno de ofertas, de una inmobiliaria. | | GUSTAVO SANTOS

Comprar casa en Canarias es hoy mucho más caro que en los comienzos de la oleada inflacionaria. Quienes quieran adquirir una vivienda media en las Islas –de unos 92 metros cuadrados– deberán pagar hasta 6.350 euros más que en el segundo trimestre de 2021, cuando el coste de vida empezó la escalada. La carestía de los materiales de construcción, el encarecimiento de la mano de obra –las empresas se las ven y se las desean para encontrar determinados perfiles en el Archipiélago– o la incipiente subida de los tipos de interés se van notando cada vez más en los precios de los inmuebles.

El precio medio de la vivienda encadena en la Comunidad Autónoma cinco trimestres consecutivos de incrementos. Justo desde que el fantasma de la inflación apareció en la escena económica internacional. Es más, las subidas en los cuatro últimos trimestres, desde el tercero de 2021, oscilan entre el 3,5 y el 5,4%, en todos los casos entre las más altas del país. En estos momentos, según los datos publicados ayer por la consultoría inmobiliaria Gesvalt, el metro cuadrado se paga en Canarias a una media de 1.466 euros. Su coste ha aumentado así un 4,9% en términos interanuales, es decir, en relación con aquel segundo trimestre de 2021 en el que se gestaba la ola inflacionaria. Para hacerse una idea de hasta qué punto se trata de un incremento extraordinario basta con apuntar que es el segundo más alto de toda España, solo por detrás del 6,7% registrado en Baleares. En el conjunto del país, el precio medio de las casas ha aumentado un 3,5% en el último año, un porcentaje más que considerable pero casi un punto y medio inferior al experimentado en las Islas.

Cuando comenzaron a notarse los primeros efectos de la inflación, el coste medio de la vivienda en el Archipiélago era de 1.397 euros por metro cuadrado, siempre según los datos de Gesvalt. Comprarse una casa de tamaño medio –la superficie media de los inmuebles adquiridos el año pasado en la región fue de 92 metros cuadrados– salía por 128.524 euros. Hoy esa misma casa, con el precio de cada metro en esos 1.466 euros, costaría 134.872. La subida es de 6.348 euros.

Con este notable encarecimiento, no extraña que haya resurgido el debate sobre la posibilidad de una nueva burbuja inmobiliaria. Sin embargo, lo cierto es que los precios de la vivienda, al menos de momento, se mantienen muy lejos de los máximos históricos. El mercado tocó techo en la Comunidad Autónoma allá por el tercer trimestre de 2007, solo un mes antes del estallido de la crisis de las hipotecas basura en Estados Unidos, el preludio de la Gran Recesión que duraría hasta 2014. Entonces el precio del metro cuadrado estaba en Canarias en torno a un 30% por encima de las cifras actuales, lo que da una idea del diámetro que alcanzó la burbuja inmobiliaria y de lo lejos que aún está el mercado de aquellos números. Eso sí, hay que puntualizar que el repunte propiciado por la inflación deja los precios en niveles desconocidos en la última década.

El factor extranjero

El mayor coste de las casas no se traduce en las Islas en una contracción del mercado. Más bien al contrario. Las compraventas de viviendas aumentaron el último trimestre casi un 37% con relación al mismo período de 2021. De nuevo es el segundo mayor porcentaje del país, y de nuevo tras Baleares –61,5%–. El hecho de que sean los dos archipiélagos y los dos territorios más dependientes de la industria turística los que lideran el alza de las compraventas tiene relación directa con su atractivo para los extranjeros. Ambas regiones son también las que registran los mayores porcentajes de adquisiciones de casas por foráneos y de alza de las hipotecas. De las 7.961 compraventas firmadas entre enero y marzo en Canarias –aún no hay datos oficiales del segundo trimestre de 2022–, prácticamente un 38% –38 de cada cien y casi cuatro de cada diez– fue suscrito por extranjeros.

Canarias es una de las seis autonomías, junto con Baleares, Madrid, País Vasco, Cantabria y Cataluña, donde el precio del metro cuadrado de las casas supera los 1.400 euros. La media nacional es de 1.474 euros, y solo en dos regiones –Castilla-La Mancha y Extremadura– es inferior a mil euros.

Compartir el artículo

stats