Suscríbete

La Provincia - Diario de Las Palmas

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sector primario | Crisis por el alza de las materias primas

Los ganaderos canarios advierten a los políticos que están «en caída libre»

Los productores recalcan en el Parlamento regional que si no se toman medidas en un año la mitad de las explotaciones del Archipiélago habrá desaparecido

El presidente de Agate, Manuel Expósito, saluda al director general del Grupo Capisa, Samuel Marrero, antes de la comisión. Efe

La ganadería en Canarias está en el momento más oscuro de su historia y mientras otros han iniciado su recuperación ellos se encuentran «en caída libre». En esto coincidieron los tres representantes de asociaciones del sector que comparecieron ayer en el Parlamento regional para trasladar a los diputados la situación que atraviesa la actividad, ahogada por los sobrecostes provocados por el alza del precio de la energía y del pienso con el que alimentan a sus animales. Aseguran que el escenario es tan desesperado que si no se toman medidas la mitad de las explotaciones ganaderas del Archipiélago habrán desaparecido en tan solo un año.

«Esto va a ir a peor, estamos pidiendo ayuda a gritos y no se nos está escuchando»

Omar Viña - Industria láctea

decoration

Así lo señaló Omar Viña, vicepresidente de la Asociación de Ganadería e Industrias Lácteas de Canarias, quien destacó que el sector se encuentra en una crisis «sin precedentes», en la que los productores se están teniendo que enfrentar a sobrecostes de más del 60%. Y señaló que todo parece apuntar «que va a ir a peor» por lo que urgió a los representantes de los diferentes grupos políticos a poner en marcha iniciativas para paliar la situación. «Estamos pidiendo ayuda a gritos y no se nos está escuchando», lamentó.

Las malas cifras en la ganadería canaria no son algo nuevo. Según los datos aportados ayer por las asociaciones, ha perdido un 25% de las explotaciones en dos décadas y ha sufrido también una caída en el número de cabezas de ganado. A esto, ahora se han unido las consecuencias económicas de la guerra en Ucrania, que no solo ha disparado el coste de la electricidad o los combustibles que necesitan las granjas para funcionar, sino que también ha puesto por las nubes el precio de los cereales. Materia prima con la que se fabrican los piensos que luego sirven para alimentar a los animales y que supone la mayor parte de los costes de producción de cualquier explotación. Unos sobrecostes que están teniendo que afrontar sin poder repercutirlos, al menos por completo, en el precio de la leche, la carne o los quesos que elaboran.

«Los fabricantes de pienso no somos el enemigo, nos interesa un sector fuerte»

Samuel Marrero - Capisa

decoration

Hace meses que el sector lanzó un grito de socorro ante una situación que está obligando a los ganaderos a sacrificar más cabezas de ganado ante la imposibilidad de hacer frente a su alimentación. Según Viña, el número de vacunos sacrificados en el primer semestre de este año en los mataderos de Canarias es un 20% superior al del año pasado. En el caso de las ovejas se ha incrementado un 35% y entre enero y junio se han sacrificado un 30% más de ganado caprino que en ese mismo periodo de 2021. «Estas cifras van a aumentar a medida que se agudice la crisis si no encontramos una solución», advirtió y aseguró que será difícil recuperar la cabaña ganadera perdida.

El escenario que se dibujó meses atrás era tan terrible que la Consejería de Agricultura del Gobierno de Canarias activó ayudas adicionales para tratar de compensar a los productores los sobrecostes. Una nueva línea de subvenciones dotada con ocho millones de euros y una modificación del Régimen Específico de Abastecimiento. Además, de forzar a la industria a incrementar el precio que paga por el litro de leche. Una crisis que incluso se ha llevado por delante al anterior director general de Ganadería, Taishet Fuentes, que fue cesado para tratar de reconducir la situación.

«Las cadenas de supermercados o ponen ellos el precio o te expulsan de sus lineales»

Manuel Expósito - Agate

decoration

Pero nada de esto ha sido suficiente para mejorar la rentabilidad de las explotaciones. «Las ayudas que están llegando son bien recibidas pero no cubren los aumentos que tenemos», sentenció Viña, quien puso como ejemplo una explotación de 420 animales, que ha recibido este año 16.500 euros en ayudas, pero ha experimentado un incremento de sus costes de producción de 48.000 euros. «¿De dónde saca el dinero un ganadero pequeño para pagar esta diferencia», se preguntó.

Para Samuel del Rosario Marrero, director general del grupo Capisa –empresa líder en la fabricación de piensos en Canarias– a los problemas estructurales que ha tenido la ganadería en el Archipiélago se suman ahora los coyunturales derivados de la escalada inflacionista. Quiso subrayar que «los fabricantes de pienso no somos el enemigo» ya que aseguró que no existe un sector con mayor interés en que la ganadería sea fuerte y rentable y descartó que exista un monopolio en las Islas.

Recalcó que en lo que se refiere al REA su dotación ha sido «defectuosa» ya que a su juicio no está cumpliendo con uno de sus objetivos principales: que la lejanía e insularidad del Archipiélago no afecte a los ganaderos y el resto de los ciudadanos. Marrero sostuvo que algunas ayudas se están utilizando de manera «perversa» y que se debe dejar de «favorecer la competencia desleal» y «limitar las importaciones», subrayando que «cada vez se produce menos porque se importa más».

«Queremos pedir al Parlamento que actúe para revertir esta situación», eso sí solicitó que se debe actuar «de manera diferente» porque hace 20 años que se debaten las mismas cuestiones.

El presidente de Agate, Manuel Expósito, saluda al director general del Grupo Capisa, Samuel Marrero, antes de la comisión.

decoration

«Las cadenas de supermercados o ponen el precio o te expulsan de sus lineales». Con esta frase resumió Manuel Expósito, presidente de la Asociación de Ganaderos de Tenerife (Agate) los problemas que tienen los productores para trasladar los sobrecostes al precio de la leche o la carne que venden. Aseguró que son las grandes distribuidoras las que ponen techo a lo que se paga, obligando a los productores a sacrificar sus márgenes comerciales para que ellas puedan mantener los suyos intactos. Además, criticó que haya grandes distribuidores que no cuenten entre su oferta con ningún queso tinerfeño algo que aseguró a medio plazo «pone en riesgo» al producto local.

El sector considera insuficientes las ayudas que han recibido por los sobrecostes

decoration

Durante su comparecencia, Expósito también pidió a otros sectores como el turístico, que se encuentra ya en vías de recuperación, que se «solidarice» con los ganaderos isleños, ya que recordó que apenas consumen un 1% de la producción canaria. El presidente de Agate recalcó que estas empresas han recibido multitud de ayudas para capear la crisis provocada por el coronavirus y propuso que se debe vincular la percepción de este tipo de subvenciones a la obligación de surtirse de un «10 o un 15% de productos locales». 

Compartir el artículo

stats